Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Presionará G7 a Trump para que levante los aranceles al acero
Mientras el Presidente de EU, Donald Trump, manifiesta poco interés en el multilateralismo, líderes de los países más ricos del mundo están decididos a formar su propio grupo si es necesario; temen que los gravámenes desaten una guerra comercial
Noroeste / Redacción
08/06/2018 | 6:24 PM
Compartida 5 veces
Marcar como favorita

Los líderes del Grupo de los Siete países más ricos del mundo han decidido unir fuerzas. Los presidentes presionarán este viernes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que levante gravámenes al acero y aluminio porque temen, coinciden, en que esa medida pueda desatar una guerra comercial.

Trump, cuyos colaboradores dicen que tiene poco interés en el multilateralismo, reanudó su diatriba contra Canadá hoy por la mañana y parecía preparado para retirarse antes de las conversaciones sin un acuerdo consensuado entre los siete países que forman parte del Grupo de los 7, informa Expansión en su portal.

"Esperando arreglar Acuerdos Comerciales injustos con los países del G-7. Si eso no pasa, salimos aún mejor!", publicó Trump en Twitter antes de su planeada salida de Washington a Quebec.

Funcionarios admitieron que probablemente el clima sea excepcionalmente tenso. "Habrá algunos desacuerdos graves sobre muchas cosas", declaró un funcionario canadiense a periodistas a última hora del jueves.

Aunque Trump argumenta que los aranceles son necesarios para proteger a la industria de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea los han denunciado como ilegales y están preparando medidas de represalia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió ayer a Trump en un inusual reproche que los otros seis miembros del G-7 podrían formar su propio grupo si fuera necesario y agregó que "ningún líder es para siempre".

La primera ministra británica, Theresa May, adoptó un tono más medido, al decir a periodistas que quiere que la Unión Europea sea moderada en su respuesta a los aranceles.

Trump no mostró señales de retroceder en su posición este viernes, después de acusar más temprano a Francia y a Canadá de imponer enormes aranceles a los bienes estadounidenses, y luego acusó al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, de "estar indignado".

En respuesta, el funcionario canadiense respondió que "el primer ministro y el presidente tienen conversaciones muy francas, directas, espontáneas y honestas". Trudeau y Trump tienen previsto reunirse este viernes "y tendrán mucho de qué hablar", agregó.

La Casa Blanca anunció luego que el presidente se retirará mañana sábado, antes de que la cumbre termine formalmente, para volar a Singapur para reunirse con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

Aunque los líderes del G-7 han elogiado mayormente a Trump por sus esfuerzos por estabilizar la península coreana, no están de acuerdo con su decisión de retirarse de un acuerdo para limitar las ambiciones nucleares de Irán.

Las diferencias amenazan con desbaratar una reunión que Trudeau había planeado enfocar en crecimiento, igualdad de género y protección de los océanos.

El funcionario canadiense dijo que Trudeau seguía optimista de que la cumbre pudiera ayudar a encontrar soluciones comunes a temas como el crecimiento y el cuidado del medio ambiente.

En Alemania, funcionarios de alto nivel llamaron a Europa a permanecer unida ante las crecientes tensiones comerciales con Estados Unidos, incluso cuando sostienen que Washington sigue siendo su socio más cercano fuera del continente.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades