Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
¿Se inundó tu colonia con las lluvias?, el Gobierno de Sinaloa debió construir 7 proyectos pluviales desde 2014
Existen tres importantes obras de drenaje fluvial en Culiacán aun sin ser realizadas, que se encuentran en tres sectores de la ciudad muy propensos a inundaciones, los cuales ya han sido afectados.
Fernando Díaz
19/08/2018
Compartida 3 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

El Instituto Municipal de Planeación, mediante el mapa de riesgos, señaló en 2014 que existen problemáticas en distintos sectores del estado que han presentado o son propensas a inundaciones.

 Dichas problemáticas algunas ya han sido atendidas y “solucionadas”, pero la mayoría no.

 En el año 2013 el huracán Manuel azotó a Sinaloa, evento donde se vio afectado todo el Estado. Después de su paso el cálculo de los daños fue arriba de mil 500 millones de pesos, según los cálculos realizados por el gobierno estatal en turno, el de Mario López Valdez.

 En Culiacán todas las colonias se vieron afectadas, algunas parcialmente y otras más gravemente, donde en algunos casos el agua alcanzaba el metro y medio de altura.

 Son siete las obras las cuales el IMPLAN señalo como de mayor prioridad y con urgencias de ser atendidas, tres de ellas se vieron mayormente afectadas por el paso del huracán Manuel, mismas que, aún y con el proyecto propuesto y marcado como importante, están sin ser atendidas.

 

Valle alto, con el agua al pecho

 En el sector la planeación impuesta por el Implan fue la restructuración y modificación del drenaje pluvial de la zona, ya que se detectó que la capacidad de descarga con la que se cuenta no tiene la suficiencias dado al sector.

 Fue uno de los sectores más afectadas por la lluvia tan extraordinaria como la catalogaron expertos en la materia donde las fuertes lluvias alcanzaron los 500 milímetros.

 Enrique Díaz vecino del sector dijo que fue difícil ese momento ya que el agua alcanzó una altura mayor al metro y medio, misma que comenta lo dejó enfermo de los nervios.

 “Pues llegó hasta el pecho, hasta donde están los medidores a donde está el negocio de brincolines y el taller que tengo ahí se inundó hasta un metro con 60 centímetros. Desde aquella vez quede hasta mal de los nervios de ver a mi casa y mi negocio lleno de agua”, aseguró.

 Iniciaba con su negocio propio ubicado en dicho sector. Hacía semanas que acababa de poner una pequeña mueblería en dos locales que construyó frente a su hogar, pero por la falta de conocimiento no aseguró los locales, solo su casa contaba con seguro.

 “Yo tenía una mueblería y se me inundaron los refrigeradores y los muebles, no estoy llorando, a mí me pagaron por la casa, no por los locales porque no los tenía registrados, porque iba empezando, pero me fue como en feria”, comentó.

 Con las afectaciones tan graves ha viviendas y comercios algunos vecinos del sector abandonaron sus hogares por tan graves afectaciones que sufrieron.

 “Si por lo mismo, ya está volviendo la gente como que ya cree uno que no va pasar algo, pero vamos ir a la JAPAC para ver si nos hace descuento de algo porque desde entonces no pago el agua y no rento los locales porque no hay agua, así que ya sabrá”, comentó.

 El gobierno se hizo cargo de pagar las pérdidas en los sectores más afectados, daños que fueron cubiertos y pagados.

 “El total de mi perdida fue más o menos unos 100 mil pesos, me dieron 60 mil así que salí poniendo de la bolsa” aseguró.

 Para ese sector, el Instituto Municipal de Planeación en Culiacán determinó que debía hacer un proyecto pluvial que involucre el dren Bacurimí, que atraviesa la zona.

 “Valle Alto, por ahí existe otro problema para el cual ya hay proyecto de revestimiento de canal. Se hará un revestimiento al dren Bacurimí. la solución es revestir lo que quede de revestir con concreto ahí frente del Country por la avenida Federalismo a una obra de ese tipo para que el agua corra como tiene que correr y llegue al río Culiacán, como debe de llegar, ese es la solución ya existe un proyecto pero aún no conocemos el monto”, indicó Osbaldo López Angulo, Secretario de Obras Públicas en Sinaloa.

 A la fecha, puntualizó, sólo existe un proyecto de revestimiento al dren, el cual tiene que ser aprobado por la Comisión Nacional del Agua y el Ayuntamiento de Culiacán.

 Además, se desconoce cuál sería la suma económica para hacer la obra, por lo que esa obra no se prevé para corto o mediano plazo.

 

Mercado del Humaya, donde las vitrinas flotaban

 Este sector también se fue afectado por el paso del huracán Manuel, que tocaría tierra sinaloense como categoría uno, golpeando así a siete municipios del Estado.

 María Elena, locataria y vocera del Mercado ubicado en la esquina entre el bulevar Dr. Enrique Cabrera y el bulevar José Limón, recuerda que la última inundación importante anterior a Manuel fue en el distribuidor vial ubicado en el sector mismo que fue construido en el 2009, en aquella fecha, el agua del canal que se construyó se salió de su cauce e inundó el sector.

 “La última inundación que tuvimos qui fue después del distribuidor vial, el agua se salió del canal totalmente eh se inundó todo”, aseguró.

 Para 2013, ya con la experiencia de 2009, el sector volvió a ser afectado, con el paso de Manuel, pues el agua inundó la zona e inundó el mercado donde el agua causó afectaciones graves.

 “La misma situación del distribuidor vial paso con el huracán, se desbordó el canal, el agua nos llegó como a un metro y medio, a la orilla del puesto, las vitrinas flotaban todo flotaba”, dijo.

 Por dichas afectaciones, el mercado luce desde entonces desolado, con distintos locales solos, además, hay servicios con los que contaba el lugar han sido removidos por la latente peligrosidad del sector y demasiado propensa a inundaciones.

 “En el mercado tenemos varios locales solos, por lo mismo de hecho se nos fui una tienda muy grande de ropa que nos acarreaba muchísima gente también se fue por las inundaciones, y muchos negocios de la parte de afuera se fueron por el mismo motivo y si no ha costado mucho mantenernos, no está costando mucho trabajo”, comentó.

 Fue una pérdida importante en términos económicos: en el mercado la mayoría de los locales manejan productos perecederos como carnes, lácteos y mariscos.

 “Ése producto inmediatamente se tiró, porque eran cosas frescas, eran carnes, quesos y todo ese se tuvo que tirar a la basura, las frutas todo, porque eran aguas negras, no eran aguas de lluvias entonces todo eso se tuvo que tirar”, aseguró.

 Para evitar esas inundaciones, el Gobierno de Sinaloa deberá hacer uno de los proyectos pluviales más importantes de Culiacán.

 Consta en crear una red de drenaje desde el fraccionamiento Santa Fe hasta el distribuidor vial Humaya, la cual está considerada en tres partes: partir de Santa Fe, un colector en la colonia Agustina Ramírez y uno más en la colonia Infonavit Humaya, que sirva, además, para ampliar el pluvial que se encuentra debajo del distribuidor.

 “Veamos un plano que se tiene de ese sector, ahí está el problema añejo que están en el distribuidor vial, tapones y todo lo que se plantea ahí, hay un proyecto que se están manejando es un proyecto que abarca 645 hectáreas, son como cinco colonias”, mencionó el Secretario de Obras Públicas de Sinaloa.

 “Hablas de la Agustina Ramírez el ayuntamiento ya tiene un proyecto en validación para tratar de solventar estos dos arroyos, ya existe un ducto aquí el tema consiste en tratar de hacer un Pluvial para tratar de desahogar esas agua y que venga y caiga después del distribuidos para evitar las inundaciones, es algo auxiliar que se planea hacer ya darle solvencia a la zona del problema”.

 

Valles del Sol, una cascada Natural

 Hacia la salida sur del Culiacán, antes de llegar a la Feria Ganadera, por el bulevar Jesús Kumate, se encuentra a un costado el canal 7. La formación natural de la zona dejó la construcción de la colonia como en una colina, donde arriba se encuentra el canal y abajo el fraccionamiento. Cuando el agua sube y se llega a desbordar, corre como una cascada a las calles del sector.

 Juana Ruiz vive a 300 metros de la orilla del canal tiene dos pequeños negocios a los que le dedica todo el día: un pequeño abarrote y una tortillería.

 Ella, como muchos vecinos del sector fue afectada con la inundaciones.

 “La última inundación aquí fuerte fue la del huracán Manuel cada vez que llueve hasta acá se viene el agua, sube el escalón esta vez sí estuvo muy fuerte aquí conmigo si hubo daños”, aseguró.

 Al verse afectada no se enteró que el gobierno a las casas que se vieron afectadas por las inundaciones se estaban reponiendo los daños materiales pero por falta de conocimiento no pudo acudir a presentar su caso.

 “Yo no sabía que reparaban los daños ni nada de eso, a mí me entró el agua y se metió hasta dentro”, comentó.

 Fue tan fuerte las lluvias que los pluviales no daban abasto con las descargas de aguas y muchas casas se miraron afectadas el agua entraba por la calle por la corrida del canal y por los patios al taparse los fluviales.

 “El agua entró y se metió hasta donde estaba la hielera y de allá de atrás no abastecía el pluvial que hay se me empezó a meter por dentro se me mojaron muchos muebles, por dentro de la sala yo tuve que amontonar los muebles lo que, si se me echó a perder fue la concina integral, y pues aquí en la tienda pues igual hasta la mitad y por allá por el pasillo no se me metió porque está más alto, pero sí se mojó lo que es una bardita”, recordó.

 María tuve que hacer unas modificaciones a su casa debido a las inundaciones y a las constantes lluvias que provocaban inundaciones en el sector.

 “Construí la bardita por que se me metía el agua, detrás hacia delante yo le hice algo ahí en la puerta la puerta esa yo la hice alta, le hice una bardita donde no la hice fue en la puerta de aquí de atrás y esto lo hice alto precisamente para este para que no se metiera el agua si te das cuenta esta alto”, señaló.

 De acuerdo con la Secretaría de Obras Públicas, ahí debe hacerse una obra distinta a un revestimiento o a una red pluvial, y, en cambio, debe pensarse cómo evitar que el agua se desborde del canal y el agua desemboque directamente en un dren que se encuentra cercano al lugar.

 “Por la orilla de ese sector hay un canalito, si uno camina por ese canalito tiene un cruce que se puede conectar a un dren por que ese canal es de riego, el del canal de Fetasa el canal grande y precisamente ese canal o esa carretera sirve de obstrucción ahí llega y se acumula el agua y tarda en bajar”, señaló el Secretario de Obras Públicas.

 “Entonces la obra que se está pretendiendo hacer, que se está proyectando para que cruce y vaya y caiga al dren y fluya cuando tenga que fluir estamos buscando el proyecto para darle una solución y se cabe ese problema”.

 Para esta obra tampoco hay recursos etiquetados, solo ideas y proyectos que no han sido aprobados por Conagua, por lo que no se tiene una fecha estimada para realizarse.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades