Analizar a Rocha a través de Tere Guerra. Secretaría de la Mujer, insignia de la 4T

OBSERVATORIO
    Nada de especulación y todo el pragmatismo posible tiene la decisión de Rubén Rocha Moya para incluir en su Gabinete a María Teresa Guerra Ochoa como Secretaria de la Mujer y al frente de las políticas púbicas en fortalecimiento y protección del movimiento feminista sinaloense que la reconoce a ella como líder, no de ahora sino de bastantes batallas libradas a favor de la causa.

    Nada de especulación y todo el pragmatismo posible tiene la decisión de Rubén Rocha Moya para incluir en su Gabinete a María Teresa Guerra Ochoa como Secretaria de la Mujer y al frente de las políticas púbicas en fortalecimiento y protección del movimiento feminista sinaloense que la reconoce a ella como líder, no de ahora sino de bastantes batallas libradas a favor de la causa. La designación se está preparando con los correspondientes trabajos legislativos y las conciliaciones políticas que permitan que dicha área opere como uno de los ejes fundamentales del Gobierno del Estado.

    Quienquiera que busque signos que posibiliten aventurar las cualidades del gobierno rochista, encontrará algunos en la casi segura nominación de Guerra Ochoa como Secretaria de la Mujer. El Gobernador electo sabe que con ella no hay cabida a simulaciones, medias tintas, abyecciones ni a la cómoda aspiración del lucimiento personal. Es bastante aguerrida, conoce la ley como la palma de su mano y le entra con todo a las batallas que emprende. Por ello es muy buena señal que, aun sabiendo que le puede significar la “piedra en el zapato”, Rocha Moya acuda a quien es insignia en la pelea por las garantías constitucionales.

    Con las tuercas que se le ajustan, la maquinaria en favor de las mujeres sinaloenses funcionará aglutinando la estructura de género ya existente y creciéndola conforme la necesite el sector. El Instituto Sinaloense de las Mujeres, el Centro Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar y el Centro de Justicia para las Mujeres, entre otras entidades públicas, se articularán para rendirle honores al importante segmento social cuya fuerza y pertinencia han sido relegadas en las administraciones públicas estatales.

    Claro que la decisión de Rocha Moya va respaldada por el combativo movimiento feminista de Sinaloa, al no tratarse de poner en el cargo a cualquier mujer por cuotismo o cuatismo. Tere Guerra es reconocida por propios y extraños como luchadora social al ondear desde hace décadas las banderas ciudadanas ya sea en lo concerniente a derechos laborales, humanos, políticos o de sectores vulnerables en general. Indisciplinada frente a poderes legítimos y fácticos, garantiza que nada de mella le hará el síndrome del ladrillo.

    Sin embargo, debido a que el triunfo electoral que llevó a Rubén Rocha a la Gubernatura es producto de la alianza del Movimiento Regeneración Nacional y el Partido Sinaloense, el punto que mayor intriga causa en la clase política local es cómo será la relación entre Héctor Melesio Cuén Ojeda y Tere Guerra, dos actores confrontados en sus acciones y visiones del sistema de leyes y garantías. Inclusive está vigente la demanda por difamación que el dirigente estatal del PAS interpuso desde 2019 contra la hoy inminente Secretaria de la Mujer.

    Es un pleito viejo que data desde 2016 y de un camino legal por recorrer todavía largo. Lo que sucederá ahora es que acusador y acusada serán miembros del equipo de trabajo de primer nivel de Rocha Moya y en algún momento tendrán que sentarse a acordar, primero como las partes del juicio civil por daño moral, y a partir de noviembre próximo en calidad de funcionarios del régimen de la Cuarta Transformación en Sinaloa. Ese punto de encuentro que hoy luce extraviado tiende a resaltar con la mediación del Gobernador electo.

    De entrada, la convergencia entre Cuén Ojeda y Tere Guerra está lejos de ser cosa imposible. Lo del diferendo entre ellos habrá de transcurrir por las vías conducentes sin que repercuta en el estilo y programa de gobierno de Rocha. En alguna ocasión, después de que fue candidato a Senador en 2018, le comenté al dirigente de PAS que debía ser tolerante con quienes él considera sus adversarios y desarrollar la piel gruesa que necesitan los que al meterse a la política se sitúan bajo la potente lupa cívica. Dijo que estaba de acuerdo y crearía condiciones para implementarlo.

    Lo otro, la integración y viabilidad de la nueva Secretaría de la Mujer es labor del equipo de transición de Rocha Moya y del Congreso del Estado. Le tocará a la 64 Legislatura, que se instalará el 1 de octubre, armar el andamiaje normativo y operativo del naciente ente público, no obstante que antes de irse la 63 Cámara ha ido colaborando en ese sentido con reformas como las que determinan imprescriptibles los delitos de feminicidios y de carácter sexual, y el ajuste a leyes locales para atender el resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que descriminaliza el aborto voluntario.

    Entonces podríamos estar asistiendo al nacimiento del área emblemática de un gobierno humanista. La que sea sensible al esfuerzo de las madres de desaparecidos que son las heroínas sinaloenses con armas de tenacidad y fortaleza utilizadas sin desmayos en la misión de encontrarles; la solidaria con las de las jefas de familias que dejaron todo, hasta la vida misma, en la sierra porque los maleantes las desterraron, y la Secretaría sensible a la violencia de género cuya trágica expresión son los feminicidios. En síntesis, el área que por fin ve y atiende a ellas, a las históricamente agraviadas, marginadas y excluidas.

    Reverso

    Si trae en el apellido,

    Las lides que éste encierra,

    Nadie se diga sorprendido,

    Al sentir su hacha de guerra.

    Zarina anticorrupción

    Hay otra mujer cuyo nombramiento legitimaría desde la víspera el gobierno de Rubén Rocha Moya. De ser cierto que la jueza Sara Bruna Quiñónez Estrada se perfila como Secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas del Gobierno del Estado, entonces sí que tiemblen los corruptos que con la cuchara más grande se han servido de los recursos públicos de administraciones públicas anteriores y también aquellos que traen la codicia puesta en el erario para el período 2021-2027.

    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play