Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Vino para ser médico, miren cómo me lo llevo, dice papá de estudiante de medicina asesinado
Piden justicia por hijos asesinados en Puebla
Sinembargo.MX
25/02/2020 | 7:00 PM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Puebla (SinEmbargo).— “Mi hijo salió de Xalapa (Veracruz) con la ilusión de ser médico y miren cómo me lo llevo”, fueron las palabras del papá de Francisco Javier Tirado Márquez al salir del Servicio Médico Forense (Semefo) con el cuerpo de su hijo, el estudiante de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) que fue asesinado junto con otros dos estudiantes y un conductor de UBER en Huejotzingo, de acuerdo con el periódico Central.

El cuerpo del joven de 22 años de edad fue el primero en ser entregado a sus familiares. Salió de las instalaciones del Semefo pasadas las 09:00 horas. Su padre apenas y pudo decir unas palabras y su mamá, no daba crédito a lo ocurrido y apenas y podía sostenerse.

Después llegaron los familiares de José Emmanuel Vita Castillo, el conductor de UBER que también fue ejecutado. Sin embargo, después de reconocer el cuerpo fueron enviados a la Fiscalía General del Estado para realizar los trámites correspondientes y el cuerpo del joven de 29 años de edad pudiera ser entregado.

Más tarde arribaron los familiares de Ximena Quijano Hernández, la colombina estudiante de Medicina que se encontraba de intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Sin bajarse del auto en que llegaron, personal del Semefo le mostró a los padres de la joven unas fotografías y tras reconocerla como su hija, también fueron enviados a realizar la documentación necesaria.

Aproximadamente a las 13:00 horas, los familiares de Ximena regresaron pero hasta la publicación de esta nota, ni el cuerpo de la joven de 25 años de edad ni el del conductor de UBER habían sido entregados.

En el sitio hay personal de la Unidad Selecta de Intervención Táctica (USIT) de la Fiscalía General del Estado y hasta el momento no se ha visto llegar a los familiares de José Antonio Parada Cerpa, el otro estudiante de Medicina de 22 años de edad, también de nacionalidad colombiana que se encontraba de intercambio en la UPAEP.

EL MOMENTO EN EL QUE ABORDARON EL UBER

Un video reveló el momento en que los tres jóvenes estudiantes de Medicina suben al Uber en Huejotzingo minutos antes de desaparecer y ser asesinados. En el video puede verse cómo se despiden de tres personas y abordan el auto.

El video fue compartido por Ruby del Razo, reportera de grupo Imagen Puebla. Según versiones de vecinos los tres muchachos estuvieron con un amigo que vive en la zona del Tercer Barrio de Huejotzingo.

En las imágenes puede verse que el chofer Josué Emmanuel Vital abre la cajuela, uno de ellos mete una mochila y después suben Francisco Javier, Ximena y José Antonio.

Los estudiantes no salieron de Huejotzingo según Angélica Serpa, madre de José Antonio, quien los rastreó por GPS cuando tomaron el Uber de regreso a Puebla. “Nunca salieron del sector”, dijo en entrevista a Semana, medio de comunicación de Colombia.

Ayer domingo estuvieron en una fiesta en una pueblito que queda cerca a Puebla, ellos estaban terminando el año de médicos internos en Puebla y a las 9 y 31 p.m. fue la última vez que hablé con mi hijo. Me dijo que estaba en la casa de un amigo y que iba a coger un Uber, se iban a ir para Puebla. Estuve siguiendo por el GPS de su celular y nunca salieron del sector. Estuve marcándoles, pero no contestaban.

Versiones extraoficiales señalan que se habían quedado con otro compañero de Medicina de Upaep en el Tercer Barrio de Huejotzingo. En el video puede verse cuando se despiden de él.

Hasta el momento la Fiscalía de Puebla no ha planteado un móvil sobre el crimen, se desconoce si se trató de un robo ya que tenían sus pertenencias y fue a través del equipo celular que pudieron encontrar los cuerpos. Según detalló Angélica Serpa, tanto su hijo como Ximena, el 31 de mayo próximo terminaban su año obligatorio en México y regresarían a Colombia.

Colombia pidió a las autoridades mexicanas que la investigación por el asesinato de los estudiantes universitarios no quede impune.

El Consulado de la República de Colombia en México envío este que las autoridades mexicanas informes al los representantes del país sudamericano sobre los avances en la investigación.

REACCIONES EN COLOMBIA

Medios de comunicación en Colombia como la televisora Caracol, el diario El Tiempo y Semana han dado amplia cobertura a la muerte de los dos estudiantes colombianos originarios de Bogota, José Antonio Parada Cerpa y Ximena Quijano Hernández, así como Francisco Javier Tirado Márquez, de Xalapa, Veracruz y del chofer de UBER, Josué Emmanuel Vital.

Los padres y familiares de ambos jóvenes bogotanos han dado más detalles de lo que sabían sobre su desaparición. Incluso José Antonio mandó a su familia videos del Carnaval de Huejotzingo en donde se podía ver junto a sus amigos divirtiéndose y se mantuvo en comunicación en todo momento.

Iban a salvar vidas y se las quitaron, dijeron los padres de Ximena entrevistados esperando al avión para salir a México, como informó la televisora Caracol, de Colombia.

“Coti” como llamaban los tíos de José Antonio, fue definido en los medios de Colombia como un muchacho “muy juicioso”, ordenado, que jamás perdió un año en el colegio y tampoco perdió un semestre de la Universidad.

Los compañeros de los estudiantes de Unisanitas, la escuela de Ciencias de la Salud de la que originalmente realizaron el intercambio con la Upaep, también se encuentran en shock. El alumnado ha enviado sus condolencias y también a través de un comunicado la fundación de la que depende esta universidad y la Clínica Universidad Colombia, confirmaron que personal ha acompañado a los padres de familia para reclamar los cuerpos.

Como Central informó, hasta el momento se analiza como principal línea de investigación el robo del automóvil aunque han surgido más versiones como la de una posible riña durante el carnaval.

Esta mañana estudiantes de la BUAP, de donde era alumno Francisco Javier Tirado Márquez, realizaron una fuerte manifestación hasta Casa Aguayo, sede del gobierno del estado de Puebla en donde fueron atendidos por David Méndez Márquez, Secretario de Gobernación. También se unieron un grupo de 30 vehículos de la plataforma Uber y Didi que se manifestaron también para exigir mayor seguridad.

FUERON A DIVERTIRSE Y LOS ASESINARON

Una nueva masacre ha conmocionado a la sociedad poblana. Tres jóvenes estudiantes universitarios de Medicina, dos de ellos de intercambio que provenían de Colombia y uno más de Xalapa, Veracruz; así como un chofer del servicio ejecutivo de Uber fueron el blanco en esta ocasión. Sus cuerpos fueron encontrados la mañana de este 24 de febrero en Santa Ana Xalmimilulco, junta auxiliar de Huejotzingo.

Se trata de Ximena Quijano Hernández, de 25 años de edad, José Antonio Parada Cerpa, de 22 años de edad, ambos de Colombia quienes se encontraban de intercambio en la UPAEP; Francisco Javier Tirado Márquez, originario de Xalapa, Veracruz, estudiante de medicina de la BUAP. Con ellos fuer encontrado el conductor de la plataforma ejecutiva Uber, Josué Emanuel Vital Castillo, de 28 años de edad.

El 23 de febrero, alrededor de las 22:15 horas regresaban del Carnaval de Huejotzingo por lo que tomaron camino a Puebla en el vehículo de la aplicación conducido por José Manuel, un Chevrolet Beat de color plata, placas TPP146A de Puebla.

ESTUDIANTES PIDEN JUSTICIA

Estudiantes de la Facultad de Medicina de la BUAP marcharon la mañana de este martes para exigir justicia por el asesinato de tres estudiantes de medicina, uno de la máxima casa de estudios y dos de la UPAEP, y un chofer de UBER.

El contingente de alumnos salió a las 10 de la mañana del Paseo Bravo rumbo a Casa Aguayo luego de que realizaran una manifestación afuera de la facultad en conmemoración de los estudiantes asesinados.

Además, otro contingente de alumnos de otras facultades de la BUAP, salieron desde Plaza Dorada para marchar también rumbo a Casa Aguayo donde se reunirán para exigir a las autoridades mayor seguridad y justicia para las víctimas de este asesinato.

Los estudiantes visten bata blanca y ropa negra en señal de luto por el fallecimiento de su compañero Francisco Javier Tirado Márquez, y de los otros alumnos de la UPAEP Ximena Quijano Hernández, José Antonio Parada Cerpa; así como de Josué Emanuel Vital Castillo y el chofer de UBER que los trasladaba.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades