Si no hay suelo no hay agua, Conselva - Noroeste
Periódico Noroeste
20 de Julio de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  30º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
EL ROSARIO
Si no hay suelo no hay agua, Conselva
Tan sólo en Rosario, comunidades han expuesto el severo abatimiento de pozos artesanos desde hace ya varios años, un problema que parece ir en aumento
Hugo Gómez
21/05/2018
Marcar como favorita

EL ROSARIO._ El cambio en las tendencias climáticas con la reducción de lluvias y el incremento de temperatura, así como las malas prácticas ganaderas y agrícolas, abonan a la degradación y erosión del suelo impidiendo que se recarguen los mantos freáticos, aseguró Sandra Guido, directora de Conselva, Costas y Comunidades.

Ya que tan sólo en Rosario, comunidades han expuesto el severo abatimiento de pozos artesanos desde hace ya varios años, un problema que parece ir en aumento.

“Un efecto muy importante, y quizás el más grave de todos, es que el agua no se está infiltrando lo suficiente, nos puede llover, pero esa agua no se infiltra, ¿Por qué?, porque el suelo está degradado”, afirmó.

Ejemplificó que el suelo es como una esponja, y ante la degradación se vuelve costroso, duro, compacto, impidiendo se cumpla el ciclo de alimentación de los mantos freáticos.

“El agua no puede penetrar y entonces la lluvia lo único que hace es erosionar ese suelo y agravar las cosas. ¿Entonces por qué está tan compacto?, por varios factores: por un lado que hubo una ganadería muy intensa en todo este tiempo y ésto compactó el suelo, eso es un hecho”.

Por otro lado, señaló, que persisten muchos aspectos de degradación, como lo es agricultura de roza, tumba y quema, que no es benéfico para ningún sector, donde se genera incendio forestal, aparte que se lleva a cabo en cerros de gran pendiente.

Aseguró que a estas prácticas se suma el sobrepastoreo con lo que se evita la reforestación natural los montes, y con todo esto además de afectar la filtración del agua se deforesta.

De acuerdo a estudios, indicó, que el 32 por ciento de la sierra de Rosario y parte de Concordia están degradadas por éstas prácticas, así como el 45 por ciento de esa superficie presenta síntomas de erosión.

“Es una situación que tiene dos factores muy importantes, uno que tenemos menos cantidad de lluvias, y la gente lo sabe, no es ningún secreto; lo que tal vez no es muy conocido que esta es una nueva estación climática, que esto va a continuar y se va a poner peor”, sostuvo.

Subrayó que están muy claras las tendencias climáticas a que se reduzcan la cantidad de lluvias, pero lo otro que está pasando también que se están incrementando las temperaturas, cada vez va a hacer más calor.

Ante los factores antes señalados, refirió que en la sierra donde se presenta se marca más el estiaje, sucede que el agua que se queda en presas o pozas se evapora con mayor rapidez.

“Mucha de la gente en la sierra dependía por ejemplo de los manantiales y los pozos que se quedaban en la época de secas, pero ahora toda la agua que está en pozas se evapora más rápido, entonces si antes esas pozas les duraban hasta mayo pues ahora ya en abril están secas.

Debido a los señalamientos ciudadanos de que se da prioridad en el abasto de agua a empresas, la especialista dijo que puede ser esto igual de nocivo que la degradación o la erosión.

“Es muy importante recordar que el artículo tercero de la constitución le otorga el derecho humano al agua, entonces el uso prioritario del agua es y será siempre por constitución las personas”.

Manifestó que tendrá que actuar la Conagua, para poder analizar cuál es el volumen de agua que requieren los pobladores, y así determinar qué tanto pueden disponer las empresas.

Expuso que al no existir fronteras entre los acuíferos se tienen que hacer estudios puntuales de abatimiento y cuánto es lo que se puede repartir entre el sector social y privado.

No obstante, indicó que no todo es negativo, ya que sostuvo que estos efectos son reversibles, por lo que su instancia promueve módulos de mejores prácticas ganaderas, con lo cual se beneficia al entorno y la alimentación del ganado.

Guido, argumentó que se está impulsando además ante la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Gobierno del Estado y Conafor, para generar un esquema un esquema de pago por servicios ambientales, donde las familias puedan conservar al tiempo que aseguran un ingreso.

“Sí tenemos que hacer estos programas integrales, donde por un lado restauras, reforestas, mueves las vacas a otro lado, generas economía”,

Con estas acciones, refirió que en base a la experiencia se espera que en un plazo no mayor se puedan ver resultados positivos en la mejora del suelo y la retención del agua.

 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..