MALECÓN
07/04/2021
    “La esperanza llega con esta aplicación y eso se palpó en muchos adultos mayores que fueron vacunados y que salían con una sonrisa de entusiasmo en sus rostros.”
    Vacunas y campaña

    El influyentismo y los privilegios de los políticos mexicanos, ya sea que estén ejerciendo un cargo o compitiendo por otro, parece profundamente arraigado en nuestro País, aún y cuando su discurso sea uno completamente contrario.

    El Senador con licencia y candidato a la Gubernatura por Morena y el PAS, Rubén Rocha Moya, llegó ayer a su cita para la vacuna en Culiacán cuando ya no había fila, pues las personas que iban a la misma hora que él ya habían entrado, lo que permitió que evitara la espera.

    No tuvo que esperar como los demás, hasta ahí todo bien, digamos que tuvo suerte, pero el hecho de haber metido a parte de su equipo al recinto de vacunación, va en contra de todas las reglas que los mismos servidores de la nación estaban impartiendo.

    La indicación fue muy clara: se les solicitó que las y los adultos mayores debían acudir solos, y se permitía que fueran acompañados solo en caso de que no pudieran moverse por sí mismos.

    No hay que perder de vista que estamos en temporada electoral, por lo que las fotos cuentan mucho y compartir la vacunación puede hacer que gane algún voto, o bien, sólo para mantener el diálogo con las y los usuarios de las redes sociales.

    Quienes salieron ganando son las y los adultos mayores que salían del módulo de vacunación con felicidad, agradeciendo y señalando que el programa de vacunación fue rápido, ordenado y con amabilidad, al menos en el punto de vacunación a donde Rocha Moya acudió.

    La vacuna en Culiacán

    Ayer, Culiacán por fin inició la tan anhelada histórica vacunación contra el Covid-19, debido a que los contagios iniciaron en la capital del estado, sólo después de ciudades como Tijuana.

    Y a pesar de ser el foco rojo del estado, Culiacán fue relegada por el programa de vacunación nacional, debido a que se privilegiaron las zonas rurales.

    Y aunque en la capital sinaloense se registró un poco de caos al inicio, en la mayoría de los centros de vacunación, al menos a la hora de terminar de escribir esta columna, el reporte fue que imperó el orden y se pudo llevar un buen desarrollo de la ansiada aplicación de dosis.

    La esperanza llega con esta aplicación y eso se palpó en muchos adultos mayores que fueron vacunados y que salían con una sonrisa de entusiasmo en sus rostros.

    El único punto de vacunación que registró largas filas y desorden fue el Centro Cívico Constitución, hasta donde se presentaron cientos de personas que no habían sido convocadas, pero que se presentaron con la esperanza de ser vacunadas.

    A la yugular

    Todo se podrá decir de Faustino Hernández Álvarez, candidato a la Alcaldía de Culiacán por la alianza Va por Sinaloa, menos de que es tímido para hablar, el señor es duro y directo.

    Y es que ayer en una conferencia de prensa, el candidato prometió que de ganar volverán a la capital los certificados de promoción fiscal para que sean aprovechados por los empresarios y apoyen a la ciudad.

    Como sabemos, el tema de los Ceprofies fue la piedrita en el zapato de su contrincante Jesús Estrada Ferreiro, quien hoy busca la reelección.

    Estos estímulos fiscales para los inversionistas se habían otorgado en pasadas administraciones, pero Estrada Ferreiro decidió eliminarlos, lo que le trajo una ola de críticas que lo siguió toda su administración.

    Pues ahora Faustino dijo que él será un facilitador y hará caso a los empresarios. Buena su jugada tomando en cuenta que su bastión son los productores agrícolas así que un coqueteo a la Iniciativa Privada no está de más.

    Un caso de estudio

    La que regresó a seguir partiendo el queso en el Tribunal de Justicia Administrativa fue la Magistrada Lucila Ayala de Moreschi, después de su fallida incursión en la política.

    La historia de la Magistrada debería de enseñarse en las escuelas de todo México, como la de una ciudadana que lo dejó todo, ilusionada con participar en política, para regresar a su trabajo con las manos vacías.

    Su historia es muy sencilla: Moreschi solicitó licencia a su cargo con la esperanza de competir en las filas de Morena, pero rápidamente se dio cuenta que los que reparten el queso en el partido con más poder son unos cuantos y los que querían queso eran una multitud, así que rápidamente salió desilusionada de ahí.

    Pero resulta que un nuevo partido, Redes Sociales Progresistas, le ofreció una candidatura y cómo ella lo que quería era participar les dijo que sí y se preparó para competir.

    Y ya cuando estaba lista para salir a las colonias le mandaron decir que siempre no y le regalaron la candidatura a alguien más.

    Así que de buenas a primeras, Moreshi conoció la realidad de la política mexicana y no le quedó otra que regresar por donde había venido.

    Es más, los políticos que la invitaron no se dignaron ni a decirle: “gracias por participar”.

    Huérfanos

    Por cierto, Lucila Ayala de Moreschi no fue la única que se quedó bailando en la loma, sin candidatura y sin ilusiones.

    Decenas de aspirantes se quedaron con las ganas, muchos de ellos ni siquiera volvieron a abrir el pico, pero algunos andan muy enchilados.

    La primera es Aurelia Leal, la Alcaldesa con licencia de Guasave, quien todavía anda viendo a ver qué le van a dar aunque ya queda muy poco.

    Otra que anda que no la calienta ni el sol es la Diputada local, Flora Isela Miranda Lea, aunque diga que no impugnará las candidaturas de Morena, su partido, ella quería un huesito, pero le dieron aire.

    En Mazatlán también hay mucho huérfano, la Síndica Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño, quería contender por la Alcaldía, y compartía aspiración con David Torrentera, pero a los dos les jugó chueco el Alcalde Luis Guillermo “El Químico” Benítez y los dejó secos.

    Y si nos vamos a cada Municipio el panorama es más o menos el mismo, los partidos prometieron mucho, pero al final el poder alcanza para unos cuantos.