|
Sistema Penitenciario de Sinaloa

Cárceles de Sinaloa, sin control ante hechos violentos: riñas, asesinatos, fugas

Ante los constantes hechos violentos de los centros penitenciarios de Sinaloa, se muestra que no ha habido administraciones que tengan control en Ahome, Culiacán o Mazatlán, asesinatos y fugas masivas lo demuestra

Reos de alta peligrosidad en penales, armas al interior de los centros penitenciarios y déficit de elementos de seguridad, además falta de presupuesto, imperan en los Centros de Ejecución de Consecuencias Jurídicas de los Delitos de Sinaloa, mismos que al interior muestran asesinatos, riñas y fugas por las puertas principales.

La muerte de tres internos del penal de Aguaruto, en Culiacán, ha sido sólo uno de los momentos sangrientos que ha vivido este Centro.

En Culiacán, las fugas de personas privadas de la libertad han sido más que las riñas, los escapes se han mostrado en equipo, es decir, cuando ocurre una fuga es más de una persona la que escapa, sin embargo, las riñas también se han presentado y cobrado vidas.

La máxima del Centro Penitenciario de Mazatlán son las riñas, éstas lejos de las escenas de las fugas, han cobrado la vida de internos y han dejado otro tanto de personas heridas, además de que se han registrado más de una riña al día. Las armas de fuego también se hacen presentes en estos hechos.

En Ahome se han manifestado por las condiciones del centro penitenciario elementos de seguridad, sumado a las riñas y escapes dignos de películas, por ejemplo, hacer hoyos en las paredes para poder salir y que nadie lo note.


Fugas y muertes en Culiacán

En 2 enero del 2011, cuando Mario López Valdéz tenía unas horas de ser Gobernador de Sinaloa, inauguró su periodo con la fuga de un reo que salió caminando por la puerta principal, burlando la seguridad del lugar.

El 16 de marzo del 2017, cinco personas de alta peligrosidad se fugaron, lo cual movilizó a las autoridades de seguridad, se destacó que entre este grupo se encontraba Juan José Esparragoza Monzón, hijo de “El Azul”, uno de los fundadores del cártel de Sinaloa. Este hecho fue negado por el Fiscal Juan José Ríos Estavillo, cuando simultáneamente se daba a conocer por el Secretario Cristóbal Castañeda Camarillo.

En julio del 2018, por la puerta principal, vestidos de custodios y pasando por al menos seis filtros de seguridad del penal, dos reos se fugaron en Aguaruto, ambos de alta peligrosidad que estaban en un penal de alta seguridad, pero por medio de un amparo los jueces los trasladaron a Aguaruto, de baja peligrosidad, donde escaparon.

El 5 de febrero del 2019 se efectuaron disparos al interior del penal de Aguaruto, de acuerdo con el Secretario Cristóbal Castañeda Camarillo, se detectó una persona que intentó esconder un arma que se accionó dos veces, se abrió investigación para saber cómo pudo entrar el arma.

El 17 de octubre del 2019, cuando la ciudad de Culiacán fue tomada por grupos de la delincuencia organizada, en el llamado “Jueves Negro” o “Culiacanazo”, 51 reos se fugaron de Aguaruto, para ellos se giró una órden de búsqueda y hubo quienes se entregaron a los días siguientes, este hecho llevó a la destitución de Eduardo Arturo Ballesteros Mendoza como titular del penal.

La noche del sábado 18 de septiembre de este año una riña al interior del penal dejó un saldo de tres personas sin vida y una más que fue herida, se detuvo a una persona que fue la agresora y al arma de fuego que usó durante el conflicto.

$!Cárceles de Sinaloa, sin control ante hechos violentos: riñas, asesinatos, fugas



Mazatlán, una de las historias más sangrientas

Con un saldo de 28 personas sin vida, el 14 de junio del 2010, uno de los hechos violentos más grandes en los penales de Sinaloa tuvo lugar en Mazatán, sumado a tres lesionados, dos de los cuales eran elementos de seguridad del penal.

El primer ataque ocurrió a las 9:00 horas en el módulo 21, en un segundo conflicto en el módulo 5 a las 13:00 horas se sumaron dos decesos más y en el módulo 11 a las 14:30 horas cinco personas más, por último a las 14:30 en el módulo 9 tres internos murieron y ahí quedaron las tres personas registradas heridas.

El 22 de septiembre del 2015, tres reos murieron en una riña localizada en el Módulo 11, los tres considerados como personas de alta peligrosidad, uno de los internos había asesinado a dos policías y los otros dos secuestraron a un empresario mazatleco.

Apenas iniciado el 2017, el 9 de enero, en Mazatlán se presentó una serie de riñas que sacó a relucir el uso de armas al interior del centro penitenciario, a las 8:00 horas una persona fue herida por disparos y otro por un objeto punzocortante, pero a las 11:00 horas continuó otro evento en el que una persona que intentó dirimir el conflicto fue agredida y herida.

Apenas un mes después en el penal de Mazatlán, en febrero del 2017, dos reos salieron heridos con armas punzocortantes, uno de ellos perdió la vida, solo se detalló que el identificado como Jesús N del módulo 11, tuvo una discusión con su compañero después del horario de visitas, a partir de estos hechos se reforzó la seguridad en los espacios para que no se dieran más riñas.

$!Cárceles de Sinaloa, sin control ante hechos violentos: riñas, asesinatos, fugas



En Ahome, las riñas

El 14 de agosto del 2018, los custodios en Ahome entraron en paro de labores demandando a las autoridades que ya no hubiera rotación de personal al interior del centro penitenciario. Los elementos de seguridad solicitaron que se les dejara de enviar a 15 elementos cada mes al de Aguaruto o a Mazatlán, prefirieron doblar turnos en Ahome.

En marzo del 2019 hubo una riña al interior del centro de Ahome que inmiscuyó a dos personas, ambas resultaron heridas, una con un arma punzocortante y otra con un tubo, y se les prestó atención médica, de acuerdo con las autoridades, fueron los mismos custodios quienes terminaron con el pleito de los dos compañeros.

El 23 de marzo de este año, un interno del centro penitenciario Goros II de Ahome hizo un hoyo en la pared para escapar, se cree que pudo aprovechar las horas de la madrugada para huir, pues contaban con su presencia en la noche y a las 7:00 horas se percataron que no estaba y de los huecos en la pared.

$!Cárceles de Sinaloa, sin control ante hechos violentos: riñas, asesinatos, fugas


Advierten la incapacidad para enfrentar la violencia

El Diputado Mario Rafael González Sánchez, advierte sobre las condiciones del penal de Aguaruto.

“Dentro del penal de Aguaruto hemos tenido ya muchos problemas... los mandos que están ahí, hablo de la subsecretaría, en sí de todo, no tienen la capacidad para poder tener una mejor reacción ante estos eventos”, indicó.

El presidente de la Comisión de Seguridad del Congreso de Sinaloa también señaló que las condiciones en que trabajan los elementos de seguridad, sumado a sueldos bajos, influye en que haya un déficit de elementos, mientras que los que hay pueden ser fácilmente corruptibles por las necesidades que tienen.

“Qué esperanza le puedes dar un policía si no le estás dando las garantías ni siquiera de su propia vida, de seguridad, de que va a estar seguro de que el día de mañana sus hijos van a tener una comida”, agregó.

“¿Cómo no va a haber un problema? si no tenemos ni las capacitaciones para el personal de los penales, no tenemos absolutamente nada, realmente ellos maquillan resultados”, enfatizó el legislador.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play