Reviven el orgullo de ser patasalada - Noroeste
Periódico Noroeste
22 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  30º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
CARNAVAL DE MAZATLÁN
Reviven el orgullo de ser patasalada
El primer desfile de Carnaval, cargado de símbolos que dan identidad a Mazatlán
Héctor Guardado
12/02/2018 | 6:58 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Mazatlán es cuna de talentos para la música, el canto, la danza, la literatura, la poesía, la actuación, la creación de pinturas, la construcción con papel maché, todo envuelto por el Océano Pacífico y aderezado por la belleza de sus mujeres. En todos esos dones se inspiro el Carnaval del 2018.

Este año se está viviendo la edición 121 de la fiesta de la carne en Mazatlán. La tradición de reinas del Carnaval inició con Winnie Farmer en el año de 1900, una costumbre que se ha encargado de proyectar el orgullo de que en la Tierra de Venados viven mujeres hermosas. A ella fue dedicada una de las primeras carrozas y este año especialmente se le rindió homenaje a la hermosura de las mazatlecas, haciendo desfilar a más de dos decenas de ex reinas repartidas a lo largo del desfile de carros alegóricos.

 

Camila I, Reina de la Poesía 2018, en una fantasía del gato de “Alicia en el País de las Maravillas”. 

Francisco Igartúa fue quien diseño y construyó las cuatro carrozas reales. Las 26 alegorías rodantes restantes las hicieron los diseñadores Jorge González Neri y Jorge Osuna.

Este año los comentarios de la gente del pueblo fue que gustaron las carrozas reales. Como en años anteriores, señalaron que les faltó altura y brillo, pero aprobaron el faro y los venados que la adornaron, en el caso de la correspondiente a la Reina del Carnaval.

La carroza de la Señorita México 1985, la sinaloense Yolanda de la Cruz, “Los mares de Heimpel”.

Después de la muerte de Rigoberto Lewis, diseñador por décadas de los carros alegóricos, cada año que pasa los mazatlecos superan lentamente los 17 metros de altura que llegaron a alcanzar algunas de las carrozas de este creativo, así como el dorado rococó que dominaba en sus alegorías.

Neri trabaja con papel maché y le da un terminado fino a la pintura que cubre y completa la fantasía de sus diseños de alegorías. En cambio Jorge Osuna usa telas y luces para hacer volar la imaginación de los miles de espectadores que se instalan a lo largo y ancho del malecón de Mazatlán, en un ritual de comunidad patasalada en donde se comparte, el mar, la calle, el ceviche y la cerveza, en la larga e ilusionada espera del paso de la caravana que alegra la vista y el corazón.

La carroza que homenajeó al jazzista porteño, Mario Patrón, fue resuelto con ingenio que evocó la pasión por el jazz, y sobre él un grupo que ama ese género musical, pero que en el desfile tocó solo música tropical, La Falsa Orquesta Cubana.

El carruaje Tierra de Venados llamó la atención por el estilizado diseño de un venado saltando ligero y colorido, pero sobre todo porque en él iba luciendo su espectacular belleza Amina Blancarte, deslumbrante y amable saludaba desde lo alto de la carroza entallada en un vestido rojo carmín.

“Vamos Atayde Hermanos” abrió la sección infantil con un diseño de Jorge Osuna.

El homenaje de papel mache para el pintor Antonio López Sáenz se enfocó en su imaginación, el artista fue personificado vestido de arlequín piloteando el avión de la imaginación, también Enrique Patrón de Rueda tuvo su homenaje rodante en papel maché.

El tema del circo lo explotaron muy bien los dos carrocistas. González Neri creo una bella alegoría que llevó el nombre de “Inicio en Mazatlán”, que se refiere a que este puerto fue la cuna del Atayde, el circo más importante que existió en México.

La sección más atractiva del desfile nocturno de Carnaval es la que diseñó Jorge Osuna, que abrió con el tema del Circo Atayde, con un gran elefante en color rojo, eligió fomi y tela para crear la alegoría “Aventura en la selva” desde donde lució su belleza Bianca Pescador, que este año celebró 25 años de su reinado infantil.

Otra hermosa mujer que deslumbró por su capacidad para conservarse espléndida fue Yolanda de la Cruz, la sinaloense que en 1985 se convirtió en Señorita México, ella se colocó sobre un enorme marlín multicolor con el que se homenajeó a uno de los pioneros de la pesca deportiva en Mazatlán, Guillermo Heimpel.

El mazatleco siente que los camarones son parte sustancial del disfrute de la vida, no sólo lo alimentan también le ha dado trabajo y sustento para su familia, el desfile de Carnaval le rindió homenaje al crustáceo con la alegoría “Camarón pelao” de Jorge González Nery, convirtiendo al Rey de la alegría Tulio I en el Rey de los Camarones, su carroza fue un barco camaronero cargado de música, serpentinas y confeti.

 

El corazón del desfile

El corazón que hace latir el desfile de Carnaval son las comparsas, el entusiasmo de los jóvenes que participan como bailarines, los coreógrafos y diseñadores de vestuario, representan el espíritu carnavalero vivo y evidente de los mazatlecos que a través de ellas hacen suya la fiesta, la gozan, la representan, la viven y la disfrutan desde las entrañas.

Comparsa “La magia del amor”, de Astros Dance.

Ellas se costean y diseñan su vestuario, definen las coreografías y sobre todo disfrutan como pocos patasaladas del Carnaval en una experiencia que marca sus vidas, porque será una de sus anécdotas preferidas cuando sean padres de familia.

Este año participaron 11 comparsas de exhibición, que son alrededor de 550 personas que trabajaron varios meses para participar en el desfile en Carnaval. Se sumaron ocho comparsas de exhibición que inyectaron alegría y mucho ambiente a la caravana de carros alegóricos.

El vestuario de la comparsa “El fruto del talento”, de los más atractivos.

Destacaron La magia y el amor por su coreografía, con pasos de samba y su explosiva energía. La comparsa Manglares de fantasía impresionó por su vestuario. Lola, el florecer del don, fue muy creativa con los elementos que utilizaron y la energía que generaron alrededor del baile.

“El color de la felicidad”, de la Academia Amada’s Dance.

Los tocados de inspiración marina del grupo Mar de los sentidos llamó la atención. La comparsa de exhibición Pumas Marching Band de Puebla impresionó por el manejo de las banderas. Aunque no concursó La fuerza del emperador de Stardance fue una de las mejores coreografías.

 Con artísticos tocados la comparsa “Mar de los sentidos”, de Corpace Art School.

 

COMPARSAS QUE CONCURSAN

- “Destellos de sal” (Angostura Sinaloa)

- “La Magia del amor” (Astros Dance)

- “Manglares de fantasía” (Ballet Huichol Durango)

- “El fruto del talento” (Evolution Dance)

- “Domadores y garras” (Secundaria 6 )

- “El color de la felicidad” (Academia Amada´s Dance)

- “Lola , el florecer del don” (Academia Danzabel)

- “Mar de los sentidos” (CAS Corpace Art School)

- “La tambora de Sinaloa” (Academia Danzarte)

- “Con sabor a costa” (Academia de baile Armont Dance)

- “Comparsas de Exhibición”

- “Huellas eternas” (Preparatoria José Vasconcelos)

- “El fuego de la victoria” (Dance world)

- “Magia bajo la luna” (UAS)

- “Pumas Marching Band” ( Puebla)

- “La fuerza del emperador” (Star dance)

- “Destellos de juventud” (Adultos mayores)

- “Patasalada” (Instituto Cultural de Sinaloa)

- “Batucada y malabar de fuego” (Manolo Zambrano)

- “Azteca banda de Marcha” ( Hujotzingo Puebla)

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..