Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Profepa clausura predio en Imala por cambiar uso de suelo forestal sin autorización
Cerca de la tercera parte fue afectada por remover vegetación; y se aseguraron 480 kilógramos de carbón vegetal al no acreditar su legal procedencia
Noroeste / Redacción
16/03/2019 | 4:46 PM
Marcar como favorita
Foto: Internet

CULIACÁN._ Un predio de 11 mil 445 metros cuadrados fue clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por llevar a cabo actividades de cambio de uso de suelo en terrenos forestales y por el aprovechamiento forestal sin permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El terreno se localiza en la sindicatura de Imala, del municipio de Culiacán, a donde inspectores de la Procuraduría acudieron a realizar una verificación. Finalmente, determinaron que una superficie de 2 mil 795 metros cuadrados fue afectada por la remoción de vegetación forestal de selva baja caducifolia y cambio de uso de suelo en terrenos forestales, informó la dependencia en un comunicado.

El aprovechamiento forestal sin autorización ambiental se presentó en un área de 8 mil 650 metros cuadrados, que se utilizaba para la transformación y elaboración ilegal de carbón vegetal.

Además, se encontraron 20 costales con un total de 480 kilogramos de carbón, agrega la información.

La Semarnat argumentó que el llevar a cabo el desmonte y aprovechamiento de especies forestales sin autorización o estudio técnico justificativo evaluado por la autoridad, con medidas de mitigación y compensación, puede propiciar la alteración de factores bióticos y abióticos, así como la migración de la fauna silvestre, la sucesión vegetativa, la afectación de la recarga de mantos acuíferos y la pérdida de suelo a través de los procesos de erosión.

Las especies forestales que fueron afectadas son conocidas como mauto, vinolo, cucharo, nanchi, palo colorado, cardón, amapa, brasil, huizache, jumay, pipima y guásima, entre otras.

Por lo anterior, y con fundamento en el artículo 170, fracciones I y II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, se impuso como medidas de seguridad la clausura total temporal de las actividades desarrolladas en el predio y el aseguramiento precautorio de 480 kilógramos de carbón vegetal.

“Los presuntos responsables podrán hacerse acreedores a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente, de conformidad con lo señalado en el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable”, advierte la Profepa en la comunicación oficial.

Pero de manera adicional, los responsables pueden ser obligados a llevar a cabo las actividades de restauración necesarias y en su caso al decomiso de las materias primas y productos forestales asegurados, independientemente de las sanciones penales que resulten.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades