Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Propone especialista cambio de paradigma en políticas para la violencia en Sinaloa
Para resolver un problema social en este mundo contemporáneo, es necesario entender que cada solución traerá nuevas problemáticas que se tienen que estar atendiendo constantemente, consideró el sociólogo Simón Tavera
Heriberto Giusti Angulo
14/06/2019 | 12:39 AM
Marcar como favorita
Foto: Roberto Armenta

MÉXICO._ Los escuetos resultados obtenidos en el ámbito de seguridad pública, en Sinaloa, deberían de ser el detonante para pensar y ejecutar una política social más “integral”, consideró el antropólogo y psicoanalista Simón Tavera Romero.

Como parte del 'Informe de Paz' del mes de mayo en Culiacán, el también director operativo de la Federación Mexicana de Comunidades Terapéuticas impartió la charla titulada 'La prevención comunitaria, un cambio de paradigma'.

“Me queda claro que, aunque se ha trabajado mucho en seguridad pública, los niveles de violencia no han bajado, y los costos sociales y económicos son demasiados”, reflexionó.

“Las intervenciones tienen que ser integrales. Hay que trabajar con familias, hay que trabajar con personas que consumen sustancias, también hay que trabajar la violencia y también hay que trabajar con los niños. Entonces, hay que ver a las comunidades como un sistema, donde todos los problemas están interrelacionados”.

Tavera Romero invitó a trascender la lógica lineal cuando se analiza un problema, y admitió que dada la complejidad de este mundo contemporáneo, cada solución planteada genera a su vez una serie de nuevos problemas.

“Los procesos de intervención no son lineales. Como ustedes vieron, la curva de incidencia delictiva sube y baja. Aunque hagamos un buen trabajo, después podemos encontrarnos con una reacción de la comunidad que tiende a incrementar el número de delitos como reacción a la intervención”, explicó.

“Por ejemplo, cuando se promueven los Derechos Humanos para las mujeres víctimas de violencia, casi siempre encontramos una reacción machista, principalmente cuando son radios comunitarias las que están promoviendo estos derechos. Entonces, no quiere decir que porque promovamos los derechos de las mujeres víctimas ya terminamos con el problema.

Dijo que lo mismo ocurre con el consumo de sustancias.

"Cuando una persona de un grupo de pares se rehabilita, luego no es bien visto por el grupo. Entonces, eso genera una reacción de rechazo de grupo, y con eso hay que trabajar también después de que una persona se rehabilite. Y hasta con la familia: cuando una persona sale del tratamiento, la familia comienza a mirarlo con desconfianza constantemente, para ver cuándo vuelve otra vez a hacer de las suyas. Y eso no saben qué poder tiene: es lo más efectivo para construir la reincidencia en el consumo”, aseguró.

El especialista en trabajos sociales abundó en el tema de las adicciones y mencionó algunas cifras que ayudan a entender el fenómeno.

“Volteemos a ver este dato: a los centros de tratamiento solamente va el 15 por ciento del total de personas que cumplen estos criterios de dependencia; el 85 por ciento nunca pisa un centro de tratamiento, y son el factor principal de reproducción cultural del consumo”, sostuvo.

“Después, de los que van a tratamiento, solamente una cuarta parte lo termina. Y de esa cuarta parte que lo termina, el 50 por ciento reincide en el consumo; es decir, los esfuerzos que estamos haciendo para rehabilitar a las personas son muy, muy bajos”.

 

Tropicalización y continuidad, las claves

Simón Tavera indicó también que para que un programa de intervención social sea exitoso, debe de ser constante y no un esfuerzo momentáneo; además, estas acciones deben de ser “tropicalizables” a las regiones particulares donde se llevarán a cabo.

“Si nosotros ponemos como foco de intervención a una comunidad, tenemos que conocer todas esas problemáticas, todos esos factores de riesgo, y hacer intervenciones integrales. Cuando solamente intervenimos con un solo problema, no va a suceder nada en esa comunidad. La dinámica social se va a mantener, va a tener una fuerza homeostática que va a impedir que haya cambios en las condiciones de vida, y mucho menos que se incrementen las posibilidades de desarrollo”, explicó.

“La manera de incidir en la curva delictiva es teniendo buenos programas de intervención comunitaria. ¿Qué características tienen que tener estos programas? En primer lugar, tienen que ser programas que surgen de la situación de la localidad: no es posible que mantengamos programas que están construidos para todo el país, pero que no se adecúan a las condiciones de cada comunidad”.

Actualmente, abundó, los programas sociales de México tienen que batallar con una lenta burocracia legal para autorizar y destinar el recurso, lo cual desemboca en unos resultados también muy lentos.

“Si nosotros requerimos acciones persistentes en el tiempo, hay un elemento que tenemos que revisar y dialogar con el municipio, el estado y la federación. No es posible que los programas sociales funcionen tres o cuatro meses al año, en función del ejercicio fiscal”, criticó.

“Yo creo que se tiene que hacer una excepción para que ciertos conceptos del gasto público sean continuos, que nunca paren, y uno de ellos son los programas sociales”, propuso.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades