La edad del abandono

    La llamada edad del abandono es la ancianidad, debido a que las personas mayores dejan de ser productivas y requieren, además, cuidados especiales y gastos extras en medicinas. Por eso, es normal que se les abandone, confine en centros gerontológicos o relegue al último rincón de la casa.

    En cualquier edad se dan los abandonos; por ejemplo, es frecuente que los niños sean abandonados. Demasiados añoran la presencia de sus padres, ausentes por razones laborales o por motivos más radicales.

    No obstante, la llamada edad del abandono es la ancianidad, debido a que las personas mayores dejan de ser productivas y requieren, además, cuidados especiales y gastos extra en medicinas. Por eso, es normal que se les abandone, confine en centros gerontológicos o relegue al último rincón de la casa.

    Susan Haunt y Sharon W. Betters, la segunda esposa de un pastor presbiteriano y la primera viuda de otro, quienes cuentan con 80 y 72 años, respectivamente, escribieron en 2021 un libro titulado Envejeciendo con gracia. Floreciendo en una cultura antivejez, donde Sharon expresó:

    “La cultura norteamericana idolatra a la juventud y mide el valor de alguien por lo que produce para la sociedad. Cuando los adultos mayores dejamos de contribuir financieramente por medio de nuestro trabajo, mostramos signos de desgaste natural y nuestra capacidad mental y física se ven disminuidas, la cultura nos considera inútiles. Algunos ven a los ancianos como una gotera en la sociedad”.

    En efecto, se considera el envejecimiento como una desgracia y no un proceso de desgaste natural. A la vejez se le teme, se le ahuyenta y exorciza. Al adulto mayor no solamente se le jubila laboralmente, sino socialmente.

    Debemos recuperar la sana mirada que goza contemplando la belleza de una piel marchita. Es cierto que la elasticidad y hermosura de la piel lozana eclipsa al ocaso de la piel arrugada, pero es más hermoso deleitarse en las marcas y cicatrices que deja el transcurso del tiempo, porque son gloriosos pergaminos y mapas que muestran la grandeza y entereza de una vida.

    ¿Abandono a los ancianos?

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play