Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Trump amenaza otra vez a México con aranceles; Ebrard niega pacto secreto con EU
El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores aseveró que el pacto logrado es migratorio y no incluye temas comerciales
Noroeste / Redacción
10/06/2019 | 08:46 AM
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

El presidente Donald Trump afirmó este lunes que Estados Unidos firmó otra parte de un acuerdo de inmigración y seguridad con el Gobierno de México, mismo que tendría que ser ratificado por los legisladores de dicho país. Y aunque el mandatario estadounidense no proporcionó detalles, amenazó nuevamente con imponer aranceles si el Congreso de mexicano no aprueba el plan.

“Hemos firmado y documentado totalmente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México, uno que Estados Unidos ha estado buscando durante muchos años. Será revelado en un futuro no muy lejano y necesitará una votación del cuerpo legislativo mexicano [...] No anticipamos un problema en la votación, pero si por alguna razón la aprobación no llega, los aranceles se restablecerán”, escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter.

Sin embargo, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), rechazó que haya una parte oculta del acuerdo logrado con Estados Unidos. Presente en la conferencia de prensa matutina de López Obrador, el funcionario federal aseveró que el pacto logrado es migratorio y no incluye temas comerciales.

El funcionario federal mexicano anunció que este mismo día tendrá una reunión para instrumentar el plan que ayude a cumplir los compromisos hechos con Estados Unidos y desactivar cualquier amenaza de aranceles.

El canciller comentó que, a lo que se refiere el presidente estadounidense de una parte del acuerdo que no fue dada a conocer y que tendría que ser aprobada por el Senado mexicano, es que si las medidas acordadas no funcionan, tendrían que buscar la creación de un sistema regional de asilo, el cual se tendría que presentar al Congreso.

Sobre el tuit de Trump que habla de que México comprará más productos agrícolas a EU, Ebrard Casaubón afirmó que el acuerdo no contempla eso. “Es un acuerdo migratorio, lo comercial no está aquí. No tenemos un acuerdo sobre esa naturaleza”, sostuvo.

“Yo creo que él se refiere a que al momento de no presentarse las tarifas, entonces va a ser un impulso mayor y que van aumentar las importaciones de Estados Unidos a México, de granos”, indicó el canciller mexicano, quien calificó la reciente negociación con Estados Unidos como la más difícil, “muy tensa” y de muchas horas.

“El recibimiento fue muy duro por parte del vicepresidente de EU [Mike Pence] porque el tono era casi de ultimátum. Tienen un reporte de 140 mil personas detenidas en la frontera y a finales de año estaría llegando a un millón 600 mil”, detalló el funcionario federal.

Ebrard Casaubón detalló que el Gobierno de México tiene 45 días para disminuir el flujo migratorio hacia territorio estadounidense o, de lo contrario, podría darse el riesgo de que Trump imponga tarifas a productos mexicanos, lo que provocaría entrar a una guerra comercial.

Ello le costaría que el Gobierno mexicano incremente “de golpe” el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 10 por ciento, la pérdida de un millón 200 mil empleos, además de que el Producto Interno Bruto (PIB) caería un punto. “Entonces eso se convertiría en una crisis económica”, aceptó Ebrard Casaubón.

“Tenemos un tratado de libre comercio presentado al Senado de México y que está en el Congreso de Estados Unidos y si se aplican tarifas unilaterales nos alejamos del modelo del tratado de libre comercio”, explicó el funcionario mexicano.

El canciller abundó que a mediados de julio, se realizará una evaluación de las medidas adoptadas por México para frenar la migración hacia el norte. El funcionario federal adelantó que hablará con organizaciones de Centroamérica para que ayuden en ese sentido. “Demostremos que en 45 días sí podemos hacerlo entre todos”, dijo.

El canciller subrayó que la Guardia Nacional mexicana va a cubrir todo el territorio mexicano, así como la frontera sur, y añadió que esto ya estaba decidido desde antes y no se deriva del acuerdo con Estados Unidos. Negó las versiones acerca de que se piense militarizar la frontera. Enfatizó que el despliegue se llevará a cabo más rápido.

Ebrard Casaubón rechazó, también, que se vaya a criminalizar a los migrantes, pero aseveró que las personas que ingresen a nuestro país deberán registrarse. “No podemos tener transitando por México a 600 mil personas y nos sabemos cómo se llaman”, insistió.

El funcionario federal abundó que la decisión que se está tomando es pedirles a los migrantes que se registren y explicarles qué opciones hay. Añadió que Estados Unidos desea que estas personas permanezcan en México hasta que terminen su proceso de asilo.

Por su parte, López Obrador reconoció que se vivieron diez días complicados por el tema de los aranceles, por la decisión del gobierno de Donald Trump de imponer impuestos a las mercancías que se producen en México y se venden en Estados Unidos.

“Estuvo muy bien nuestra delegación en Washington y fueron buenos los resultados, lo mejor es que no entran en vigor esos aranceles el día de hoy y lo que cuenta en política es mantener principios y también los resultados”, dijo el mandatario nacional en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

Respecto a la cotización del dólar, López Obrador dijo que el peso se apreciará a partir del acuerdo migratorio alcanzado con Estados Unidos, y abundó que la moneda mexicana ganó 40 centavos desde el viernes pasado.

El presidente agradeció a los mexicanos por unirse para enfrentar esta amenaza y a quienes representaron a México en estas negociaciones, por actuar con respeto y diplomacia a pesar de las presiones. Además, le dio las gracias a los estadounidenses, “que actuaron de manera comprensiva con México”.

López Obrador confesó que tuvo que rehacer el discurso que pronunció el sábado en Tijuana, Baja California, porque Estados Unidos había tomado una decisión soberana y había borradores para la aplicación de aranceles, para lo que México estaba preparado.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, López Obrador compartió un fragmento del discurso que pronunció en Tijuana y destacó que como jefe de Estado mexicano no puede permitir que se atente contra la economía de México. No obstante, dijo estar seguro de que no habrá represalias, porque México no da motivos.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña