Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
TEMPORADA DE LA OSSLA: Tenemos un festival de música clásica de alto nivel
.
Paúl Chávez
11/04/2019 | 11:48 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Estamos viviendo un momento muy histórico en la cultura sinaloense. Lo que está ocurriendo con la OSSLA no es una temporada más: es en realidad la programación de un festival de alto nivel, a la altura del “Cervantino” y quizás de otros famosos como “The Proms” de la BBC de Londres, el de Lucerna, el de Salzburgo, el de Bayreuth.

Lo sustento por la audacia de su programación, la calidad de invitados y el nivel de las interpretaciones. Hoy jueves 4 de abril tuvimos una programación nada común y muy propia para semana santa: El Réquiem del francés Gabriel Fauré y un especial concierto para fagot de Mozart, un instrumento “olvidado” al que el público aplaudió gracias al dedicado talento de Natalie Zemba, integrante de la OSSLA originaria de Boston.

Tocar el Réquiem de Fauré tiene su gracia. La obra a diferencia de otros Réquiems destaca la esperanza de gozar de la gloria, es decir, va más allá del dolor y miedo a la muerte, infunde un ánimo de paz muy propio para esta cuaresma. Y desde este sentimiento fue cantado y tocado. El coro “dialoga” con el creador sobre las postrimerías y la hace con esa serenidad y confianza de un próximo encuentro íntimo. Pensar así en la muerte requiere vivir cara a la eternidad viviendo el presente, sirviendo y amando a los demás y es lo que refleja la obra de Fauré que lo hizo famoso. Dicen que cuando hay mucho miedo a la muerte en realidad se tiene miedo a la vida.

Las voces de los solistas, la soprano de Navojoa, Vianey Lagarda y del barítono Oziel Herrera del DF, llevaron muy bien su parte, son jóvenes que prometen mucho y nos alegra el fogueo que están teniendo. En el Pie Iesu, Vianey nos tocó el corazón con su melodiosa voz, reflejando intimidad. Oziel se lució en el Libera Me. El coro estuvo muy bien, fue unísono, sereno, potente, y suave y dulce cuando se requería. Nos alegramos que hayan florecido varios grupos corales en el estado y que canten con devoción y profesionalismo. Tengo muy viva la primera aparición coral con la 9ª de Beethoven en catedral me parece allá por el 2003, sorprendieron en esa obra tan exigente. Ahora las nuevas voces revelan que se lo han tomado en serio. Gordon Campbell dio otro concierto el miércoles 3 en el auditorio de Radio UAS interpretando corales de Bach que requieren gran destreza. La música coral ha dado mucho regocijo a nuestro estado incluyendo a Enrique Patrón de Rueda con sus concursos operísticos locales.

La orquestación dirigida por Miguel del Real estuvo a la altura, conmovió el sonido de las cuerdas en el Sanctus y más aún los cornos que sonaron con gran potencia en el Hosanna in Excelsis y más adelante en el Lux Aeterna y al mencionar Dies Irae, emulandolas trompetas del Apocalipsis. Extrañé en el Libera me la clásica melodiosidad que suele cantarse en esta parte que es justo la más conocida de la obra, aunque el bajo continuo marca el compás notoriamente. Al parecer la dirección coral es una especialidad como lo es también la sinfónica, Miguel se reta a sí mismo al combinarlas con arrojo. Arriba en el mezzanine la acústica del coro no se desplegó del todo, quizás por su ubicación muy atrás y por la cortina tan extendida donde se proyectaron los textos.

Prepárense para el próximo concierto del jueves 11 de abril a las 8 pm, vendrá nada menos que una de las mejores pianistas del mundo actual, la bella Anna Fedorova de 29 años, ha ganado 14 competiciones internacionales. Es increíble que alguien de su talla esté aquí en Culiacán tocando uno de los conciertos para piano más bellos de la historia: el 2do de Sergei Rajmáninov. La revista alemana Bachtrack especializada en música la reconoció por tocar el equivalente al “Everest para el pianista” por su dificultad. Promete ser uno de los top y más memorables en la historia musical sinaloense desde que el gobernador Labastida inicio los festivales culturales en 1987, que eran de gran altura y calidad, tuvimos aquí a los mejores del mundo. Recomiendo ver a Anna Fedorova en Youtube tocando este concierto (Rachmaninoff: piano concerto no.2) tiene la friolera de 22 millones de clicks, sumándole otras apariciones suyas ahí de 2 millones, totaliza ahora más de 24 millones: un fenómeno gracias a su excepcional talento. Sugiero llegar temprano para el estacionamiento y asegurar lugar, la sala se llena cada jueves. Lo van a disfrutar. Comentarios: paulchavz@gmail.com

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades