Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
SE BUSCA UN REY MAGO Los hermanos Rodríguez Pérez sueñan con ser grandes futbolistas
Inicia Noroeste su campaña anual cumpliendo los sueños de menores de escasos recursos, gracias a la donación de juguetes por parte de los lectores
Fernanda Magallanes
08/12/2018 | 10:29 AM
Marcar como favorita
Foto: Andrés García

Con la llegada de las fiestas navideñas crecen los deseos de los niños por recibir un regalo en esta época, por lo que como cada año, desde hace 26 años, Grupo Editorial Noroeste inicia con su campaña Se Busca un Rey Mago, buscando apoyar a los menores de escasos recursos, para lo cual pide el apoyo de la población en general y así poder llevarles alegrías y regalos el próximo 6 de enero.

En esta ocasión los hermanos Rodríguez Pérez tienen una ilusión, ser grandes futbolistas y conocer a sus grandes ídolos de este deporte.

Ellos viven sobre la calle Adolfo López Mateos, junto al arroyo de la Colonia Azteca y todos los días entran y salen de su casa por los entrenamientos de fútbol.

Vladimir tiene 8 años, entrena en dos equipos, a veces juega en los campos de la Toledo Corro y otras veces en el Club Deportivo Muralla, pero su sueño va más allá, él desea jugar para el América y conocer a Oribe Peralta, su máximo ídolo.

“Quiero conocerlo y jugar con él, que sepa que me gusta el futbol y que de grande quiero ser así de profesional, ir a un mundial, como él lo ha hecho, es mi sueño ser futbolista”, dijo sonriendo.

Para el próximo día de Reyes Magos, Vladimir desea un balón o unos taquetes del número 21 y así poder seguir en los entrenamientos de futbol y algún día ser visto por algún visor.

Su hermana, Abril, comparte la misma pasión, ella es más grande, tiene 13 años y ya lleva jugando un par de años con un equipo porteño, “Las Leonas”, ella va más allá de una selección mexicana, ella quiere estar con el Real Madrid y conocer a Cristiano Ronaldo.

Es portera y su práctica la ha llevado a ser un gran orgullo para sus papás, quienes buscan inculcarle valores que la alejen de vicios y malas amistades, siempre firmes de lo que se desea en la vida y sus sueños.

“Yo quisiera unos guantes y seguir practicando futbol para algún día conocer a Cristiano Ronaldo, es mi ídolo, si no soy futbolista seré arquitecta y construiré una casa muy bonita para mis papás”, comentó.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades