|
Tarjetas adicionales: cómo usarlas

¿Qué son y cómo sacarle provecho a las tarjetas adicionales?

Antes de tramitar tarjetas adicionales, se deben revisar cuáles son sus ventajas. Conoce todo para garantizarte la mejor decisión.

    Si de finanzas se trata, las tarjetas adicionales son algo que debemos evitar tomar a la ligera. Antes de obtener una, es necesario tener en cuenta varios factores porque, más allá del dinero, puede estar en jaque la relación que llevamos con la persona a quien le daremos esta tarjeta. ¿Con dudas sobre qué son y cómo funcionan? A continuación se darán más detalles que seguro resolverán cualquier pregunta.

    $!Imagen de Pixabay
    Imagen de Pixabay

    Tarjetas adicionales: cómo funcionan

    Para comenzar, esta puede ser una tarjeta de débito adicional, aunque la más común es la tarjeta de crédito adicional, que es en la que nos enfocaremos a partir de ahora. En pocas palabras, las tarjetas de crédito adicionales consisten en un plástico extra que se le otorga a un tercero y que depende de la línea titular.

    Algo a destacar es que la deuda la absorbe el titular de la línea, independientemente del acuerdo que tenga con el portador de la tarjeta adicional. Además, la línea de crédito se comparte; es decir que si el monto es de 10,000 MXN y el titular de la tarjeta adicional gasta 2,000 MXN, quedarán disponibles 8,000 MXN.

    Cuando se obtiene una de estas, el titular puede establecer un límite en la tarjeta de crédito adicional para que el portador no se exceda de este monto. Con el fin de monitorear los gastos y llevar un control, el titular también puede ver los movimientos y estar al tanto de lo que sucede con su tarjeta adicional.

    Una de las dudas más frecuentes es si las tarjetas adicionales generan historial crediticio y la respuesta es no en la mayoría de los casos. Casi todos los bancos no toman en cuenta los gastos de la tarjeta de crédito adicional para el historial; no obstante, sus beneficios van más allá de esto.

    ¿Cuándo debería tramitar una tarjeta de crédito adicional?

    Esta decisión marcará el rumbo de las relaciones interpersonales, por lo que se debe tomar a conciencia y con cautela. Es una buena idea tramitarla si se cumplen con estas condiciones:

    ● Confías 100% en esa persona y conoces bien sus hábitos de pago; es decir, si en ocasiones anteriores ha cubierto deudas de préstamos que le otorgaste de forma personal.

    ● Parejas que decidieron compartir o administrar juntos los gastos del hogar. De esta forma, tienen un control más exacto de los ingresos que reciben ambos.

    ● El portador depende económicamente del titular y se le quiere brindar cierta libertad económica.

    $!Imagen de Pixabay
    Imagen de Pixabay

    No es buena idea tramitarla si se identifican algunos de estos factores:

    ● Se desconocen los hábitos de pago de la persona o hay antecedentes de impuntualidad a la hora de cubrir deudas.

    ● Si el titular posee demasiadas tarjetas, ya que una más puede desestabilizar el control que tiene sobre sus finanzas.

    Ventajas y desventajas de las tarjetas adicionales

    Como todo en la vida, las tarjetas adicionales tienen su lado bueno y malo. Los analizamos a continuación.

    Ventajas

    ● El propietario de la tarjeta adicional puede aprovechar las promociones otorgadas al titular.

    ● Si hay un programa de recompensas, el titular es quien acumula los puntos, el dinero electrónico o cualquier beneficio que tenga, cada vez que el propietario de la tarjeta adicional hace uso de ella.

    ● En algunos casos, las tarjetas de crédito adicionales no tienen un costo de anualidad, como por ejemplo la tarjeta de crédito Falabella Soriana que te ofrece hasta 6 tarjetas adicionales ¡sin anualidad!

    Desventajas

    ● Si hay un acuerdo interno de que cada quien pague sus gastos, cualquier atraso será responsabilidad del titular ante los ojos de la institución emisora.

    $!Imagen de Pixabay
    Imagen de Pixabay

    Las personas suelen dar una tarjeta de crédito adicional a sus hijos, sus parejas, sus amigos o a sus padres cuando ya dependen económicamente de ellas. Antes de aceptar una tarjeta extra, es necesario evaluar qué otras opciones hay.

    Por ejemplo, si un hijo se va a estudiar a otra ciudad, puede tramitar una tarjeta universitaria donde los padres le depositen cada cierto tiempo. De esta forma, el estudiante puede comenzar a obtener educación financiera sin comprometer la economía familiar.

    En líneas generales, son muchos los beneficios de las tarjetas adicionales pero, sin lugar a dudas, se trata de una decisión importante y fundamental tanto para las relaciones como para las finanzas personales. ¡No tengas miedo! Con un correcto accionar económico siempre podrás disfrutar de las ventajas de estas tarjetas.

    Siempre busca las mejores opciones que se adecuen a tus necesidades. Por ejemplo, la tarjeta de crédito Falabella Soriana no tiene costo de anualidad y te ofrece hasta 6 tarjetas adicionales.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play