Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Preparan 40 estrenos mexicanos
Este año llegarán cintas nacionales que han recibido importantes premios.
08/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
LONDRES (UNIV)._ Cerca de 40 estrenos nacionales, algunos de ellos con premios mundiales a cuestas, más el rodaje de al menos otro tanto de cintas, es parte de lo que espera la cinematografía mexicana para este 2008.
Lo no tan positivo es que se visualiza el probable retiro de empresas para apoyar producciones vía el artículo 226 del ISR, y unos fondos gubernamentales (Fidecine y Foprocine) con menos dinero que el año pasado.
Es, dirían algunos, el eterno problema del cine nacional: no puede ser considerado aún industria, pero ya hay visos de que podría serlo.

Lo bueno
El año arrancará con un primer trimestre cargando de una decena de estrenos, de acuerdo con datos proporcionados por distribuidores.
Enero tiene el día 18 a Llamando a un ángel, cinta ganadora del Premio del Público en el Festival de Guadalajara 2006, en donde una llamada telefónica detona todo un desastre.
Una semana después llegará Más que a nada en el mundo, un drama donde se ve a través de los ojos de una niña la vida de su madre deseosa de encontrar el amor de nueva cuenta.
Este mes también contempla a El Orfanato, cinta española en la cual el tapatío Guillermo del Toro (El laberinto del fauno) fue productor.
Febrero tiene en fila cuatro lanzamientos: Párpados azules, de Ernesto Contreras; El viaje de la Nonna, ópera prima de Sebastián Silva, y Cobrador, que representa el retorno al cine de Paul Leduc (Frida, naturaleza viva).
Destaca La zona, de Rodrigo Plá, cinta ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia.
La cinta narra la historia de una unidad residencial que toma la justicia en sus propias manos.
Para marzo se espera el lanzamiento de Casi divas, la nueva cinta de Issa López (Efectos secundarios); Pamela por amor, que marca el debut cinematográfico de Federica, la ex Kabah, y La misma luna, ópera prima de Patricia Riggen, ganadora del Óscar Estudiantil.
El resto de títulos, a lo largo del año, son Cosas insignificantes (mayo), Arráncame la vida (julio) y Bajo la sal (agosto).
Sin fecha precisa destacan Déficit, ópera prima de Gael García Bernal; Rudo y cursi, protagonizada por los charolastras Gael y Diego Luna, y Satanás, con Damián Alcázar.
También en fila están las animaciones Sabel, redention y El agente 00-P2, las ficciones Cochochi, Partes usadas, Familia Tortuga, La sangre iluminada, Violanchelo, El último justo y Desierto adentro.
No pueden olvidarse La vida inmune y Todos los días son tuyos, producciones del CUEC; Año uña, de Jonás Cuarón; Volverte a ver, con Alfonso Herrera, y Todos hemos pecado.

La lucha sigue
El Foprocine y el Fidecine, fondos gubernamentales para apoyar cintas de autor y comerciales, respectivamente, comenzarán el año con 20 millones de pesos cada uno.
Esto implicaría el no apoyo a unos seis proyectos cinematográficos y unos 600 empleos menos para la industria, tomando como referencia que cada proyecto solicita, en promedio, 7 millones de pesos.
Pero Marina Stavenhagen confía en que lo expresado en la Ley de Egreso de la Federación cambie, con una reasignación de recursos.
Por otro lado, y aunque el artículo 226 del ISR se mantiene como tal, es probable que algunas empresas tengan que sumarse al Impuesto Empresarial a Tasa Única.

EL APOYO
El artículo 226 permite a cualquier persona destinar 10 por ciento de ese impuesto a la producción, aunque se ha dado a conocer que en tres años el apoyo podría desaparecer.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades