Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Una vez más, Héctor Herrera cae en la barrera de los cuartos de final de la Champions League
Un final agridulce para una temporada complicada para Herrera en su primera experiencia con el Atlético
Sinembargo.MX
13/08/2020 | 4:43 PM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

MADRID._ Una vez más, y es la tercera, el mexicano Héctor Herrera volvió a caer en la barrera de los cuartos de final de la Champions League este jueves con el Atlético de Madrid contra el RB Leipzig alemán, en una derrota por 2-1 en la que el “Zorro” fue titular y jugó 58 minutos.

Los cuartos volvieron a cruzarse en el camino del centrocampista mexicano, que aspiraba a todo con el Atlético de Madrid en esta “Final a Ocho” de Lisboa (Portugal), pero volvió a quedarse en la misma instancia en la que tropezó dos veces con el Oporto, contra el Bayern Múnich en 2015 y frente al Liverpool inglés en 2019.

Sus otras cuatro participaciones en la Champions League, todas ellas con el Oporto se saldaron dos veces en los octavos de final (2016-17 y 2017-18) y otras dos en la fase de grupos (2013-14 y 2015-16); pero cuando parecía favorito para ser semifinalista por primera vez en su con el Atlético, un inesperado Leipzig se cruzó en su camino.

Un final agridulce para una temporada complicada para el “Zorro” Herrera en su primera experiencia con el Atlético, un curso en el que ha alternado tramos de titularidad y suplencia, en el que su mejor racha en el once han sido los seis partidos que enlazó entre el 22 de diciembre de 2019 y el 23 de enero de 2020, la final de la Supercopa de España contra el Real Madrid en Arabia Saudí.

La peor fueron los cuatro encuentros sin minutos con los que empezó su andadura en la Liga española y en el Atlético de Madrid, donde no ha conseguido durante esta primera temporada ser el futbolista imprescindible que ejerció la capitanía en el Oporto.

Aunque pareció mejorar su situación desde el regreso de la competición tras la pandemia del Covid-19, cuando participó en los cuatro duelos iniciales del conjunto madrileño, dos como titular (Osasuna, donde dio una asistencia, y Valladolid) y otros tantos ingresando en la segunda parte (Athletic y Levante), luego pasó tres en blanco, antes de tener minutos ante Celta de Vigo y Getafe.

Pero despidió bien el campeonato, disputando al completo el partido final del torneo contra la Real Sociedad. Ahí se postuló como una alternativa para la fase final de la Champions League, en ese duelo en el que su compañero Thomas sufrió una lesión que el abrió el hueco en el once.

Al no poder contar con el ghanés, un pulmón imprescindible en el centro del campo para el entrenador argentino Diego Pablo Simeone, Héctor Herrera comenzó a ganar enteros para ser el elegido para sostener al equipo junto a Saúl Ñíguez, y con Koke Resurrección y el belga Yannick Carrasco por los costados.

Arrancó encargado de la presión, dispuesto a salir para atacar la salida de balón de los defensores del conjunto alemán, y a poco no lo consigue junto a Koke en el minuto 20, pero en general adoleció del mismo problema que todo el Atlético: no fue capaz de imponerse en el centro del campo al dinámico equipo teutón.

Porque tanto él como Saúl fueron islas ante un mar de camisetas blancas del Leipzig, más eficaz en el despliegue en el mediocampo, con un trabajo fantástico del mediocentro esloveno Kevin Kampl y de sus dos escuderos, el francés Cristopher Nkunk y el austríaco Marcel Sabitzer. Entre ellos, con la colaboración del mediapunta español Dani Olmo, luego goleador, cortocircuitaron al Atlético.

Incapaz de mejorar la circulación de juego de su equipo, y con el gol de Olmo en los primeros cinco minutos de la segunda parte, Simeone buscó soluciones y decidió optar por el portugués Joao Félix, para lo que retiró a Herrera y retrasó la posición de Marcos Llorente al centro del campo.

Ahí se acabó la participación del “Zorro”, que vivió desde la grada el 1-1 de Joao Félix y el frenesí del Atlético en busca del segundo tanto, y se lamentó desde ese mismo lugar del 2-1 final del RB Leipzig de la mano del estadounidense Tyler Adams. Los cuartos de final seguirán siendo la máxima cota en la “Champions” del mexicano.

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades