"Disminuye caudal del Río Presidio"

"Disminuye caudal del Río Presidio"

    MAZATLÁN._ Luego de una importante crecida el pasado miércoles, desde el viernes el caudal del Río Presidio ha disminuido notoriamente a la altura de la sindicatura de Villa Unión.
    Lo anterior es resultado del cierre del túnel de la Presa Picachos, que se efectuó el jueves de la semana pasada por órdenes de la Comisión Nacional del Agua, para poner a funcionar el millonario complejo hídrico.
    Desde de la cortina del embalse y hasta algunos pueblos más abajo el cauce se ha reducido a un riachuelo; es a partir de la Derivadora de Siqueros que tiene agua suficiente, pero en un nivel muy inferior al de los días anteriores.
    "He notado que desde el viernes la orilla está cada vez más lejos, el jueves llegaba hasta donde está el zacate y el miércoles, cuando creció, llegó a los árboles, ahora no lleva ni la mitad", expresó José Luis, operador de una pipa.
    Por su trabajo, él va todos los días al Río Presidio y otro de los cambios que ha notado es que el agua viene menos turbia y sin basura, característica que tiene el caudal durante la temporada de lluvias.
    Para las familias que hicieron su paseo dominical al Río Presidio, el hecho resultó de su agrado, pues con menos agua, el río resulta más seguro para chapotear y refrescarse.
    "Nosotros tenemos la costumbre de venir los domingos cuando es el tiempo de calor y me parece extraño que traiga tan poquita agua, pero me parece que así es más seguro, no está tan hondo", comentó Rosa Cruz Alvarado.
    La madre de familia destacó que los pozos que hacen las máquinas para sacar cascajo son el gran peligro del Río Presidio y cada año cobran la vida de muchas personas que accidentalmente caen en ellos.
    "Con esta poca de agua que tenemos está bien, lo malo sería que la presa secara el río por completo, que la próxima semana ya no hubiera corriente, porque entonces nos quitarían a las familias pobres uno de los pocos lugares recreativos que tenemos", señaló Eugenia Ramírez, otra madre de familia.
    Santiago, un mazatleco radicado en Puerto Vallarta, comentó que desde chico el Río de Villa Unión fue el paseo dominical favorito de su familia y en lo personal sería muy triste que con la puesta en marcha de la Presa Picachos se secara.
    Sobre todo, dijo, sería un gran daño el que se estaría causando a los pueblos que están a las orillas del río que dependen de éste para realizar las actividades económicas, como son la ganadería y la agricultura. 


    "He notado que desde el viernes la orilla está cada vez más lejos, el jueves llegaba hasta donde está el zacate y el miércoles, cuando creció, llegó a los árboles, ahora no lleva ni la mitad".
    José Luis
    Operador de pipa 

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!