Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
CARNAVAL DE MAZATLÁN 2020
Quieren hacer historia en el Carnaval de Mazatlán 2020
Además de su belleza y el sueño de llegar a ser Reina del Carnaval, estas tres mazatlecas comparten la opinión de que para obtener el título es preciso tener preparación y valores
Héctor Guardado
20/11/2019
Marcar como favorita
Foto: Adán Valdovines

Mazatlán._En Mazatlán, el pasar de los años se cuenta por carnavales y en miras a la celebración del Carnaval Internacional de Mazatlán 2020, Somos América: Pasión, Alegría y Esperanza, hay quienes ya cuentan los días para saber quiénes serán sus próximas majestades y no solo eso, hay algunas personas que con ahínco y pasión se preparan cada día para buscar una de las coronas.

Dioscelyn Medina, Abril Flores y Judith Bibiriesca han puesto su mirada en la corona de Reina del Carnaval y no es algo que se les ocurrió de un día para otro, sino que se trata de un sueño acariciado por mucho tiempo, incluso, desde la infancia. Tampoco se trata de algo que están haciendo por pasatiempo, al contrario, es una meta por la que trabajan todos los días.

Las pasiones y sueños de estas tres jóvenes mazatlecas fueron compartidas de viva voz con Noroeste y hoy sus lectores pueden conocer un poco más de ellas, que han tenido el valor de querer sumarse a la historia porteña, que del 20 al 25 de febrero del próximo año vivirá un capítulo más.

 

DIOSCELYN MEDINA VALDEZ

Una mujer del mar que sueña reinar en tierra

Cuando todos los amigos y familiares de Dioscelyn Medina Valdez pensaban que ella no podía tener ni un minuto libre al día, al ser estudiante de la Escuela Náutica Mercante de Mazatlán, una ocupación por sí sola extenuante, debido al régimen semi militarizado y extenso programa curricular de sus carreras, esta bella mazatleca dio el paso que ninguna otra mujer en su familia se había atrevido a dar: ser candidata a Reina del Carnaval de Mazatlán.

“Estamos trabajando al triple para salir adelante con este reto. Por un lado la Escuela Náutica es muy demandante por todas sus materias, con un horario bien establecido de estudio y actividades para toda la semana, por otro, el ser candidata te puede llevar todo el día, pero, para mi fortuna cuento con el apoyo de mi Comandante, de la directiva de mi escuela, incluso, de Fidena, todos me alientan a seguir mi sueño de ser Reina del Carnaval”, expuso la joven náutica.

La futura Piloto Naval expresó que buscar la corona de la máxima fiesta porteña es un sueño acariciado desde la infancia y el cual se animó a buscar gracias a comentarios de sus seres queridos, así como el apoyo que está recibiendo de sus amigos y la comunidad escolar, donde al saber sus inquietudes le conceden todas las facilidades para atender los compromisos propios de la candidatura.

“Este año, la comunidad marítima trabaja bajo el lema Empoderando a la mujer en el sector marítimo. Yo quiero ser un ejemplo para las mujeres que están buscando su realización en el estudio, que si tienen un sueño se atrevan a realizarlo, que se vean en mí y como yo, se esfuercen para hacerlo realidad, porque todo es posible con esfuerzo, disciplina y dedicación”, expresó.

Sin experiencia previa en pasarelas o concursos de belleza, Dioscelyn ahora está aprendiendo sobre modelaje y oratoria, porque ella sabe que la preparación es la base del éxito, ella lo comprobó, fue aceptada en la Escuela Náutica; pero lo más bello fue darse cuenta del gran afecto que su familia le tiene, al ser parte de la porra negro con dorado.

“Toda la familia me está dando su apoyo incondicional en todas las actividades que estoy realizando. Y cuando digo toda mi familia, es toda, incluso quienes viven en Estados Unidos, claro, muy en especial mi mamá y mi hermano, Polo, que me ayudan con todo y me dedican su tiempo”, destacó.

Ahora que está en medio de la contienda, Dioscelyn se da cuenta de lo difícil que puede ser ver las cualidades y habilidades propias, cuando están participando jóvenes con muchos atributos, pero si se tiene una formación en valores y alta autoestima, todo esto en suma da la confianza para seguir adelante.

“Me considero una mujer sencilla, humilde y alegre, que le gusta convivir con los demás y creo que tengo la capacidad de representar a Mazatlán a donde quiera que yo vaya, con aptitudes necesarias para representar la belleza, la inteligencia y la fuerza de la mujer mazatleca”, abundó la porteña.

La noche de elección de reinas es una fecha que le emociona a Dioscelyn, quien sabe que al ser la primera estudiante de la Escuela Náutica en participar en el concurso a Reina del Carnaval está haciendo historia y abriendo la brecha para que otras jóvenes también se atrevan a buscar reinar en la gran fiesta de Mazatlán.

Dioscelyn Medina Valdez

Edad: 21 años

Ocupación: estudiante del quinto semestre de la Licenciatura en Piloto Naval en la Escuela Náutica Mercante de Mazatlán

Padres: María Luisa Valdez y José Alberto Medina

Hermanos: Teresita y Leopoldo “Pelón” Medina

Pasatiempo: Nadar, jugar voleibol, viajar y convivir con sus amigos

Color de la porra: negro con dorado

 

DULCE ABRIL FLORES MALDONADO

Se ha preparado para buscar la corona

Para Dulce Abril Flores, participar en la contienda para elegir a las dos soberanas del Carnaval era un reto para el que se tenía que preparar a fondo antes de iniciarlo, por eso postergó su participación hasta este año.

“(Ser candidata) lo he tenido en mente desde hace varios años, pero sabía que me tenía que preparar; estudiaba y trabajaba y me daba cuenta que no podía hacer las dos cosas y además participar en la gran fiesta de Mazatlán. Cuando me gradué, decidí que era el momento de participar”, comparte.

De hecho, actualmente cuenta con todo un plan de trabajo, cada día, para su preparación como candidata, ya que al igual que ella hay otras 11 chicas que buscan ser la Reina del Carnaval 2020.

“Dedico un par de horas a mi preparación, tomo clases de dicción, seguridad frente al público, pasarela y hago ejercicios para mantenerme saludable, en forma y tonificada, estoy estudiando la historia del Carnaval, me parece muy importante saber a fondo lo que ha sido esta fiesta tan importante para la ciudad en la que vivo”, expone.

La Licenciada en Turismo asegura que, como todos los mazatlecos, le tiene un profundo amor a la fiesta que en el 2020 cumplirá 122 años de celebrarse y unir a toda una región.

“Soy una mujer que no es nada complicada, auténtica, le tengo mucho amor al Carnaval, igual que todos los que nacimos en este puerto, es difícil que las personas de otros lugares puedan entender por qué nos apasiona tanto esta fiesta, es algo muy de los patasaladas, pero es eso lo que le ha dado la fortaleza de sobrevivir más de 120 años y con una fuerza a prueba de cualquier contratiempo”, señala.

En su familia, Abril es la primera en participar por una corona de la fiesta, por lo que todos andan muy emocionados y apoyándola en su preparación.

“Me estoy preparando para obtener una corona la Reina del Carnaval debe tener los pies sobre la tierra, debe interactuar con el pueblo, estar cerca de la gente”, asegura.

La Reina de las carnestolendas que se quedó grabada en la memoria de Dulce Abril, la que más recuerda es Blanca Herrera, que obtuvo la corona de Reina de los Juegos Florales en el 2016 y en el año 2006 fue Reina Infantil de la Poesía del Carnaval de Mazatlán.

“La conozco personalmente y se le nota el amor que le tiene al Carnaval. Me gustaría que me recordaran como una Reina que fue portadora de voz de la gente de Mazatlán”.

Dulce Abril Flores Maldonado

Edad: 23 años

Ocupación: Licenciada en Turismo

Padres: Marielos Maldonado y Adolfo Flores

Hermanos: Evelyn y Martell

Pasatiempo: asistir al gimnasio

Color de porra: Amarillo

 

JUDITH VIVIANA BIBRIESCA MARTÍNEZ

‘Aterriza’ sus ideas y desea ser reina

Motivada por su familia para entrarle a la contienda carnavalera en este año, Judith Viviana Bibriesca Martínez es una joven mazatleca que se distingue por su iniciativa e inteligencia, su diligencia y carisma. Con dos carreras, la de licenciada en Finanzas y Sobrecargo de Aviación, también es empresaria, no obstante, como buena patasalada, en su corazón alberga el sueño de ser Reina del Carnaval, al igual que en 1983 lo fue su tía María Teresa Valdez.

“Los estudios y el trabajo no me habían permitido darme el tiempo para participar, pero cuando regresé de Ciudad de México, luego de una temporada trabajando allá, literalmente aterricé mis ideas, valoré mis opciones y vi que era el momento justo para buscar una de las coronas del Carnaval”, comenta.

En esta nueva aventura, emprendida hace un par de meses, Judith se ha dado cuenta de lo rica que es la historia de Mazatlán y la del Carnaval, y más le atrae ser parte de ellas.

“Es todo un reto, se requiere de esfuerzo, disciplina, preparación, responsabilidad y tiempo, mucho tiempo, yo creo que para llegar a ser Reina del Carnaval necesitas tener mucho amor a lo que haces, en lo personal me estoy enfocando a los puntos importantes: pasarela, dicción, imagen y, sobre todo, emocionalmente para los resultados”, expresa.

La joven empresaria destaca que gane o no una de las dos coronas principales, ella se considera una mujer ganadora por haber superado el primer reto: atreverse a ser candidata, además de ser poseedora de grandes atributos que le harían una digna reina mazatleca: es responsable, disciplinada, con claridad de ideas, perseverancia y un gran orgullo de ser de Mazatlán.

“Este proceso ha sido muy bonito para toda mi familia, ya que todos recuerdan cuando mi tía María Teresa Valdez fue Reina del Carnaval en 1983 y ahora ver que en esta nueva generación también hay quien quiere ser parte de esta tradición, porque después de ella nadie más se había animado”, comenta.

De llegar a ganar alguna de las dos coronas, Judith se visualiza como una reina que promoverá que Mazatlán trascienda a nuevos horizontes, ya que si bien en estos momentos como destino turístico se vive un momento muy bueno, todavía falta mucho por hacer para crecer y posicionarse de mejor manera a nivel internacional.

“Me gustaría que Mazatlán se conociera más internacionalmente, Carnaval es un magno evento que se puede aprovechar aún más, abarca muchos aspectos, tiene cultura y arte, elementos que son muy atractivos para el turismo, además de la gastronomía y sus atractivos”, considera, partiendo de su experiencia de trabajo en una aerolínea, donde conoció muchos lugares.

De hecho, haber estado fuera de Mazatlán por un tiempo es lo que ahora le permite valorar más todo lo que es y lo que tiene, y si antes fue su amor por la familia lo que la hizo regresar al puerto, ahora es su potencial y riqueza lo que fortalece su amor por la tierra que la vio hacer hace ya 24 años.

Judith Viviana Bibriesca Martínez

Edad: 24 años

Ocupación: Empresaria, Sobrecargo de Aviación y licenciada en Finanzas

Padres: María de Lourdes Martínez Segobia y Daniel Bibriesca Valdez

Hermanos: Daniel Enrique y Kathia Maleni

Pasatiempo: Escuchar música, hacer ejercicio, ir al cine, convivir con la familia y salir con los amigos

Color de la porra: Azul rey

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades