Roberto Osuna en su mejor
año en las menores

TIRABUZÓN

    CIUDAD DE MÉXICO._ Roberto Osuna rinde en la Liga Mexicana la mejor temporada de su vida... en ligas menores: 3-0, 11 salvados, 1.19 en carreras limpias, 24 chocolates y 3 bases por bolas, en 22 innings y dos tercios.

    Previo a su espectacular despegue en Grandes Ligas, promovido por los Azulejos de Toronto, y tras su debut como profesional en 2011 con los Diablos Rojos (0-1, 5.49), tuvo cosechas de 3-5 y 5.53 en 2013 y 0-2 y 6.26 en 2014 en rookie y clase A.

    Nada digno de escribir a casa, pero las facultades sólo perceptibles para los que saben del negocio, se manifestaron en el “Spring Training” de 2015 (2-0, 1sv, 2.19, 14k, 5bb, 12.1 e) y muy pronto se convirtió en el favorito de la afición canadiense.

    Con el viaje del Big Show reducido a menos de tres meses, ya es tiempo de que organización conocida rescate al sinaloense y mientras eso no suceda, crecerá la leyenda de que lo tienen vetado, aunque semanas atrás, el taponero de los Diablos Rojos presumió haber rechazado dos ofertas.

    LA directiva de los Leones de Yucatán se había hecho a la idea de que su interino Juan Francisco Rodríguez (12-13) podía llevar a buen puerto al club que hasta ayer todavía era sublíder de la zona Sur. Esto, después de despedir al ex bigleaguer Gerónimo Gil (14-11).

    Pero siete derrotas en los pasados 10 juegos encendieron los focos rojos y con el cierre de hostilidades tocando la puerta —16 juegos—decidieron regresar a Rodríguez a su cuerpo de coaches y entregar el mando al puertorriqueño Luis Matos, ex jugador melenudo en el desempleo no obstante recientes y sonados éxitos.

    Matos es el mismo que como estratega ganó dos títulos consecutivos en la Liga Roberto Clemente de su país y los de la Serie del Caribe de 2017 en Culiacán y 2018 en Guadalajara, en el mando de los Criollos de Caguas, además de dirigir en clase A y AAA de los Dodgers.

    OBSERVACIONES: “Nuestro mánager Eddie Castro se encuentra estable. Por protocolo fue trasladado a un hospital donde pasará la noche en observación”. Leído en las redes de los Bravos de León. El boricua de Minatitlán se desvaneció en pleno pentágono, tras ser expulsado por el umpire Orlando López. ¿Alguien sabe cuándo dejó el timón Tim Johnson?

    El zurdo Édgar Torres ofreció su actuación más extensa para los Diablos Rojos (6 Ip, 6h, 6c, 4bb, 3k) y también en la que más castigo asimiló, versus Toros en Tijuana, pero le alcanzó para prolongar su perfección a 6-0 y 2.84 en carreras limpias, en su debut con los capitalinos.

    UN día como hoy, en 1986, los Mets de Nueva York, ganaron a los Rojos un maratón loco de cinco horas, 6x3, en 14 inning, gracias a un jonrón de tres carreras de Howard Johnson, en Cincinnati.

    En el juego, los lanzadores de los neoyorquinos, Roger McDowell y Jesse Orozco, jugaron otras posiciones y regresaron al montículo y el habitualmente cátcher, Gary Carter, terminó actuando en la tercera base.

    También hubo una batalla campal con saldo de varios expulsados.

    En similar fecha, en 1968, el cubano David “Látigo” Jiménez tiró una blanqueada y ponchó a 17, al imponerse los Rojos del Águila de Veracruz, 2x0, a los Sultanes de Monterrey.

    EN seguidillas.- Luis Urías (.241, 13, 45) se tomó un respiro en los dos primeros cotejos de los Cerveceros de Milwaukee, martes y miércoles, contra los Reales de Kansas City: 6-0, 2bb y una anotada... Su hermano Ramón (.286, 4, 18), ayer, de 4-1, en revés de los Orioles de Baltimore ante los Rays de Tampa Bay... Luis Cessa (3-1, 2.89) tenía 13 días sin trepar al cerrito, cuando la noche del martes se encontró con su segundo triunfo consecutivo, tirando poco más de un inning (1.1 e, 0h, 0c, 2bb, 1k) contra los Filis de Filadelfia. El 7 de julio, el relevista de los Yanquis de Nueva York venció a los Marineros en Seattle... ¿Cuándo sería la última vez que dos jóvenes bigleaguers mexicanos se lastimaron sus respectivas caderas? Las historias a la mano de Alejandro Kirk (Toronto) e Isaac Paredes (Detroit).

    Roberto Osuna rinde en la Liga Mexicana la mejor temporada de su vida... en ligas menores: 3-0, 11 salvados, 1.19 en carreras limpias, 24 chocolates y 3 bases por bolas, en 22 innings y dos tercios.