Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
CAMBIO DE VIDA
Salen hermanos de mala racha; estrenan casa y regresan a clases
Con la entrega de una casa totalmente reconstruida por el Gobierno local, los hermanos Morones Ortiz, que sufrieron una mala racha que terminó con el fallecimiento de su abuela Gregoria a inicios de este año, parecen haber salido de ésta
José Abraham Sanz
04/06/2017
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Con la entrega de una casa totalmente reconstruida por el Gobierno local, los hermanos Morones Ortiz, que sufrieron una mala racha que terminó con el fallecimiento de su abuela Gregoria a inicios de este año, parecen haber salido de ésta.

El viernes, el Presidente Municipal de Culiacán, Jesús Valdés Palazuelos, visitó a los tres hermanos por segunda ocasión para cumplir con una promesa hecha desde el pasado 29 de marzo.

Édgar, de 20 años; Luis Alberto, de 17 y Manuel, de 13, son huérfanos desde hace varios años y perdieron a su abuela a principios de 2017. Además la casa se les quemó y sufrieron el robo de puertas y ventanas.

Sólo Édgar continúa con los estudios, mientras que Luis Alberto y Manuel tuvieron que dejar las aulas para trabajar y ayudar en la casa.

La historia de estos jóvenes, que ya había movido a algunos vecinos del sector La Costerita, donde viven, la llevó hasta Cabildo el Regidor Irán Zazueta López, sin embargo las peticiones no fueron atendidas, hasta que medios de comunicación publicaron la historia.

"No, pues todos estamos bien felices, bien contentos, porque no creímos que fuéramos a alcanzar tanto", señaló Édgar la tarde de ayer.

A los jóvenes comenzó a llegarles ayuda de la ciudadanía y de funcionarios estatales y municipales.

Su casa era de una construcción antigua y la zona de la sala y el comedor carecía de piso. La estufa y el refrigerador estaban inservibles y se las arreglaban para tomar agua y luz de los vecinos.

El 29 de marzo Jesús Valdés Palazuelos los visitó y les llevó una estufa nueva y les prometió un comedor que de inmediato fueron a buscar.

El Instituto Municipal de Vivienda comenzó a gestionar los arreglos para meterlos a su programa de vivienda digna.

Los hermanos aseguran que la vida les ha cambiado a partir de que su historia se publicó.

- ¿Y tus hermanos, van a volver a la escuela?

Sí, sí van a regresar, yo los voy a meter. En una escuela que está aquí cerca de la casa, cerca de la (colonia) Toledo (Corro). No es abierta, es una escuela normal.

Luis Alberto dejó la secundaria y Manuel la primaria.

Édgar relató cómo la casa fue construida en poco más de un mes.

"Sí un mes y una semana, más o menos; tumbaron la vieja y nosotros nos fuimos con un amigo mío, nos prestaron una casa y ahí estuvimos viviendo", explicó.

La casa, hecha de material, tiene dos cuartos y un baño, además del espacio para sala y comedor.

"Nos dijo que si qué nos faltaba y así; nada más y ya nos entregó la casa", recordó de su encuentro con el Alcalde.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades