Mejorar el turismo

    Cada ciudad en México, y seguramente en el mundo, está a la espera de que tras la pandemia, las actividades, sobre todo las económicas, puedan volver a la normalidad y que las cosas puedan desarrollarse sin problemas.

    Porque el Covid-19 detuvo todo y paró empresas y ocasionó la pérdida de empleos y la falta de ingresos. El coronavirus ya no tan nuevo tuvo un impacto social y económico, además del sanitario, del que urge salir adelante, de una vez.

    Por eso, mientras parte de esa normalidad se restablece, hay ciudades que apuestan a que las cosas vuelvan a como eran antes y entre ellas, está Mazatlán.

    Si 2020 fue un año complicado para el turismo, el 2021 ha mostrado ya una mejor cara que no solo impacta en la ocupación de los hoteles, o de las casas vacacionales, sino que deja derramas económicas en tiendas, en restaurantes, en transporte, en amenidades, en muchas actividades.

    Lo más importante, en esta etapa de la pandemia en la que aún no se tiene claro cuándo llegará a su fin, es que las actividades económicas se mantengan con los protocolos sanitarios y hagan posible que todos los usuarios cumplan con ellos.

    Porque a pesar de que las vacunas empiezan a cubrir cada vez a una mayor parte de la población las infecciones no están descartadas y los servicios médicos seguirán requiriéndose.

    Lo que pasa en otras partes del mundo debe servir como referencia para las medidas que hay que tomar: hay ciudades que siguen poniendo confinamientos obligatorios para reducir el nivel de contagios.

    Tal vez en México, como se decidió desde el principio, no se vuelva obligatorio estar confinado, pero lo mínimo que se requiere de empresas y de usuarios, es que se sigan los protocolos sanitarios para evitar más enfermos por Covid-19.

    Porque lo que todos anhelan es que la normalidad se restablezca, los espacios sean más seguros y los enfermos por el coronavirus sean cada vez menos.

    El turismo es necesario y hay que mantenerlo, pero mientras siga la contingencia sanitaria, hay que incentivarlo con las medidas sanitarias adecuadas, para que prevalezca, para todos.