Restaurarán el Museo Alhóndiga de Granaditas - Noroeste
Periódico Noroeste
26 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  25º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Restaurarán el Museo Alhóndiga de Granaditas
Restaurarán el Museo Alhóndiga de Granaditas
04/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
GUANAJUATO (UNIV)._ La Alhóndiga de Granaditas sigue siendo escenario de batallas, y la de ahora es por su conservación. El inmueble histórico que en 1810 fue escenario de una de las peleas más violentas y decisivas de la guerra de Independencia en México será restaurado como parte de los festejos del Bicentenario.
Además, en junio de 2008 la Alhóndiga celebrará que desde hace 50 años alberga al Museo Regional de Guanajuato, considerado uno de los más grandes y ricos de la República, pues cuenta con un acervo de más de 9 mil piezas de valor histórico y cultural. También ahí se encuentra la fototeca Romualdo García, la segunda en importancia a nivel nacional, después de la de Pachuca.
Aunque el estado de conservación de este edificio construido entre 1797 y 1809 es estable, sí padece algunos problemas de filtraciones que se agravan en tiempos de lluvias. Según la directora del museo, la etnóloga Laura Guzmán, las intensas lluvias que cayeron durante 2007 en Guanajuato provocaron desmoronamientos en la fachada.
La Alhóndiga es una gran mole; tiene un área de 5 mil 100 metros cuadrados, hecha de cantera de la región que sirvió como fortificación a los españoles que resistieron a rendirse ante las tropas de los Insurgentes, comandados por Miguel Hidalgo. Ahí sucedió el episodio histórico en el que un hombre apodado El Pípila se colocó una pesada loza en la espalda y logró llegar a la puerta e incendiarla para permitir la entrada de los insurgentes.


Los daños
Otro problema que afecta al edificio son los grafitis en sus muros exteriores. El daño no es menor debido a que por tratarse de estructuras de cantera se deben usar químicos especiales para remover la pintura.
"En 2007, las agresiones con grafiti fueron más intensas, sobre todo en la puerta norte y poniente. Los borramos y los vuelven a pintar, entonces es más la recurrencia que la cantidad", explica Laura Guzmán.
En la meta por poner el edificio al día para los festejos de Bicentenario de la Independencia, se comenzaron a restaurar los murales realizados por el artista guanajuatense José Chávez Morado en los cubos de las escaleras: La abolición de la esclavitud y Canto a Guanajuato.
"La Coordinación Nacional de Restauración del INAH inició los trabajos de restauración de los murales en 2007. Son proyectos que coinciden con el Bicentenario, pero que era urgente llevar a cabo. Tenemos que atender los puntos necesarios para que no pasen a un deterioro mayor", precisó.

INMUEBLE
El edificio fue construido para el almacenamiento, compra y venta de granos, pero ha sido utilizado como almacén de tabaco, escuela, vecindad, cuartel, cárcel y desde 1958 como museo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia.
    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Notificaciones
    Entérate antes que nadie
    Recibe notificaciones en tu navegador
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..