Las cuentas

07/04/2021

    Si algo bueno le ha pasado a Mazatlán en medio de la adversidad es que el turismo ha mantenido la lealtad hacia este destino turístico aún cuando la amenaza del Covid-19 sigue estando muy activa.

    Y esa lealtad quedó de manifiesto durante la Semana Santa, período vacacional que tradicionalmente atrae a miles de turistas a este destino turístico y que esta vez no fue la excepción, a pesar de todo.

    Y a pesar de todo, porque la pandemia del coronavirus sigue estando activa, sigue ocasionando problemas y en otras partes del mundo ya empieza a presentarse una nueva oleada de contagios.

    Y quienes vacacionaron en Mazatlán, tanto visitantes como locales, lo hicieron como si ya no existiera una amenaza seria sobre su salud: sin las medidas sanitarias adecuadas, ni el distanciamiento suficiente y mucho menos, la protección a su alrededor.

    Sí, a Mazatlán le fue bien durante la Semana Santa con la llegada de miles de turistas que hicieron que la ocupación de cuartos en los hoteles se incrementara.

    Según el reporte preliminar, fueron 234 mil las personas que llegaron a Mazatlán durante ese período y la ocupación hotelera alcanzó un nivel del 70 por ciento.

    Nada mal para una temporada en que la alerta sanitaria debería mantener a todos con un distanciamiento social adecuado y exposiciones reducidas al mínimo.

    Las cuentas para el sector turístico, con hoteles y restaurantes de por medio, salen bien balanceadas para este momento, pero faltará ver cómo salen las cuentas para el sector Salud.

    Porque sí, todavía se sigue luchando contra la pandemia, atendiendo pacientes que se infectan y algunos otros que mueren.

    Y la exposición que se tuvo en sitios públicos como las playas de Sinaloa seguramente tendrá consecuencias en los contagios generados por el Covid-19.

    Sí, cada vez se hace necesario tener menos restricciones después de una pandemia tan prolongada pero aún falta mucho para que el coronavirus ceda y la vida vuelva a ser más libre.

    Pero sí, todavía se requiere de un esfuerzo adicional, para evitar que esta pandemia resurja con la intensidad con la que se registró apenas un par de meses atrás.