Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Seguridad, el fracaso
Se cometen 741 asesinatos en 2007, la cifra más alta registrada
en Sinaloa.
Silber Meza
01/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
La principal obligación del Estado fue el más grande fracaso de 2007: la seguridad pública.
Todo empeoró. Se alcanzaron los 741 asesinatos, la mayor cifra que se tenga registro en la historia de Sinaloa, según los datos oficiales y periodísticos.
Con cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, hasta el 16 de diciembre se robaron 4 mil 694 vehículos, 487 más que en 2006; también aumentó el robo a comercio, de 791 registrados en 2006, a 837 en el presente año, y en lo poco que había avanzado, los secuestros, también se dio un paso atrás: crecieron de 10 que se perpetraron en 2006, a 15 en 2007. Aumentó en un 50 por ciento.
Con el transcurrir de los meses la sangre derramada en Sinaloa fue creciendo sin control. Mientras el Gobernador Jesús Aguilar Padilla repetía cada cierre de mes que el número de homicidios dolosos iba a "tocar fondo", los gatilleros se daban vuelo acabando con vidas de hombres, mujeres, niños, políticos, funcionarios, policías y familias completas.
Según archivos periodísticos, en 2007 fueron sido asesinadas 51 mujeres, entre las que hubo varias menores de edad.
En julio, de gira por Culiacán y en medio de un gran operativo de seguridad, el Presidente Felipe Calderón anunció la remodelación de la plazuela Álvaro Obregón, con una inversión de 12 millones de pesos como parte de su programa de recuperación de espacios públicos. Pero a la par de la "recuperación" de una plazuela, el Gobierno estatal y federal perdían la seguridad del resto del estado.
Ni el operativo Sierra Madre ni la supuesta cacería incesante de Joaquín "El Chapo" Guzmán dieron frutos a la sociedad. Al contrario, en junio el Ejército mató a tres niños y dos adultos presuntamente después de haber ingerido bebidas alcohólicas y de haber utilizado drogas, esto según la recomendación 40/2007 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, dada a conocer el 21 de septiembre.
Si bien las fuerzas castrenses destruyeron plantíos, laboratorios y decomisaron droga en cantidades históricas, los narcotraficantes contestaron con dos marchas masivas y el asesinato del vocero de seguridad estatal, el periodista Óscar Rivera Inzunza.
El saldo del año fue la salida en noviembre del General Rolando Eugenio Hidalgo Eddy y ninguna detención de los capos más buscados. Sólo se recapturó el 11 de diciembre al prófugo Jorge Rubén Beltrán León, apodado "El Charrito", por una denuncia anónima, ya con el nuevo General militar Noé Sandoval Alcázar.
En este mismo año 25 policías preventivos, estatales, federales y del Ejército fueron asesinados en diferentes hechos.
Las cárceles, como hoteles de paso y sitios de nadie, fueron el lugar ideal para fugarse y saldar cuentas de sangre.
En 2007 se escaparon dos reos de formas tan espectaculares como irrisorias. "El Charrito" fue liberado del Hospital Civil el 27 de septiembre por un grupo armado de al menos 40 individuos. El ahora recapturado había sido trasladado del reclusorio de Culiacán al nosocomio para ser intervenido por una herida de navaja.
El otro prófugo fue José Vicente Valdez García, quien salió por "la puerta grande" maquillado y vestido de mujer el 6 de octubre durante un día de visita en el penal de Mazatlán.
Entre fugas y asesinatos penitenciarios que han caracterizado toda la administración del Gobernador, el Mandatario siempre pasó la responsabilidad al Gobierno federal, al afirmar que la mayoría de los reos en las cárceles estatales son federales y no se hacen cargo de ellos.
Así, el 2007 en Sinaloa fue un año pintado con el rojo de la sangre de culpables e inocentes. Un año en el que el Estado no protegió el patrimonio y seguridad de sus gobernados, donde hasta el Consejo Estatal de Seguridad Pública reconoció en un desplegado que se ha fallado en esta materia.
Un año donde las autoridades estatales decidieron presumir logros propios y ajenos y olvidar su principal obligación: cuidar a la ciudadanía.
Un año en el que no hubo renuncias de los jefes de seguridad pública en Sinaloa, y con ello hubo otra renuncia que se hizo efectiva... la renuncia a gobernar.

Asesinatos más impactantes

1 de junio
En La Joya de Los Martínez, Sinaloa municipio, un grupo de elementos del Ejército disparó contra una camioneta donde viajaban ocho personas, quitándole la vida a tres niños y dos adultos. De acuerdo a la CNDH hubo evidencias de que los soldados ingirieron alcohol y drogas.
4 de septiembre
Un albañil, su esposa y dos menores fueron asesinados a balazos con armas de alto poder por varios sujetos en el interior de su domicilio en la sindicatura del El Habal, en Mazatlán. Sólo un niño sobrevivió a la masacre.

5 de septiembre
Durante el día y a una cuadra de la Unidad Administrativa, un grupo de sicarios con armas de alto poder ultimaron al vocero de seguridad del Gobierno estatal y periodista, Óscar Rivera Inzunza. La SIEDO atrajo las investigaciones pero no ha informado avance alguno.

5 de septiembre
Por la noche, Ricardo Murillo Monge, luchador social y hermano de Mercedes Murillo Monge es asesinado. Hasta la fecha la Procuraduría General de Justicia Estatal no ha esclarecido el crimen.

23 de noviembre
Un ex agente del Ministerio Público de la Federación y propietario de una gasolinera en La Trinidad, Guasave, fue asesinado en Ahome junto con su esposa y tres hijas menores de edad en el interior de su domicilio con fusiles AR-15. Fue Abel Romero Castro, de 20 años e hijo del primer matrimonio del ex MPF, quien planeó y organizó la masacre.

25 de noviembre
Un escolta de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, asignado a la Casa de Gobierno, fue ejecutado a la orilla de la carretera Culiacán-Tepuche. Una joven que lo acompañaba fue hallada en otro lugar también asesinada a balazos. El agente muerto es Gerardo Medina Montoya, de 30 años.

4 de diciembre
A un mes y medio de ser ejecutado el ex oficial de élite José Enrique Tellezgirón Galván y su esposa, fueron asesinados su padre, su madrastra y un hermano en su residencia ubicada en el fraccionamiento Montebello.

Fugas:
25 DE JUNIO
Un túnel de 40 metros de longitud, que supuestamente cavó un solo reo para fugarse, fue descubierto por celadores del Cecjude de Culiacán.

27 DE SEPTIEMBRE
40 empistolados “rescatan” a Jorge Rubén Beltrán León, alias “El Charrito” del Hospital Civil de Culiacán, donde fue internado tras ser herido a navajazos.

5 DE OCTUBRE
Dos grupos de reos se enfrentan en el Cecjude de Culiacán. El saldo fue dos muerto y 9 heridos.

6 DE OCTUBRE
Maquillado y vestido de mujer, José Vicente Valdez García se fuga de la penitenciaría de Mazatlán. Según los celadores, el "escapista" abandonó el penal en un día de visita.

Estadísticas:
Asesinatos
2004 516
2005 610
2006 604
2007 741

Asesinatos por mes en 2007:

Enero 47
Febrero 35
Marzo 67
Abril 64
Mayo 68
Junio 74
Julio 48
Agosto 70
Septiembre 61
Octubre 83
Noviembre 78
Diciembre 46


Robo de vehículo
2004 3926
2005 4536
2006 4207
2007 4694*

Robo a local comercial
2004 754
2005 848
2006 791
2007 837*

Secuestro
2004 8
2005 6
2006 10
2007 15*

* Con cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado hasta el 16 de diciembre
Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades