¿Viene la cuesta de enero? - Noroeste
Periódico Noroeste
22 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  30º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
¿Viene la cuesta de enero?
Que el nuevo año no te cobre las emociones de diciembre, evita endeudarte más y empieza a pagar ya lo que debes
06/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Después de las posadas, Navidad, los regalos y los festejos de Año Nuevo, hace su aparición la temida cuesta de enero, la factura de las emociones e ilusiones de diciembre que se cobra como resultado del comportamiento excesivo y no planeado en compras.
Esto genera que inicies el año con “el pie izquierdo”, sin dinero disponible y con deudas que saldar, por lo que para estabilizar tu economía, te verás obligado a pedir un préstamo o a recortar el presupuesto familiar.

Piensa antes de endeudarte
Si pides prestado o empeñas tus pertenencias, quedarás más endeudado, tal vez sin poder recuperar tus cosas y sufriendo no sólo en enero, sino en los siguientes meses hasta estabilizar la economía familiar, por lo que lo más indicado es no hacerlo.
Pero, si de plano tienes que hacerlo, es importante comparar las diferentes alternativas que existen para ello, considerando cuánto acabarías pagando en total al paso del tiempo por ese compromiso, y elige la que mejor te convenga.
Si vas a acudir a una casa de empeño para obtener dinero, hazlo en la de mayor prestigio, verificando que el contrato esté registrado ante la Profeco, y evita hacer operaciones por "afuerita".

No aplaces pagos
También debes evitar aplazar pagos, si no liquidas la deuda en la fecha indicada los costos del crédito se cobrarán retroactivamente a partir de la fecha original de la compra, es decir, los intereses se irán acumulando saliendo más caro.
De ser posible es mejor liquidarla, con ello tendrás a un acreedor o compromiso menos que enfrentar en el futuro.
Otra nueva y creativa forma para enfrentar la cuesta de enero es vendiendo aquellos artículos que te obsequiaron y que no te gustaron, que no son útiles o que ya tenías. Incluso en familia podrías organizar una venta de garage o bazar y así sacar algún dinerito extra.

Ahorra desde ahorita
Si eres de los afortunados que logró salir, al menos desahogado de las deudas, desde este mes puedes ir adquiriendo la decoración para fin de año, ya que el mejor momento de comprar los accesorios para las próximas fiestas es al término de las mismas, que están a precios rebajados.
Todo lo anterior es uno de los principales objetivos de la Profeco, el de educar y alertar al consumidor sobre el riesgo que conlleva un gasto desaforado y de la necesidad de afrontar los excesos navideños con cabeza y conciencia. Así que si hiciste caso omiso, este año considéralo.

Información proporcionada por el departamento de Educación y divulgación de Profeco

DESAHÓGATE

No dejes que las deudas te rebasen:
- Evita pedir prestado o empeñar pertenencias.
- Si de plano tienes que hacerlo, fíjate que el contrato esté registrado ante la Profeco.
- No aplaces pagos, si no liquidas las deudas en la fecha indicada, los intereses se irán acumulando, saliéndote más caro.
- Vende lo que te obsequiaron y que no te gustó, que no es útil o que ya tenías.
- Si estás en posibilidades, compra desde ahorita la decoración navideña, ya que al término de las fiestas, están a precios rebajados.
    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..