La Embajada mazatleca en España

EL OCTAVO DÍA

    De confirmarse la propuesta del Ejecutivo y concretarse la presencia del Gobernador Quirino Ordaz en Madrid, él tendría el honor de ser el segundo Embajador mazatleco en España.

    Hablamos de Genaro Estrada, quien en abril de 1931, por acuerdo con el Presidente Pascual Ortiz Rubio, elevó a rango de Embajada la representación diplomática en España, tras la instauración de la República Española, siendo él el primero.

    Haciendo una licencia poética, podemos decir que pocos años antes hubo otro semipaisano representando a México ante la Corte del Rey Alfonso 13: un personaje mitad mazatleco y mitad embajador, el poeta Amado Ruiz de Nervo Ordaz.

    Nervo vivió en Mazatlán luego de salirse del seminario en Michoacán y de aquí se fue a la Ciudad de México y al mundo. Allá en Madrid vivió el trágico romance que hizo brotar después su libro clásico La amada inmóvil.

    En sus memorias de La arboleda perdida, el poeta Rafael Alberti cuenta emocionado cómo en su calidad de joven escritor y estando en un café de Madrid alguien lo vio pasar a lo lejos como a una superestrella: “ahí va Amado Nervo”

    Anteriormente, al desempeño de Estrada, la Embajada no existía: no sabemos si por los rencores de la Conquista de México y los conflictos por deudas de la Independencia -hasta una fuerza expedicionaria vino a México comandada por el general Prim junto con los franceses a cobrarnos, pero se retiraron luego de los acuerdos de La Soledad.

    Caso similar era con el Vaticano: cuando Juan Pablo II vino México en los 70, López Portillo no lo recibió como jefe de Estado porque no teníamos relaciones diplomáticas desde la Guerra Cristera, pero sí fue a recibirlo en el hangar presidencial y aprovechó para llevar a su mamá a conocerlo.

    Al poco tiempo, las relaciones se normalizaron y para evitarse críticas de los jacobinos priistas, nuestro Presidente les mandó como Embajador a un masón de grado 33, el legendario Enrique Olivares Santana.

    Sí que es problemática la diplomacia internacional. Ahorita la Embajada de España está muy revuelta por la salida de Jorge F. Hernández, quien era director del Instituto Cervantes y su relación con la Embajadora se volvió un sainete mediático más digno de una zarzuela que de los herederos de la Doctrina Estrada.

    Don Genaro fue Embajador extraordinario en España y ministro plenipotenciario en Portugal y Turquía de 1932 a 1934. Ahí tuvo relación con el primer Presidente de la República Española, Niceto Alcalá Zamora y el Jefe de Gobierno Manuel Azaña, así como con escritores españoles como García Lorca, Concha Méndez, Manuel Altolaguirre y Ramón de Valle Inclán.

    Al mismo tiempo, acudió al Archivo de Indias y a la Biblioteca Nacional al rescate de documentos y libros de interés para la historia de México.

    En España publicó dos libros de poesía, además los Cuadernos Mexicanos de la Embajada de México que difundían aspectos económicos del País y el cuaderno Las figuras mexicanas de cera en el Museo Arqueológico de Madrid.

    Murió a los 50 años y su esposa se casó dos veces con su ex secretario, el ya mencionado Altolaguirre, porque cuando fueron a la ceremonia en la Catedral Metropolitana llegaron tarde, se equivocaron de altar lateral -son varios-, los casó el sacerdote que ahí estaba y el cura amigo suyo lo convenció de que repitieran la ceremonia en su altar; el cual ya estaba mejor adornado y ahí se había quedado esperándolos.

    Otro escritor mazatleco que hizo movimientos diplomáticos en Madrid en ese tiempo fue Alejandro Quijano, quien era presidente de la Academia Mexicana de la Lengua y miembro de su matriz española y otras latinoamericanas.

    No llegó a embajador porque se volvió cercano a don Manuel Gómez Morín, fundador de Acción Nacional, a quien conoció buscando fondos para financiar la Orquesta Sinfónica de México en la Época del maestro Carlos Chávez y terminaron armando giras a Guadalajara y Morelia en los años 40.

    Muy inquietos todos estos diplomáticos, ¿no?

    “De confirmarse la propuesta del Ejecutivo y concretarse la presencia del Gobernador Quirino Ordaz en Madrid, él tendría el honor de ser el segundo Embajador mazatleco en España!.
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play