Los empresarios del sur del estado, en particular los de Mazatlán, se niegan al “entierro” del CIP Playa Espíritu y han anunciado una especie de intento por rescatarlo y reavivarlo para integrar a los municipios del sur al polo de desarrollo que significa el puerto para Sinaloa.
    El rescate

    Los empresarios del sur del estado, en particular los de Mazatlán, se niegan al “entierro” del CIP Playa Espíritu y han anunciado una especie de intento por rescatarlo y reavivarlo para integrar a los municipios del sur al polo de desarrollo que significa el puerto para Sinaloa.

    De entrada piden que los terrenos no se rifen, sino que se vendan, ¿a quién?

    Aunque la apuesta es alta, la Coparmex ha levantado la voz por ese proyecto que la 4T abandonó por el tufo de corrupción que arrastra desde la administración del Presidente Calderón.

    Los argumentos de la Federación pueden ser válidos, sobre todo aquellos de la esfera de la ubicación geográfica, pero lo que es cierto es que el desarrollo de la región en materia turística de playa está muy lejos de concretarse.

    Los proyectos como Teacapán, Las Lupitas y La Tambora son muy locales y abonan solo a la economía del Valle sureño. Por lo que el reto se antoja difícil pero que bien que los empresarios busquen una alternativa.

    Bases sindicales
    irregulares

    El Secretario del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Culiacán, Julio Duarte Apan, ha sido señalado desde el Congreso de otorgar bases sindicales a amigos y funcionarios del Gabinete del ex Alcalde Jesús Estrada Ferreiro.

    De estos casos hay dos ya detectados: Henry Martínez Hurtado que era Director de Administración y Susan Patricia Puga Sánchez, ex Directora del DIF Municipal.

    Y a pesar de que ya se ha iniciado una investigación y que el que más embarrado terminará es Duarte Apan, no ha asomado la cabeza para defenderse. Y analizando sus gestiones este silencio no es una estrategia, sino falta de valor para enfrentarse a los hechos.

    Ya van para tres años que Duarte ganó con muchísima lucha la Dirigencia Sindical y aún no está dispuesto a transparentar sus decisiones e implicaciones, piensa que no está obligado a pesar de que administra buena parte de los recursos municipales.

    Si no tiene nada qué temer no tendría por qué ocultarse, pero al parecer Duarte sí tiene mucho a que temerle. Su formación política se basa en ser complaciente con quién, ingenuamente, cree que tiene el poder en determinados momentos.

    Acá el Alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil tiene la oportunidad de limpiar esas bases otorgadas y repartirlas entre quienes realmente lo necesitan.

    Este Dirigente del STASAC pasará al olvido pues no ha lucido en ningún espacio, y mediáticamente se ha ganado la imagen de un monigote que estaba contra la administración municipal solamente cuando sentía que los agremiados se le iban a revelar, pero después, en lo privado, se mostraba a disposición del capricho de Estrada Ferreiro.

    Pero qué necesidad había

    Aunque pareciera que los organismos en pro de la movilidad sustentable ya habían tenido un acercamiento con el Alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil, quien ha dicho que sí hay un compromiso e interés en estos temas, pues los ciudadanos no siguen del todo de acuerdo.

    Así que, en modo de protesta salieron a tomar las calles con un ejercicio llamado Ocupemos la calle, para recordar la importancia de que la población pueda tener acceso a estos espacios de una manera segura.

    Porque aunque los comerciantes alegan que las ventas disminuyeron cuando existía el paso peatonal, y que ahora dejando que los automóviles vuelvan a transitar por esa zona, podría generar una mayor venta, en el Centro de la ciudad se sabe que aquellos que compran y acuden son los ciudadanos de a pie y no tanto los conductores.

    En la manifestación pacífica se limitó el tránsito a los vehículos y decenas de ciudadanos se acercaron y participaron expresando su ideal de la ciudad, algunos pidieron arbolado urbano, banquetas despejadas y otros más pidiendo calles peatonales, bancas y señalización vial.

    Se supone que estas recomendaciones se las harán llegar al Alcalde y esperamos que tome en cuenta las recomendaciones de la ciudadanía y no sólo a los comerciantes que dicho sea de paso arrojan con sus puestos de mercancías a los ciudadanos a realizar actos circenses para evadir a los automóviles,

    Con la antorcha
    encendida

    El Regidor del Partido Acción Nacional en el Cabildo de Culiacán, Sadol Osorio Porras no pierde la oportunidad de sacar su protagonismo y encendió ayer la antorcha para pedir las cabezas de los funcionarios simpatizantes de ese “ángel caído”, Jesús Estrada Ferreiro.

    Qué renuncien los porristas del ex Alcalde, dice el Regidor. Que los funcionarios públicos que desatendieron sus labores por apoyarlo los meses previos a su desafuero y destitución deben irse de la nueva administración municipal por dignidad.

    Apela a la dignidad de quienes son sus compañeros aún en el Ayuntamiento, y fija postura a lado del ahora Alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil, quien ya dijo que anda analizando todas las listas que le den para quitar y poner en los cargos de la Comuna.

    El panista dice que ve con muy buenos ojos los cambios que ha hecho el nuevo Alcalde, y hasta ayer han sido removidos de su cargo o despedidos al menos 13 funcionarios de primer nivel, más los que se sumen hoy.

    A qué el Regidor Porras, se va a quedar solo.... ¡ha!, no, solo ya está, ¿verdad?

    Los otros antorchistas

    Por cierto que los pelos se le han de haber parado al nuevo Alcalde de Culiacán, ya que mediante un pliego petitorio integrantes al Movimiento Antorchista urgieron al Gobierno Municipal, ¡mil despensas mensuales, la construcción de mil habitaciones, 2 mil 500 acciones de vivienda, y diversas obras públicas para colonias, escuelas y comunidades del municipio!

    Bueno dicen que el pedir no empobrece, y aunque los líderes de este movimiento son especialistas en usar a las familias, por desgracia éstas padecen un grado muy grande de marginación.

    A ver cómo se las arregla Juan de Dios Gámez Mendívil, este movimiento sí que llegó para quedarse, ya les deberían poner una oficina en el Ayuntamiento.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play