¿Qué resolverá el TEPJF sobre la sobrerrepresentación?

    En estos días el Tribunal Electoral resolverá si aprueba la ponencia del Magistrado Félix Fuentes que ratifica el acuerdo del INE sobre la sobrerrepresentación. Aunque el tema es arcano y de escaso interés para los ciudadanos en general, reviste una enorme importancia ante las próximas elecciones. Incluso, puede uno pensar que más allá del escándalo y del simbolismo de la candidatura de Félix Salgado Macedonio en Guerrero, el fallo a propósito de la sobrerrepresentación es de mayor calado.

    La ponencia de Fuentes rechaza los argumentos de Morena y ratifica la decisión del INE de prohibir la sobrerrepresentación a través de la figura de afiliación efectiva. Como se recordará, y como lo han señalado repetidamente expertos como Ciro Murayama, escritores como Aguilar Camín y Roger Bartra, y los treinta intelectuales que firmamos un desplegado denostado por el gobierno hace varios meses, en 2018 Morena obtuvo muchos más escaños en la Cámara de Diputados que el 8 por ciento de sobrerrepresentación que permite la Constitución. Esto sucedió en 2012 y en 2015 también -a favor del PRI- pero los porcentajes fueron inferiores.

    El magistrado Fuentes rechaza todos los argumentos de Morena pero en el fondo propone ratificar el acuerdo del INE porque no hay otra solución sugerida por Morena o los otros partidos para evitar la violación al artículo 54 constitucional. Plantea que el INE propone una solución al dilema de la violación, los partidos no. A falta de otra, mejor la solución del INE, defendida en la ponencia con detalle y precisión.

    No es seguro que exista una mayoría (cuatro votos) en el TEPJF a favor de Fuentes. Habría tres miembros claramente a favor; falta uno. Tampoco es seguro que si se aprueba el acuerdo del INE, este garantice que no haya sobrerrepresentación. Pero uno puede suponer que alguna razón tuvo López Obrador el lunes para decir que no importa si Morena pierde las elecciones porque igual él puede vetar el presupuesto. Sabe que en los distritos, las cosas no van bien para su coalición. Sabe que ya perdió una de las gubernaturas más importantes en juego en junio: Nuevo León. Sabe que sin la sobrerrepresentación, tal vez no le alcancen los votos para los 251 escaños necesarios.

    Y sabe que las vacunas van mal: el domingo solo fueron inoculados 126 mil mexicanos, el sábado 130 mil, y no se logra mantener un promedio superior a los 300 mil. No han llegado las 24 millones de vacunas Sputnik V que le prometió Putin a AMLO a finales de enero (al 31 de marzo los rusos habían enviado apenas 900 mil); y las de Slim de AstraZeneca siguen sin estar listas.

    Por todo esto, la decisión del Tribunal es fundamental. Tiene muy mala prensa, con razón. Aquí la puede corregir. O puede caer ya en la ignominia representada por su presidente, innombrable.