Qué aprenden con las tareas domésticas

EDUCACIÓN EN LA FAMILIA

    ¿Qué aprenden los chicos con las tareas domésticas? Cosas muy importantes como a valerse por sí mismos, no podemos criar discapacitados ni aun cuando tengan algún problema físico, con más razón si no lo tienen, pero además aprenden respeto y responsabilidad que son igualmente importantes.

    Hay que armarse de paciencia, está claro que uno mismo hace lo que hay que hacer más rápido y queda como nos gusta, pero se desperdicia la oportunidad, en casi todos los hogares hay, con más o menos frecuencia, conflictos relacionados con el reparto de estos trabajos, pero hay que aprovecharlos para fortalecer vínculos y mejorar el ambiente de la casa, partiendo de relaciones basadas en el equilibrio entre amabilidad y firmeza.

    Cuando los niños tienen 2 o 3 años ansían ayudar, barrer, aspirar, lavar, cocinar, entonces los padres solemos pedirles que se vayan a jugar para poder hacerlo rápido y bien, y ese es el mensaje “quítate para que pueda acabar rápido”.

    Pasan los años y esos mismos padres comienzan a pedir ayuda para ordenar su cuarto, lavar el coche, poner la lavadora, lavar platos sucios, entonces descubren que sus tesoritos aprendieron muy bien aquella lección de apartarse a la hora de las tareas domésticas. Diría mi abuelita “tú lo buscaste, tú te lo ten”.

    Así que si todavía tienen la suerte de que están chicos aprovechen, termina siendo muy divertido cuando cambiamos nuestro chip y comprendemos que es muy bueno tener la casa como tacita de porcelana, como para foto de revista, pero es más importante cuidar la convivencia, la oportunidad de educar en que sepan valerse, en responsabilidad, respeto, inventiva, habilidades de organización, así como tomar decisiones en equipo, además nos servirá para ejercitar la paciencia.

    Y si ya no están tan chiquitos, es lo mismo, lo que se tiene que hacer se tiene que hacer, pero entre más grandes más trabajo costará, tendrá que hacerse con más firmeza, claros y concisos, argumentos, nada de sermones, música y buen humor.

    Aquí les van seis pasos para conseguir cooperación familiar en las tareas de casa.

    1.- Hay que pensar en la familia como en un equipo y hacer cambios para que todos aprendan de todo o cuando alguno tiene habilidades especiales, cuando ya se cansaron de lo mismo, el primer cambio tiene que ver con los padres y su punto de vista sobre la situación, quizás mami, sin darse cuenta, está asumiendo todas las tareas, porque su prioridad es que nada se quede sin hacer, cuando algo se queda sin hacer, siendo responsabilidad de otro, es ahí donde capta la responsabilidad, es importante que se entienda que todos son parte del problema y todos deben ser parte de la solución, cuando digo todos es todos incluyendo a papá.

    Fortalecer relaciones, involucrar a todos, repartir trabajo, tener en cuenta edades y destrezas de cada uno, fomentar la responsabilidad, buscar oportunidades para desarrollar la autoestima, esto viene a ser una redundancia porque solita aparece cuando se aprende a hacer cosas y a ayudar. Pues esas serán las verdaderas metas “El equipo funciona mejor si todos están en el mismo bando”.

    2.- Dejar de ladito el rol de padres para asumir el de entrenador. En los equipos hay entrenadores, que tienen que preparar y plantear estrategias, motivar y alentar, fomentar la cooperación y buscar la manera de que el trabajo sea divertido, que es la manera mejor de aprender, queda bien aprendido entre bromas, juegos, música y risas.

    Cuando los niños se involucran en las tareas domésticas, liderar también es ayudarles a desarrollar sus habilidades y cuidar que todos traten con respeto a los demás sus trabajos y a sí mismos.

    Esta tarea de entrenador es compleja y a largo plazo, la condición de líder no se gana de un día para otro. Pero se logra si en verdad cambiamos nuestras prioridades de tener una casa hermosa, limpísima, llena de comodidades y todos los aparatitos que nos quitan convivencia, conocernos, estar unidos, a ser una familia unida, feliz, divertida, dispuesta a ayudarse siempre que se precise y saber cómo.

    Les debo lo que falta porque igual no cabe todo aquí, con eso tienen para comenzar.

    ¿Qué aprenden los chicos con las tareas domésticas? Cosas muy importantes como a valerse por sí mismos, no podemos criar discapacitados ni aun cuando tengan algún problema físico, con más razón si no lo tienen, pero además aprenden respeto y responsabilidad que son igualmente importantes.