Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Desplazados de Concordia
Regresa 70% de familias a comunidades serranas
Vuelven sin garantías de seguridad, señala Arturo Lizárraga Hernández, activista y académico especializado en temas de migración
Sibely Cañedo
26/01/2018
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

MAZATLÁN._ Alrededor del 70 por ciento de los desplazados de la sierra de Concordia han regresado a sus comunidades, pero es difícil que se trate de un retorno definitivo debido a la falta de garantías de seguridad, advirtió Arturo Lizárraga Hernández, activista y académico especializado en temas de migración.

Para las más de 300 familias que huyeron de la violencia, suscitada en comunidades de La Petaca, Chirimollos, Santa Lucía, Santa Rita, Potrerillos, Pánuco, Copala y otras más, persiste la zozobra y el miedo de que los hechos violentos puedan dispararse, como hace aproximadamente seis meses cuando en distintos episodios vivieron éxodos forzados colectivos.

Lizárraga Hernández, quien coordina un esfuerzo ciudadano para ayudar a las personas en situación de desplazamiento, recordó que un hecho reciente ha detonado de nuevo el miedo.

Se trata del asesinato de un joven repartidor de cerveza ocurrido a principios de 2018, cuando fue interceptado por un grupo armado a la altura de Potrerillos.

“Era un persona muy apreciada por la comunidad, desgraciadamente este tipo de situaciones son las que vuelven a despertar el miedo, de hecho, algunas familias que pensaban retornar detuvieron sus planes y otras que ya habían regresado a los pueblo volvieron a desplazarse a Mazatlán”, lamentó.

Según testimonios de algunos afectados, la base militar que se encontraba en Santa Rita se quedó sólo hasta el mes de noviembre y hasta el momento no ha regresado a sus operaciones, siendo este otro elemento que abona a la desconfianza de los pobladores.

“Entre septiembre y octubre del año pasado, todavía se observaban pueblos fantasmas; sin embargo, a medida que las autoridades municipales estuvieron diciendo que la violencia ya se había controlado o inclusive ya había desaparecido, alguna gente comenzó a agarrar confianza y se regresaron”, explicó Lizárraga Hernández.

Sin embargo, alertó de que la problemática continúa y existen urgentes necesidades tanto en la sierra como en la ciudad de Mazatlán y la sindicatura de Villa Unión, donde parte de las personas desplazadas se han reasentado.

En la localidad de Lomas de Monterrey, del municipio de Mazatlán, se han detectado al menos siete familias extensas desplazadas provenientes del municipio de Rosario, que carecen de atención de las autoridades y no aparecen en ningún registro, resaltó el investigador.

 

ALGUNOS PUNTOS DE ATENCIÓN

n Villa Unión:

- Lomas de Monterrey

- Colonia 7 de Abril

- Colonia Agustina Ramírez

n Mazatlán:

- Asentamiento San Antonio

- El Castillo

- Costa Dorada

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades