Cretinos digitales

    Con base en las horas que los niños y jóvenes gastan en sus smartphones, ordenadores, tabletas, el autor concluye que el uso de estos aparatos por parte de las nuevas generaciones es absolutamente desproporcionado.

    Anteriormente, cuando tenías necesidad de buscar una palabra, término o concepto con que te topabas al estudiar o realizar tu tarea, necesitabas tener a la mano enciclopedias o, de perdida, una edición del Pequeño Larousse que te sacaba de la mayoría de tus dudas. De no ser así, había que acudir a una Biblioteca Pública o Municipal en la que se pudieran consultar las preguntas surgidas.

    Hoy, por el contrario, estos problemas y dificultades se han facilitado. En la actualidad, con la explosión lograda por el despertar digital, se tiene acceso a una infinidad de plataformas que la tecnología pone al alcance y proporcionan solución a la mayoría de los retos y acertijos.

    Sin embargo, la duda que persiste es si estas innovaciones tecnológicas resultan favorables o perjudiciales al desarrollo del intelecto de nuestros niños y jóvenes. Michel Desmurget escribió un libro llamado “La fábrica de cretinos digitales. Los peligros de las pantallas para nuestros hijos”, en el que plantea la siguiente pregunta: “esta «revolución digital» ¿constituye realmente una oportunidad para los más jóvenes o bien se trata de una oscura dinámica de fabricación de cretinos digitales?”

    Con base en las horas que los niños y jóvenes gastan en sus smartphones, ordenadores, tabletas, el autor concluye que el uso de estos aparatos por parte de las nuevas generaciones es absolutamente desproporcionado. Peor aún, precisa que “el uso de la tecnología, lejos de ayudar al desarrollo de los niños y estudiantes, produce graves complicaciones de toda índole: sobre el cuerpo (obesidad, problemas cardiovasculares, reducción de la esperanza de vida), sobre las emociones (agresividad, depresión, comportamientos de riesgo) y sobre el desarrollo intelectual (empobrecimiento del lenguaje, concentración, memoria...)”.

    No obstante, puntualiza que no busca molestar o incomodar, sino brindar una importante y pertinente información.

    ¿Propicio cretinos digitales?