Malecón

MALECÓN
09/04/2021
    “El número de candidatos a puestos electorales que no provienen propiamente de la política, sino del medio artístico y los deportes sigue creciendo, a tal grado que desde Paquita la del Barrio hasta el hijo del Blue Demon aparecerán en las boletas”.
    La hermandad

    Tanto Rubén Rocha Moya, candidato a la Gubernatura por Morena y el Partido Sinaloense, así como Héctor Melesio Cuén Ojeda, líder pasista, han hecho énfasis en la hermandad que hay entre Morena y el PAS.

    Pero ¿realmente es genuina esta hermandad? La verdad es de dudar, ya que en el 2018 las ganas de Cuén de ser Senador, lo hicieron aliarse con el PAN y Movimiento Ciudadano, y la verdad que el maestro arremetió con todo contra la Cuarta Transformación, misma que fue abrumadoramente vencedora en esas elecciones.

    Luego de esas elecciones, Cuén dijo que nunca más se postularía a un puesto de elección de nuevo, sin embargo, en Morena y, sobre todo, con Rocha Moya, encontró esa rentabilidad política que le hacía falta.

    Si bien, el ex Rector de la UAS goza de muy buena y muy mala reputación en Sinaloa, Morena le puede dar ese empujón que necesita para agrandar su nombre de nuevo.

    ¿Quién lo diría? que sería Morena el que reviviera a Cuén políticamente hablando.

    La caravana

    Definitivamente, el Partido Sinaloense le inyecta dinamismo y colorido a su unión con los de Morena y la campaña de Rubén Rocha a la candidatura.

    La tarde del miércoles realizaron una caravana por el malecón de Mazatlán, el primer evento de este tipo desde que iniciaron las campañas electorales.

    Mucho ruido, mucho caos vial pero al parecer todo fue tranquilo y lleno de globos de los colores de los partidos, Héctor Melesio Cuén y Rubén Rocha Moya saludando y sonrientes como niños en Disneylandia.

    Para el Alcalde mazatleco, José Manuel Villalobos, fue una caravana tranquila.

    “Los candidatos tienen libertad de actuar, no de hacer desmanes, tienen su libertad, yo no puedo parar a ningún candidato”, dijo el Presidente Municipal.

    Y sí, vale más que se vaya acostumbrando porque esto de las caravanas es muy del PAS.

    Un conflicto que
    no termina

    Ayer un grupo de personas salió de nuevo a las calles de Cosalá a exigir la apertura de la mina San Rafael la cual está cerrada por un conflicto laboral.

    Mineros, familiares de trabajadores y habitantes de Cosalá desfilaron por las calles de la cabecera municipal solicitando la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que la mina, según ellos, es la principal fuente de ingresos.

    Desde 2020, la mina está en paro de labores, por la huelga de otro grupo de trabajadores que exigían mejores condiciones laborales a la empresa Americas Gold and Silver Corporation, la cual responsable de las operaciones mineras.

    Por lo pronto, el conflicto ya se agudiza en varios bandos, lo que enrarece un posible diálogo, que según la empresa ya se había dado con las autoridades y se rompió precisamente esta semana.

    La empresa en un comunicado lamentó que no se haya podido acabar con el conflicto pero que están dispuestas al diálogo.

    La empresa acusa directamente al sindicato del líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, como uno de los responsables de no desear llegar a ningún acuerdo, por el momento.

    Representantes de la empresa canadiense aseguraron que ellos se encuentran a favor del diálogo y que están listos para reanudar labores.

    Eso es lo que dice la empresa, pero el diálogo se ha empantanado de nuevo y las marchas regresaron.

    Ojalá se llegue a un buen puerto, sobre todo por el desarrollo de ese municipio, la mayoría de las veces este tipo de problemas es originado por un puñado de intereses, mientras los verdaderos trabajadores son los que sufren sin trabajo.

    ¿Y la veda?

    No ofrece ningún mensaje, apenas habla con las personas en la fila, pero se hace presente con todo un equipo, que incluye a personal de Comunicación Social que captura las imágenes, al equipo de Presidencia Municipal y a algunos directores como el de Servicios Públicos Municipales y de Protección Civil.

    El Alcalde provisional de Mazatlán, José Manuel Villalobos Jiménez, entrega mano a mano botellitas de agua a quienes hacen fila en los centros de vacunación anti Covid-19.

    Ayer, se dijo, extraoficialmente, que se entregaron 2 mil botellas en los alrededores de cinco puntos de vacunación.

    Es un acto humanitario, pero, siempre hay peros, estamos en plena veda electoral y el Gobierno Municipal podría llevar hieleras con agua a cada centro de vacunación, sin necesidad de hacer presencia.

    La verdad es que todo mundo trata de sacar raja política.

    El show electoral

    El número de candidatos a puestos electorales que no provienen propiamente de la política, sino del medio artístico y los deportes sigue creciendo, a tal grado que desde Paquita la del Barrio hasta el hijo del Blue Demon aparecerán en las boletas.

    El asunto aquí es tratar de entender el porqué de este fenómeno.

    Bueno simplemente, los partidos políticos encontraron una nueva forma de canalizar el hartazgo de la ciudadanía de los políticos tradicionales, así que lo único que están haciendo es poner caras famosas en lugar de las caras de los funcionarios del pasado.

    La treta parece que funcionará, pero les aseguramos que no será por mucho tiempo.

    Finalmente, si alguno de los famosos gana tendrá que ponerse a gobernar y ahí terminará enseñando el cobre, y si no, basta con observar el caso del Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, ex futbolista y calificado como uno de los peores mandatarios del País.

    Pa los dos lados

    El que está más activo que nunca, pero tras bambalinas, es el dueño del equipo Venados de Mazatlán, Antonio Toledo Ortiz, “El Toñeque”.

    Este miércoles, el empresario desayunó con Mario Zamora Gastélum, candidato del PRI, PAN y PRD, a la Gubernatura.

    Y horas más tarde envió al icono beisbolero mazatleco, Juan José Pacho, a enrolarse a las filas de la coalición Morena-PAS.

    Recordemos que el Gobierno de Mazatlán retiró la concesión del estadio a la familia Toledo Ortiz por incumplir con los acuerdos a los que se había llegado con la Comuna mazatleca.

    Así que “El Toñeque” ahora se puso a batear pa los dos lados... a ver si así le atina.