Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Rosca de Reyes: Hacen suya la tradición
Con su estilo casero, Patricia Morris y su hija han elaborado el legendario postre que degusta con toda su familia
Roxana Vivanco
06/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Desde hace casi 40 años, Patricia Morris de Palomares y posteriormente su hija Lupita han mantenido viva no sólo la celebración del Día de Reyes, sino la tradición de preparar la rosca ellas mismas.
"Tengo casi lo que tengo de casada preparando roscas, casi 40 años, las empecé a preparar para mi familia, y desde entonces he seguido preparándolas, aunque no lo hago todos los años, sí trato de hacerlas yo misma, porque cuando las compramos, rápido se dan cuenta y reclaman", expresó Patricia.
Dicho legado, Lupita lo aprendió en la cocina, viendo a su mamá y a su abuela, quien también gustaba de preparar los platillos para su familia, y hoy, la tercera generación de cocineras, además de buscar agradar a los seres queridos, ha extendido el gusto por cocinar, a los amigos, quienes le piden desde postres hasta platillos más especializados.
"Las preparo por pedido, porque como son caseras, son más elaboradas y no hago mucho volumen".

El preparado
de la rosca
En el hogar de ambas mujeres, el ritual anual de preparar la rosca comienza la mañana del 6 de enero, cuando la cocina se llena de los olores dulzones característicos de este postre que conmemora el día en que Jesús se dio a conocer al mundo cuando llegaron a adorarlo los tres Reyes Magos, después de que tuvo que ser escondido para que el rey Herodes no lo asesinara.
"Los ingredientes son muy importantes en el sabor final de la rosca, por eso nosotros no escatimamos al comprarlos, y siempre buscamos los mejores, porque eso hace la diferencia en el sabor", comentó Lupita.

La celebración
En la ciudad, la celebración de partir la rosca es popular en los hogares y trabajos, pues infaltablemente se dedica un momento del día a ello, siendo el suceso más esperado, el ver a quién le toca el monito, pues será el responsable de organizar la "tamaliza" del Día de la Candelaria, que representa el festejo por la llegada de Dios al mundo.
"Nosotros partimos la rosca en la tarde, nos reunimos toda la familia, y cada quien coopera 20 pesos, y entre los que se sacan el monito, se hace una rifa, y el que gana, se queda con todo el dinero", dijo Lupita.
A diferencia de su hija, Patricia prefiere el festejo tradicional, que en el sur del país es como la Navidad, pues en dicha fecha los Reyes Magos llevan los juguetes a los niños.
"Lo que más me gusta es sacarme el monito, porque es como una tradición, un regalo, pero creo que lo más importante de partir la rosca es la unión familiar, porque las familias se reúnen, y eso es lo que necesitamos aquí en Sinaloa".
Pese a las diferencias en la celebración, en dicha familia, el placer por preparar la rosca y otros postres, al parecer seguirá vigente, pues ahora los hijos de Lupita ya están comenzando a adquirir el gusto por cocinar.
"Mis hijos ya se empiezan a meter a la cocina, quieren seguir, a ellos les gusta también cocinar y yo creo que esto va a seguir".

+++++++++
CUADRO 1
+++++++++

Receta familiar

Ingredientes que utilizan para la preparación y decorado de la rosca.

Pasas
Nuez
Cáscara de naranja cristalizada
Cerezas
Biznaga
Higos
Harina
Azúcar
Sal
Levadura
Leche
Mantequilla
Huevos

Modo de preparación

PASO 1
Se pone en un tazón grande una taza de azúcar, una cucharadita de sal, tres sobres de levadura y dos tazas de harina; en otra cacerola se calienta la leche con la mantequilla.

PASO 2
Una vez mezcladas la leche y la mantequilla se le añade la harina y se bate bien, añadiendo los huevos uno a uno y más harina según se vaya necesitando (8 a 9 tazas), dependiendo de la consistencia y la humedad.

PASO 3
Para darle un toque especial, se puede agregar parte de las frutas a la harina, para luego dejarla reposar hora y media, hasta que duplique su volumen.
Después de ese tiempo se le da un golpe para que baje y se le da la forma que se quiera a la rosca, se decora con las frutas.

PASO 4
Se barniza con huevo y se espolvorea con azúcar la masa en forma de rosca, para dejarla reposar otra hora y media, antes de colocarla en el horno a 200 grados durante 25 ó 30 minutos.
En el postre que puede tener forma redonda o rectangular, y que se acompaña de chocolate, en la actualidad se prepara en diferentes variedades, pero en todos los casos no se debe olvidar colocar los muñecos por la parte de abajo, ya que encontrarlos es la parte más divertida.


+++++++++
CUADRO 2
+++++++++

HISTORIA DE REYES

La historia cuenta que de Persia salieron los tres Reyes Magos para ir a adorar al Niño Jesús, un profeta recién nacido al que le llevarían tres ofrendas: oro, incienso y mirra. Si el profeta tomaba el oro, era rey terreno; si tomaba el incienso era un Dios; y si tomaba la mirra, era un médico.
Melchor, Gaspar y Baltazar, tres Reyes Magos ataviados con llamativas vestimentas, salieron de Oriente al mismo tiempo a adorar al Niño. Y lo encontraron del tamaño de la edad que le correspondía, tenía tres días.
Se postraron ante él y le ofrecieron el oro, el incienso y la mirra. El niño tomó las tres ofrendas y les dio a cambio un cofrecillo herméticamente cerrado.
Dentro del cofrecillo los Reyes encontraron una piedra, con la cual el Niño les quiso significar que debían ser firmes y constantes en su fe; pero como desconocían el significado la arrojaron a un pozo y vieron que de las nubes descendió una llamarada que se hundió hasta la piedra. Comprendieron que se trataba de un talismán, tomaron parte del fuego y lo llevaron a sus respectivos países para mantenerlo ardiendo y utilizarlo en todos los holocaustos.
Para conmemorar esto, nació la costumbre de partir la rosca el 6 de enero, que se origina en la Edad Media.
La tradición del muñeco oculto en el pan representa que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los días del relato bíblico. Aquél que a la hora de cortar una rebanada de la rosca encuentra el muñeco, adquiere la obligación de comprar tamales para la fiesta del Día de la Candelaria celebrada el 2 de febrero.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades