Complejo
de Sansón

BUHEDERA

    La opinión de que los amos del planeta preferirán suicidarse desatando una guerra nuclear, antes que perder su dominación global (no sólo financiera), quizá no es tan descabellada, por desgracia.

    Wikipedia:

    “Sansón es un nombre proveniente del hebreo tiberiano que significa ‘[el que] sirve [a Elohim]’. Dicho nombre también es a veces asociado con la idea de pertenecer a la luz, significando ‘del Sol’, posiblemente para proclamar que su portador era radiante y poderoso. Se conoce en árabe como Shama’un.

    Según el relato bíblico, Sansón fue de los últimos jueces israelitas antiguos. Su historia se narra en el Libro de los Jueces, entre los capítulos 13 al 16.

    En el relato Sansón se caracteriza por poseer una figura recia y una fuerza extraordinaria para combatir contra sus enemigos y llevar a cabo actos heroicos, inalcanzables para la gente común, como luchar sin más armas que sus propias manos contra un león, acabar con todo un ejército con sólo una mandíbula de burro y hasta derribar un templo filisteo con su propia fuerza. Al mencionar sus hazañas el texto bíblico emplea expresiones tales como “el espíritu de Yahveh le invadió” (Jueces 14, 19), o “el espíritu de Yahveh vino sobre él” (Jueces 15, 14), con lo que el escritor bíblico implica que la fuerza sobrehumana de Sansón provenía únicamente de realizar actos por voluntad de Dios.

    Según la Biblia, el nombre Sansón proviene de la palabra hebrea shemesh, que significa ‘sol’ y es frecuentes en los nombres propios de diversos pueblos de origen mesopotámico.

    Tras mucha insistencia por parte de su mujer Dalila, Sansón le confiesa que perderá toda su fuerza si le cortan el cabello. Así lo hace un sirviente y lo deja sin su extraordinaria fuerza, que se debía al juramento nazareo (Jue 13:25; 15:18), el cual Sansón mismo había roto al dejar que Dalila tuviera la oportunidad de cortarle el cabello (Deut 7:3,4). Sansón no ignoraba que esa mujer era indigna (Jue 16:8,12,14). Los filisteos terminan capturándolo, le sacan los ojos y lo llevan a Gaza, donde, prisionero, trabaja moliendo grano para sus enemigos. No obstante, su pelo vuelve a crecer, restableciéndose así el símbolo de su relación con Dios.

    Un día, los jefes filisteos se reúnen en el templo para ofrecer un sacrificio a Dagón (que es Yavhe/El en otra connotación), por haber puesto en sus manos a su enemigo. Hacen llamar a Sansón para que los entretenga a ellos y a las tres mil personas que allí había. El israelita pide al joven que lo conducía que lo deje entre las columnas sobre las que descansa el edificio, para poder descansar. Sansón invoca a Yahveh: ‘Te lo suplico. Dame fuerzas sólo una vez más, y de un solo golpe me vengaré de todos los filisteos’. Haciendo fuerza sobre las columnas, añadió: ‘Muera yo con los filisteos’.

    El edificio se vino abajo, de tal forma que mató a más personas al morir de las que había matado durante toda su vida. Sus familiares recuperan su cuerpo y lo entierran cerca de la tumba de su padre, Manoa. Cabe destacar que gracias al derrumbe del templo, los filisteos resultaron seriamente debilitados dado que en dicho acontecimiento murieron todos sus líderes políticos, militares y religiosos, perdiendo además gran parte de su control e influencia en Israel.

    La figura ha tenido un gran papel en la construcción de la memoria colectiva del sionismo. Vladimir Jabotinsky, fundador del sionismo revisionista, describe, en su novela Sansón, a este personaje como un israelita atraído por la cultura filistea que le rodea. Noam Chomsky ha dicho que Israel sufre un ‘complejo de Sansón’, que podría llevarlo a su propia destrucción así como a la de los enemigos árabes. Recientemente, algunas unidades de combate israelíes han sido llamadas ‘Sansón’, e incluso el programa nuclear de ese país fue denominado Opción de Sansón”.

    Oooooommmmmm

    Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas. Excelente introducción a la meditación, y cómo entrar en paz y relajación: http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=2581

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play