Síndrome pos-Covid-19: Un nuevo grupo de discapacitados

    El número exacto de pacientes con síndrome pos-Covid-19 es desconocido dado que es un síndrome relativamente novedoso, no obstante, existen estudios que han logrado caracterizar este síndrome para poder identificarlo.

    El síndrome de disfunción multiorgánica (SDMO) es la presencia de alteraciones en la función de dos o más órganos en un paciente enfermo, el cual requiere de intervención clínica para lograr mantener la homeostasis del organismo.

    El SDMO es generalmente ocasionado por sepsis y se relaciona con un síndrome inflamatorio sistémico. Está caracterizado por una disfunción progresiva y, en algunos casos, secuencial del organismo.

    La fisiopatología del SDMO es un proceso complejo relacionado con la respuesta del sistema inmune a una agresión externa (en este caso, el coronavirus). La respuesta del organismo a la infección por coronavirus es la inflamación, la cual termina siendo una respuesta exagerada ocasionando un síndrome inflamatorio sistémico.

    Aún después de finalizada la agresión inicial, la respuesta inflamatoria continúa desencadenando la falla en la función de uno o más órganos o sistemas corporales.

    El número exacto de pacientes con síndrome pos-Covid-19 es desconocido dado que es un síndrome relativamente novedoso, no obstante, existen estudios que han logrado caracterizar este síndrome para poder identificarlo.

    Una revisión elaborada por investigadores del centro New York Presbyterian/Columbia University Irving Medical Center publicada en “Nature Medicine” encontró que los pacientes con una infección aguda de Covid-19 sufren de daño celular, respuesta inflamatoria descontrolada, y alteraciones de la coagulación sanguínea.

    Estas alteraciones dejan como secuelas dolor de pecho, sensación de “falta de aire”, falta de concentración, dolor de cabeza crónico, fatiga, dolor articular/muscular, síndrome de estrés postraumático, depresión, entre otros. Se estima que alrededor del 74 por ciento de los pacientes que sufrieron Covid-19 moderado-severo experimentarán uno o más de estos síntomas. Estas secuelas comprometen una adecuada calidad de vida.

    Sinaloa debe de crear centros multidisciplinarios dedicados a tratar pacientes que experimentan los devastadores efectos multiorgánicos secundarios a la infección por coronavirus.

    Queda claro que el cuidado de los pacientes con Covid-19 no termina al darlos de alta del hospital y se requiere de cooperación interdisciplinaria para el tratamiento de estos pacientes que conformarán un nuevo grupo de personas con discapacidades.

    En ese tenor, miembros del gremio médico como el Dr. Oswaldo Lagunas Uriarte, Director del Colegio Médico de Sinaloa, y su servidor, el Dr. Alberto Kousuke De la Herrán Arita, se encuentran elaborando el proyecto ejecutivo de estos centros de rehabilitación pos-Covid-19 en colaboración con los próximos miembros del grupo parlamentario de Morena como Almendra Negrete Sánchez del Distrito 12 de Culiacán y con el próximo Gobernador, el Dr. Rubén Rocha Moya.