|
"OBSERVATORIO"

"PRI: un candidato o un liderazgo. Veremos si esperar valió la pena"

""

    alexsicairos@hotmail.com


    En unas horas se sabrá si en verdad valió la pena que el Gobernador Quirino Ordaz Coppel, en calidad de jefe emblemático del Partido Revolucionario Institucional en Sinaloa, postergara hasta el límites de los tiempos formales la definición del candidato que buscará sucederlo en el cargo en momentos que los electores evaluarán tantas cosas, en su mayoría dificultades, que le meterán bastante reflexión a dirimir quién sí puede sacarlos del atolladero económico, social y político. Al conocerse al ungido se bosquejará igual la eventual victoria o la inevitable derrota.

    A 24 horas de que deban acudir a registrarse los aspirantes o el aspirante único del PRI a la Gubernatura, y a contrarreloj hoy de que deban renunciar al cargo que desempeñen, este jueves será de emociones en el PRI y de tensiones entre tantos grupos que han cultivado la ilusión de que el favorecido sea uno de los suyos, o bien de otros que meten zancadilla a quien no desean ver beneficiado con la nominación.

    De tan encriptada la candidatura, la opinión pública ha fortalecido la conjetura de que se trata de una definición impactante cuyo primer efecto sea la unidad priista en torno al elegido. En cierto modo la curiosidad ciudadana se centra más en ver si el misterio resuelto provoca desbandada, no tanto en quién saldrá de la chistera del PRI y del Gobernador que ya se sabe caminará como priista, hablará como priista y traerá tatuadas dichas siglas en la frente.

    Por más que se manejen nombres de posibles candidatos, nunca antes el PRI y el Gobernador habían blindado la decisión durante tanto tiempo. El hermetismo da pauta a que el “destape” haya sido adivinado y sea uno de los muchas veces mencionados, pero la expectativa es tal que alienta la teoría de la sorpresa. Del parto de los montes se espera al menos un “elefante” que al nacer provoque la confianza de que es competitivo, que viene a pelear voto por voto y no el ratoncito que opte por cruzarse de brazos a medio proceso electoral.

    El talento, el conocimiento de la realidad sinaloense y las ganas de entrarle de frente a los problemas rompiendo el habitual nado de muertito frente a las dificultades son los rasgos a evaluar primero. Sinaloa está harto de la pandemia que un día nos dijeron ya habíamos domado y los contagios y decesos nos están llevando a otra crisis cuando la anterior todavía no acaba.

    No se diga la violencia que gana el doble de terreno en algunos delitos mientras cede un poco en otros; la corrupción que se especializa en burlarse de todo el sistema creado para combatirla y la crisis económica que suma a las clases medias a las manchas de pobreza que en sí son grandes. ¿Tendrá el candidato del PRI propuesta, arrojos y experiencia para librar las épicas batallas contra esos rezagos?

    Todo eso importa porque la población de Sinaloa en edad de votar construye la lupa más grande posible para escudriñar en la oferta política y hacer lo posible por no volver a equivocarse. Es muy poco el tiempo disponible para estructurar un modelo efectivo de paz, salud, transparencia, progreso, justicia y todos los demás anhelos colectivos. Los partidos tienen la obligación de entender y atender dichas premisas.

    Vamos viendo. La convocatoria priista establece que el registro de aspirante a la precandidatura a Gobernador se realizará el viernes 22 de enero, 11:00 a 13:00 horas, y en las 24 horas posteriores la Comisión Estatal revisará la documentación y a más tardar el 24 de enero expedirá el dictamen que corresponda. Se trata de un trámite fast track más idóneo para candidatura única que para la participación de varios pretensos. Si solamente se registrara uno transitará en automático a la precampaña con la militancia.

    Los requisitos a cumplir por los candidatos militantes también merecen un repaso al significar otra pista para adivinarle la carta al PRI y a Quirino Ordaz. Mostrar conducta pública adecuada, no haber recibido condena por delito doloso del orden común o de índole sexual ni por ejercer violencia política en razón de género, lealtad pública al PRI, no tener conflicto de interés y tampoco ser deudor alimentario.

    Lo que en este día podría anticipar la decisión sería la renuncia que deba presentar a la función pública o partidista que desempeña ya que al momento del registro el aspirante o los aspirantes deberán demostrar la dimisión o solicitud de licencia. Por lo demás, ni la ouija sabía ayer quién será el que representa a la alianza Va por Sinaloa (PRI-PAN-PRD) en la elección constitucional del 6 de junio. ¿El secreto anuncia algo o es nada más pantalla?

     

    Reverso

    Subirá el PRI el telón,

    Y nadie sabe si a escena,

    Saltará una persona buena,

    O puro pájaro nalgón.

     

    La Covid tiene permiso

    Es muy serio y preocupante lo que están viviendo centenas de familias de Sinaloa al metérsele a sus hogares la enfermedad Covid-19 aun en aquellos donde se cuidaron las medidas preventivas, cerraron las casas a las visitas y evitaron las reuniones festivas. El virus anda por todas partes, con licencia para atacar, y el rebrote reclama un nuevo cierre de áreas no esenciales con tal de interrumpir las nuevas cadenas de contagios. Lo aconsejable es crear un grupo de expertos que acompañe al doctor Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud, en la toma de las mejores decisiones. Esto no es atribución de los políticos y la muestra está a la vista de todos.