“¡Tómala! Tengan para que aprendan”. La torrencial “Nora” fue la respuesta de la naturaleza a nuestras quejas por la falta de lluvias, lo que nos llevó a pensar en una sequía de pronósticos reservados. Los excesos de la caprichosa “Nora”, provocaron daños a la gente que vive en zonas bajas, con perjuicios más notorios a las familias de escasos recursos. Claro, a la agricultura y a otras actividades primarias, también les pegó, pero como dicen, “unas por otras”, ya que los acuíferos quedaron llenos.

    Y lo del día, lo que es tendencia, dijeran en los medios radiales y televisivos, es el tercer informe de gobierno del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, dentro del cual, se hacen notar algunos éxitos logrados, por ejemplo, en el campo laboral, en el que se mejoró sustancialmente el salario, y claro, el mate que se le dio a la simulación laboral, integrando a las nóminas directas de sus patrones reales, hasta ahora, a poco más de dos millones y medio de trabajadores a los que se les venían escamoteando sus prestaciones laborales, y dentro de poco, pasarán otros cuatro millones que están pendientes de ser rescatados de las tramposas tercerías patronales.

    Por otro lado, también hay que decir, que la economía, si bien es cierto que no alcanza ribetes de excelencia, ha logrado mantenerse estable, a pesar de los negros augurios de los detractores del hijo predilecto de Macuspana, Tabasco, quien nos ha prometido que terminado su compromiso se irá a La Chingada, tratando de calmar a los asustadizos que lo ven como profeta del comunismo.

    En el terreno de los ingresos nacionales, al igual que los otros, López Obrador presumió el monto de las remesas enviadas por los migrantes, como si esto fuera un logro del ejercicio de gobierno.

    Claro, al igual que los otros, López Obrador presumió frutos que solo están en su percepción de la realidad. Por ejemplo, afirma que la corrupción es cosa del pasado, que en Palacio Nacional ya no hay rateros; hay que decirle al Presidente que los que vivimos en el mundo de los mortales, tenemos otros datos respecto a las prácticas corruptas dentro de la administración pública.

    Por otro lado, el tiempo pasa y los pendientes se le van acumulando al Presidente, y a la fecha no ha rendido buenas cuentas en los temas de salud, educación y paz social; lo peor, es que no se ven acciones que vislumbren una mejora sustancial en dichos servicios.

    Los usuarios de la oferta del sistema de salud pública se enfrentan al desabasto de medicamentos, a estudios clínicos inoportunos e intervenciones quirúrgicas diferidas, sin importar el avance de las afectaciones, así como otras penosas realidades que son prueba fehaciente de que las cosas, continuarán tal y como si gobernaran los que Andrés califica como insensibles conservadores.

    En cuanto al sistema de educación pública, especialmente el del nivel básico escolar, todo sigue igual. Los chicos, cuando bien les va, tienen que asistir a planteles escolares no aptos para el aprendizaje y en no pocos casos, resguardados en tejabanes teniendo el suelo como pupitres. De remate, la pandemia ha obligado a tomar la educación a distancia, circunstancia que está marginando a los niños que no cuentan con los recursos electrónicos para recibir sus clases. Mal paradas quedan las acciones del gobierno federal en el sistema educativo, tal y como sucedió en los gobiernos del pasado, entre ellos, los de Fox y Calderón, críticos cínicos de Andrés Manuel.

    Y ya de cierre, hay que recordar la promesa lanzada por Andrés Manuel comprometiéndose a pacificar al país dentro del primer semestre de su gobierno, compromiso que los varones de la violencia se han encargado de abortar, acumulando a la fecha, poco más de 90 mil asesinatos ¡Tómala para que aprendas!

    Total, hablando en términos beisboleros, Andrés Manuel no trae el porcentaje de bateo que corresponde a un pelotero de polendas y se encuentra muy alejado de la posibilidad ganarse un lugar dentro del Salón de la Fama. ¡Buenos días!

    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play