Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Y en casa, empieza el 'doble trabajo' con el regreso a clases a distancia
Judith es madre soltera de tres hijos, uno en primaria, una en preescolar y la otra aún no va a la escuela. Su madre le ayuda con el cuidado de sus hijos, ella debe trabajar, regresar a su casa a comer al medio día, volver a trabajar y regresar a casa en la tarde-noche
Netzahualcóyotl Ceballos
24/08/2020 | 7:12 PM
Marcar como favorita

Antes, el regreso a clases era razón de alegría para algunas madres de familia porque significaba una pausa en su quehacer diario al enviar a sus hijos a la escuela, pero ahora, con las clases en línea, la carga diaria se volvió más pesada.

Judith es madre soltera de tres hijos, uno en primaria, una en preescolar y la otra aún no va a la escuela.

Su madre le ayuda con el cuidado de sus hijos, ella debe trabajar, regresar a su casa a comer al medio día, volver a trabajar y regresar a casa en la tarde-noche.

Y sólo en ese momento, cuando cierra la casa de empeño donde trabaja, es cuando empiezan las clases para sus hijos, aunque ya cansada por cumplir con su jornada de trabajo.

“Es difícil y más que nada por eso de los tiempos, porque yo trabajo y mi mamá no sabe mucho de eso de la escuela, me tengo que adaptar a los tiempos y hablar con los maestros de que solo puedo por las tardes, prácticamente no hay tiempo”, narra en entrevista desde su casa, en la Colonia Lomas del Ébano.

“Es difícil y se batalla precisamente por eso, tengo que hacer que pongan atención a las clases, él no le va a poner atención solo, los maestros me mandan el plan de trabajo y ya le tomo foto o video de la evidencia de que están trabajando”.

La experiencia de lo que fue el último semestre del ciclo escolar pasado es referencia de lo que le espera ahora.

Y su historia, es la de miles de madres de familia, cuyos hijos no pueden tomar clases solos y ellas los auxilian cuando salen de sus trabajos, aunque ya cansadas.

-- ¿Y crees que el aprovechamiento es igual?

“No, definitivamente no, no es lo mismo la atención que le ponen a los maestros que a uno mismo... si a los maestros no le hacen caso, pues a uno menos, y es difícil porque hay cosas que yo no sé explicarles, como a lo mejor les explicaría el maestro”.

Ella sabe que por la amenaza del Covid-19 es mejor tenerlos en casa, pero cree que hay partes de la educación a distancia que pueden mejorar y facilitar la educación en línea, por ejemplo, la comunicación con los maestros, pues hay quienes no permiten las preguntas de los padres de familia ni siquiera en los grupos de chat.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades