Respiración y deporte

MEDICINA DEL DEPORTE

    Amigo lector de Noroeste, la respiración es básica en los seres vivos, pero conforme pasan los años en los mismos (viejos), enfermedades o agresiones al sistema ventilatorio, la respiración puede presentar dificultades y ser ésta insuficiente para actividades productivas y actividades básicas de la vida diaria.

    Cuando la persona es sedentaria estas alteraciones son progresivas, pero cuando las personas son “sanas” raramente sienten que realizan un esfuerzo al respirar, incluso durante un ejercicio de intensidad moderada. Sin embargo, en aquellos individuos afectos de algún tipo de patología respiratoria, el simple trabajo de la respiración puede representar un ejercicio considerable en sí.

    En aquellos que padecen una patología pulmonar obstructiva, el costo energético de la ventilación se incrementa de un modo muy importante, llegando a representar hasta el 40% del consumo de oxígeno necesario para realizar el ejercicio en cuestión. Esto, a su vez, disminuye la cantidad de oxígeno disponible para los músculos no respiratorios, limitando por ello considerablemente la capacidad de realizar ejercicio en este tipo de pacientes.

    Existen factores externos que condicionar a la falta de la capacidad de ventilación pulmonar, entre éstos tenemos el consumo de tabaco, donde el fumador crónico suele presentar un patrón de función dinámica pulmonar alterado, que, a la larga, puede ser el patrón típico de una patología pulmonar obstructiva. Esta patología puede aparecer tras años de consumo de tabaco.

    En el fumador crónico la resistencia se incrementa hasta tres veces, aunque esto también se da en los no fumadores tras 15 inhalaciones de tabaco durante cinco minutos. Además, este incremento de la resistencia a la ventilación dura hasta 35 minutos. Esta resistencia no afecta a ejercicio de esfuerzos pequeños, pero sí al ejercicio intenso.

    Adaptaciones en la ventilación con el entrenamiento. El entrenamiento de la resistencia provoca cambios significativos en la ventilación pulmonar durante un ejercicio tanto de intensidad submáxima como de máxima intensidad. Al incrementarse el consumo máximo de oxígeno de un individuo gracias al entrenamiento, también aumenta la ventilación máxima. En efecto, al mejorar la condición aeróbica de un individuo gracias al entrenamiento, el mayor requerimiento energético del organismo necesario para poder soportar cargas de ejercicio más elevadas se traduce en una mayor eliminación de bióxido de carbono, que debe ser eliminado a través de una ventilación alveolar incrementada. En el ejercicio submáximo, según los investigadores, un programa de entrenamiento de cuatro semanas provoca una importante reducción en el equivalente ventilatorio para el oxígeno a intensidades submáximas.

    ¿Qué hacer cuando hay insuficiencia respiratoria? En la actualidad los pacientes percovid, poscovid, tuberculosis, neumonías, o cualquier afección pulmonar, una de las complicaciones es la falta de oxigenación, por lo que un factor importante es la realización de un programa de actividad física y terapia pulmonar que, junto con el manejo farmacéutico, mejore la funcionalidad pulmonar, principalmente el intercambio gaseoso y por lo tanto tener una mejor calidad de vida.

    Otros factores que pueden alterar la oxigenación es el ejercicio en altura, principalmente cuando se realiza a 2,439 metros de altura o más, sobre el nivel del mar. También cuando se realiza ejercicio a altas temperaturas, y si aparte de caloroso es húmedo, la ventilación se ve más afectada, siendo más importante en los deportes de resistencia como el maratón, ciclismo, etcétera.

    Otros factores que alteran la ventilación es el realizar ejercicio con contaminación ambiental ya que el ozono incrementa la resistencia de las vías aéreas, provocando un patrón de respiraciones rápidas y superficiales. Otro factor es el hacer ejercicio durante la gestación y se da por el aumento de volumen corriente.

    Bien, también desde esta columna le invitamos a no bajar la guardia, siga con las indicaciones del Sector Salud: lávese las manos seguido, guarde sana distancia de dos metros o más, use cubreboca o careta, si sale de casa cuídese, el virus está donde menos se piensa, y si no se ha vacunado, VACÚNESE, usted vale mucho.

    Amigo lector de Noroeste, la respiración es básica en los seres vivos, pero conforme pasan los años en los mismos (viejos), enfermedades o agresiones al sistema ventilatorio, la respiración puede presentar dificultades y ser ésta insuficiente para actividades productivas y actividades básicas de la vida diaria.
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play