La selección que la Comisión Nacional de Elecciones del Morena presentó en Sinaloa en su relación de postulantes para la jornada del 6 de junio no fue precisamente un arcón de sorpresas, pues varias decisiones ya se percibían ubicadas en el espacio de las posibilidades, aunque había esperanzas de que se tomaran en cuenta los auténticos valores para definir las mejores opciones.

    Vista la incongruencia que en materia electoral ha evidenciado el partido de la 4T en casos como el de Félix Salgado Macedonio, ungido candidato a la Gubernatura de Guerrero, no debe extrañar en Sinaloa la postulación de Gerardo Vargas Landeros, advenedizo aspirante a la alcaldía de Culiacán, y finalmente precandidato a regir el municipio de Ahome. Esta es una de las decisiones que está causando reprobación entre los mismos morenistas.

    En ese sentido se eleva la enérgica protesta de la licenciada Graciela Domínguez Nava, líder de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, en contra de la propuesta de Vargas Landeros cuya trayectoria - dice la legisladora - no coincide con los ideales de Morena en el sentido de no mentir, no robar y no traicionar, por lo cual la decisión de seleccionarlo candidato es ajena a los principios del partido en el que ahora se ha venido a acomodar el ex malovista.

    En el mar de sumisión donde flota de muertito la mayoría parlamentaria del partido de la 4T, la voz de Graciela Domínguez Nava emerge como una ínsula de reivindicación, y como un respetable significante de integridad política y moral. Y, como era de esperar, al interior del Morena en el municipio de Ahome se está sumando una importante presencia de militantes cuyas voces coinciden con la posición de la diputada Domínguez Nava en un público y rotundo rechazo a la imposición de Vargas Landeros.

    La controvertida decisión del Gobierno del Estado en el sentido de abrir las playas durante la Semana Santa, a lo cual se oponían los Ayuntamientos de Culiacán y Navolato, se contempla como un canal para las expectativas económicas, y como un recurso satisfactor del esparcimiento tan limitado hoy en día, pero con la persistente presencia del Covid-19 amaga el riesgo de generar un incremento de contagios que sólo podrá ser neutralizado mediante una responsable respuesta de solidaridad ciudadana en acato al protocolo preventivo propuesto por las autoridades de salud.

    En este caso el ejercicio solidario consiste en pensar en el interés común, pues se trata de proteger la salud personal y la del prójimo como procedimiento eficaz contra un mal que ataca en forma envolvente y que encuentra campo propicio de contaminación en los espacios sanitariamente descuidados. Cabe observar que las medidas de restricción preventiva anunciadas oficialmente sólo rendirán el efecto deseado mediante la observancia ciudadana, de lo cual depende que la apertura de playas y sitios de esparcimiento, durante la Semana Santa, no resulte en un lamentable repunte pandémico.

    El escabroso caso de una avioneta privada de matrícula hondureña que hace más de una semana llegó a Campeche con siete pasajeros de la misma nacionalidad y con una dotación subrepticia de mil 062 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, presuntamente falsas, sienta una evidencia sobre lo que pudiera tratarse del tráfico y falsificación de vacunas anti Covid-19 como un acomodo puntual de la delincuencia en ocasión de la distribución del esperado antídoto.

    La secuela judicial de este registro tan extrañamente reservado mantiene pendiente la información sobre el paradero actual de los siete hondureños que permanecían detenidos en un hotel, así como del resultado pericial en torno al contenido de los envases de vacuna rusa, lo cual debe de ser tema de un exhaustivo esclarecimiento.

    Pero no es solamente la distribución de vacunas el único campo donde puede estarse incubando la actividad delictuosa, sino también aflora esa incursión del ilícito en la falsificación de certificados de salud en torno al resultado positivo o negativo de supuestos análisis clínicos. Esto se registra en Ciudad de México, en la Plaza de Santo Domingo que en materia de falsificaciones documentales es el paraíso.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play