Cobertura

    En otras partes del mundo, los gobiernos ya están aplicando vacunas a menores de edad, para que se contribuya a reducir el impacto de la pandemia en la población... En México, las familias que deseaban que sus hijos recibieran una dosis de la vacuna, sobre todo Pfizer, que es la que ha sido sometida a pruebas en menores de edad, debieron recurrir ante un juez.

    El Gobierno de México se propuso que todas las personas mayores de 18 años recibirían su dosis de la vacuna contra el Covid-19, con la que buscarían reducir los niveles de hospitalización y sobre todo, de mortandad.

    Algo se ha avanzado en eso en lo que termina por alcanzar esa meta, pero mientras, en otras partes del mundo, los gobiernos ya están aplicando vacunas a menores de edad, para que se contribuya a reducir el impacto de la pandemia en la población.

    En México, las familias que deseaban que sus hijos recibieran una dosis de la vacuna, sobre todo Pfizer, que es la que ha sido sometida a pruebas en menores de edad, debieron recurrir ante un juez para tramitar un amparo que les permitiera acceder a la dosis correspondiente, y lo lograron.

    Pero ese mecanismo no está abierto a todos, pues solo quienes cuentan la capacidad técnica para interponer ese recurso, o los recursos económicos para pagar a que alguien más lo hiciera, son los que han obtenido ese beneficio, hasta ahora.

    Porque un juez ha ordenado al Gobierno de México que los menores de 18 años también sean vacunados contra el Covid-19, algo que las autoridades no tenían contemplado salvo que el paciente padezca alguna comorbilidad que ponga en riesgo su vida.

    La consideración de la autoridad judicial es que los menores deben ser considerados en esta cobertura, sobre todo cuando está previsto el regreso presencial a las clases.

    El Gobierno de México ha implementado estrategias para que los adultos puedan ser vacunados contra el Covid-19, pero ahora deberá considerar que los menores, de 12 a 17 años, reciban la dosis que les corresponde.

    Debe de quedar claro que la prevención es la base más importante para frenar la pandemia, pero ayuda también que en un contexto donde se prevé que la actividad en las escuelas se normalice, el mayor número de personas estén protegidas con una vacuna.

    El Covid-19 seguirá presente en todo el mundo y la única manera de contener sus estragos será con las medidas que imponga el Gobierno y el cuidado que cada uno tenga para no contagiarse y contagiar a los demás. Que cada quien, entonces, haga su parte.

    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play