Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Yalalag, el pueblo de Oaxaca que cerró el paso a distribuidores de refrescos para frenar diabetes
El pasado 5 de agosto, Oaxaca se convirtió en el primer estado de México en prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad. Con 31 votos a favor, la 64 legislatura del Congreso de Oaxaca hizo historia al aprobar esta iniciativa, pese a las presiones de la industria de la chatarra que días previos a la votación publicaron desplegados en contra de la medida
Sinembargo.MX
08/08/2020 | 10:59 AM
Marcar como favorita
Foto: Internet

MÉXICO (SinEmbargo).- El aumento de casos de diabetes, hipertensión, sobrepeso y obesidad, y la llegada de Covid-19 a México, llevó a las autoridades de Villa Hidalgo Yalalag, Oaxaca, a prohibir el ingreso de distribuidores de productos industrializados a su territorio.

“Tomamos la decisión de cerrar la comunidad y prohibir muchos productos industrializados y esto generó que mostráramos la situación alimentaria que teníamos en Yalalag”, señaló la regidora de educación de Yalalag, María Isabel Aquino León.

Durante el webinario El derecho a la alimentación y soberanía alimentaria de los Pueblos Indígenas, la funcionaria local acusó que su comunidad está “muy contaminada” de este tipo de productos, lo que ha generado que las personas abandonen la generación y consumo de productos locales.

Aquino León detalló que la prohibición del paso a empresas de alimentos procesos y la venta de sus productos se tomó una vez que la epidemia de Covid-19 se extendió por el estado de Oaxaca.

“Lo que hemos hecho en este tiempo de pandemia es restringir la movilidad para no contagiarnos del virus, para poder proteger a nuestra comunidad, porque sabemos que somos muy vulnerables, al estar muy mal alimentados (…) Por ello es que nosotros tomamos la decisión de cerrar el paso a estos productos”, añadió.

Los señalamientos de la regidora se dan en el marco de la aprobación en el Congreso de Oaxaca, de una ley que prohíbe la venta directa de “productos chatarra” a menores de edad.

La regidora añadió que su comunidad ha visto cómo sus alimentos han sido desplazados por productos industrializados desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“La entrada del neoliberalismo y la entrada en vigor de leyes que lo único que han hecho es afectar a nuestras comunidades, haciéndonos dependientes de consumir productos altamente nocivos para la salud”, puntualizó.

En este sentido, alertó que su comunidad “es de las más afectadas con la entrada de estos productos”, lo que ha provocado que muchas personas padezcan diabetes o sobrepeso.

Yalalag es una comunidad zapoteca de la Sierra norte de Oaxaca que desde el inicio de la pandemia optó por cerrar sus fronteras, con el fin de evitar la entrada y expansión del nuevo virus.

En este sentido, Alejandro Cavilo Unna, director del Poder del Consumidor, destacó que en América Latina, México es el mayor consumidor de tales productos, y entre los estados, Oaxaca y Chiapas figuran entre los mayores consumidores de Coca-Cola, lo cual se refleja en problemas de salud pública por diabetes y obesidad.

Mientras Abelardo César Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, aseveró que las industrias tienen una gran presencia en varios estados del país al contar con altas cantidades de dinero destinadas a publicidad, mercadotecnia y distribución de sus productos.

LA PROHIBICIÓN EN OAXACA

El pasado 5 de agosto, Oaxaca se convirtió en el primer estado de México en prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad. Con 31 votos a favor, la 64 legislatura del Congreso de Oaxaca hizo historia al aprobar esta iniciativa, pese a las presiones de la industria de la chatarra que días previos a la votación publicaron desplegados en contra de la medida.

La iniciativa, propuesta por la Diputada local Magaly López Domínguez y que adiciona el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las Niñas, niños y Adolescentes de Oaxaca, llevaba un año en análisis dentro de la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad.

La Diputada Magaly López, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), consideró histórica esta iniciativa y llamó a los demás legisladores a estar a favor de los niños y niñas de Oaxaca y no de la industria. Así lo expuso en el Pleno:

“Nuestra obligación como representantes populares e integrantes del Estado es proteger la salud de toda la población, preferentemente la de niñas, niños y adolescentes mediante la promoción y establecimiento de modelos preventivos y estilos de vida saludables que permitan combatir la incidencia de las enfermedades referidas en nuestra vida comunitaria.

“Al votar esta iniciativa histórica vamos a saber de forma cierta quiénes están a favor de los intereses económicos de los grandes capitales y quiénes apuestan por la protección de la salud y la vida de las niñas y niños oaxaqueños”.

La histórica iniciativa fue celebrada por 73 organizaciones en pro de la salud y organismos internacionales como la FAO, ONU y la Unicef, pero rechazada por el sector empresarial de Oaxaca como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD), Canaco y el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, A.C. (ConMéxico), este último agrupa a 44 empresas como Bimbo, Nestlé, Coca-Cola y Lala.

En México, 34.4 por ciento de los niños y adolescentes tiene sobrepeso u obesidad, lo que sitúa a los mexicanos en primer lugar mundial en obesidad infantil. A nivel estatal, Oaxaca ocupa el segundo lugar con más obesidad en adultos y el primero con obesidad infantil, según los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) al cierre de 2018. En contraste, unos 60 mil niñas y niños de cero a cinco años de edad padecen desnutrición.

TABASCO Y CDMX ESTUDIAN MEDIDA

Tras la aprobación los mandatarios de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, y de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informaron que analizan presentar una iniciativa similar en sus congresos.

El 6 de agosto, López Hernández anunció que la próxima semana enviará al Congreso estatal una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud para prohibir la venta, distribución y promoción de alimentos chatarra a niñas, niños y adolescentes, como lo aprobaron ayer legisladores de Oaxaca.

“Debemos de regresar en la medida de lo posible a la alimentación tradicional y hay que iniciar con los niños para que vayan educándose”, expuso el mandatario en un comunicado.

También resaltó que la pandemia ha dejado como enseñanza la importancia de promover prácticas de nutrición saludable para prevenir enfermedades.

Opinó que la reforma apoyaría la estrategia nacional de incluir en los planes educativos de nivel básico la asignatura de Vida Saludable y ayudaría que más familias den alimentos nutritivos a las personas menores de 18 años.

Mientras ayer, 7 de agosto, Sheinbaum Pardo informó que analizará con los diputados la prohibición de venta de alimentos ultraprocesados a niñas y niños, como avalaron esta semana legisladores de Oaxaca.

“Es una medida que vamos a revisar”, dijo esta mañana la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al ser cuestionada si su Gobiernos replicar la medida aprobada en Oaxaca. “Lo evaluaremos con diputados y diputadas”, agregó.

La mandataria reconoció que la comida chatarra, las grasas saturadas y el cambio de dieta en los últimos años ha derivado en afectaciones a la salud de la población. “No es buena noticia que México sea el número uno en consumo de refrescos, lo que genera comorbilidades”, dijo.

“Nuestra población tiene que ir a una vida mucho más saludable y eso está asociado a una alimentación mucho mas nutritiva la disminución en el consumo de refrescos, grasas saturadas, y la activación física”, agregó.

Sheinbaum Pardo dijo que por el momento las autoridades capitalinas trabajan con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e institutos de salud en un programa de atención a personas con diabetes y un programa de prevención que se vincula con el que se aplica a nivel nacional, llamado Vida Saludable.

-Con información de Guadalupe Fuentes

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades