Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Son alcaldes de Morena víctimas de su soberbia: Emma Rodríguez Choreño
Recién nombrada enlace estatal de la campaña Mujeres y Paz de Morena, advierte que militantes están inconformes con los nombramientos de panistas y priistas que ha hecho ‘El Químico’ en Mazatlán; el caso es observado por estructura nacional del partido
Sibely Cañedo
17/04/2019
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Emma Rodríguez Choreño ha sido nombrada enlace estatal en Sinaloa dentro de la campaña Mujeres y Paz de Morena, que busca combatir la violencia política de género dentro del partido y fomentar que más mujeres se conviertan en participantes activas de la política.

Con todo y su convicción por el Movimiento de Regeneración Nacional, para el cual hizo intensa campaña rumbo al triunfo del 1 de julio de 2018, no deja de sostener una actitud autocrítica hacia lo que ocurre en las filas “morenas” en los principales municipios de Sinaloa.

En Mazatlán, Culiacán y Ahome, apunta, quienes llegaron a las alcaldías impulsados por el empuje de Andrés Manuel López Obrador hoy son víctimas de su propia soberbia.

Situación que, advierte, es observada por la dirigencia nacional, que podría tomar acciones ejemplares.

Médico de profesión, traumatóloga y ortopedista, acostumbrada a desenvolverse en un mundo masculino donde halló apertura, se encontró con otra historia en la política.

Allí, dice, suelen clausurar el diálogo, no escuchar al pueblo, mucho menos la crítica.

Y es precisamente una crítica la que hace al Alcalde mazatleco, el morenista Luis Guillermo “El Químico” Benítez Torres, quien ha integrado a su gabinete de primer nivel con funcionarios emanados del PAN y del PRI, y ha sido acusado de nepotismo por contratar a personas allegadas a su familia.

Originaria de Tianguistongo, Hidalgo, pero radicada en Sinaloa desde los años 90, Rodríguez Choreño afirma: “sabemos que no hay un marco legal que respalde a la síndica (Elsa Bojórquez, quien ha iniciado investigaciones al respecto), pero es inmoral: el Gobierno municipal no es una empresa”.

¿Cuál es el sentir dentro de las filas de Morena en torno a estos nombramientos del Alcalde?

“Inconformes, todo mundo estamos inconformes. Sin embargo, hay gente que calla. Yo tengo el lujo de que no tengo una situación que me limite a emitir mi criterio. Y no es agravio personal contra los dirigentes, sino simple y sencillamente recordarles sus obligaciones como dirigentes, que empeñaron su palabra y la palabra vale mucho más. Los estatutos de Morena bien claro lo dicen: que se deben evitar amiguismos y actos de corrupción; sinceramente, dentro de los compañeros que trabajaron en el equipo del Ayuntamiento había gente bastante buena en sus currículums, era para que estuvieran al frente en varias direcciones. Que yo tenía una visión bastante optimista a futuro, sinceramente yo no sé por qué”.

Desde su consultorio, recuerda cómo algunos de los antiguos compañeros de lucha están siendo despedidos por “El Químico” o han renunciado. El más reciente, el ex director de Planeación del Desarrollo Sustentable, Víctor Sainz, quien dejó el cargo y reveló que fue por recibir presiones para firmar permisos irregulares. Otro caso es Luis Antonio Aguilar Colado, cesado como director jurídico del Ayuntamiento. En cambio, ha habido contrataciones como la de Sergio Rubio Rodríguez, asesor del ex Alcalde panista Alejandro Higuera, quien ya se encuentra dentro de la nómina como asesor del Alcalde. Además de José Ángel Tostado, ex integrante de la administración de Carlos Felton, hoy a cargo del Instituto de Cultura.

Cabe recordar que este señalamiento no ha estado ausente a nivel nacional, luego de la inclusión de cuadros de otros partidos en el Gobierno federal, incluso algunos con historial no muy limpio.

Para la embajadora de paz de Morena, esto es grave porque el partido apenas comienza a ocupar el poder y debería ser impecable. Para ella, los partidos de derecha no caben en las filas de un gobierno morenista, porque su filosofía es distinta.

“Si la filosofía de un partido es distinta a otro partido, no pueden comulgar. Morena nace de una filosofía socialdemócrata porque tenemos que dar importancia al pueblo, a las necesidades del pueblo, los partidos de derecha no están en la misma sintonía, y por lo tanto, es que estamos renuentes a aceptar gente con este tipo de orientación”, resaltó.

¿El partido podría tomar acciones en los casos locales?

Ya se están tomando en diferentes instancias. Andrés Manuel tiene un millón de asuntos, pero va a poner los ojos aquí. Tenemos en la escuela política de mujeres mucho contacto con senadoras, diputadas o integrantes del gabinete, como Olga Cordero (Secretaria de Gobernación), quienes no nos dejan de la mano.

Esas acciones pueden ir desde una amonestación hasta una destitución, pero también se puede hacer un exhorto desde el Senado, llamadas de atención tanto a nivel jurídico como a nivel intrapartidario. Inclusive una destitución, los estatutos lo contemplan.

“Si nos respetamos

hay paz”

Emma Rodríguez Choreño asegura que la paz tiene que ver con una perspectiva de género. “Si nos respetamos hay paz”, dice.

Uno de los primeros temas de su agenda, será el caso de la síndica procuradora de Ahome, Angelina Valenzuela Benítez, quien llevó un proceso legal contra el Presidente municipal, el mazatleco Guillermo Chapman, al que acusó de amenazas e intimidación. Para Rodríguez Choreño, es un tema de violencia política de género que seguirá muy de cerca.

La definición del nuevo protocolo, dice que esta se refiere a acción de forma directa o indirecta que, basada en su género, tenga por objeto dañar o menoscabar a la mujer o anular el reconocimiento de sus derechos políticos.

Con la designación que acaba de recibir de la Secretaría Nacional de Mujeres de Morena, ¿cuáles serán sus atribuciones?

Es un puesto honorífico, pero mi misión es hacer valer el protocolo para la paz política de nuestro partido, que es muy parecido a lo que aplicamos en medicina: se refiere a prevenir, atender, sancionar y reparar la violencia política contra las mujeres. Mi chamba es sensibilizar a las mujeres, pero también fomentar el respeto: si nos respetamos hay paz, y si hay paz hay felicidad. Es difícil por la situación cultural, pero la mujer tiene que ser consciente de su potencial, necesitamos más mujeres sensibles en la política, a la par de los hombres.

Emma Rodríguez

Choreño

*Traumatóloga y Ortopedista

* Originaria de Tianguistonto,

Hidalgo

* Radicada en Sinaloa desde los 90

* Egresada de la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional

* Afiliada a Morena desde 2017

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades