Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Archivo digital DEFENSOR DEL LECTOR

Rodolfo Díaz Fonseca
02/07/2017 | 04:04 AM

El jueves 22 de junio se recibió en la redacción de Noroeste un correo electrónico del Dr. Paulino Quevedo, asesor editorial y filosófico del columnista Carlos Dumois, quien publica la columna Dueñez empresaria.

“Hola, amigos del Noroeste:

“Les informo que los artículos de Carlos Dumois no han estado apareciendo en la versión digital del periódico durante varias semanas. Esto ya había sucedido en el pasado, se lo informé y lo corrigieron unas pocas veces; pero el mismo descuido se repite nuevamente.

“Además, el día de hoy, el artículo de Carlos ‘Asumiendo la Dueñez’ en el periódico de Mazatlán aparece con una fotografía que no es la de Carlos Dumois. Esto es ya un error serio. Espero que las buenas relaciones que hemos mantenido durante años, ayuden a que nos sigan tratando con el respeto de siempre”.

Efectivamente, no fue la fotografía de Carlos Dumois la que se publicó en la columna, sino la de otro colaborador de la sección de Negocios, Homobono Rosas.

La Directora Editorial, Guillermina García, respondió rápidamente el correo, ofreciendo una atenta y pertinente disculpa, además de corregir inmediatamente el error de la fotografía. “Una disculpa por las omisiones y errores. Lo corregimos de inmediato”.

Sin embargo, sirva esta queja para retomar el caso del archivo digital de Noroeste. De todos es sabido que anteriormente sólo se tenía el archivo físico encuadernado (conocido como banderas), que todavía es muy consultado.

Estas encuadernaciones del ejemplar físico del periódico requieren mucho cuidado para su conservación. Es normal que las hojas se tornen amarillentas y quebradizas, que padezcan la plaga de hongos debido a su antigüedad y que sufran, en ocasiones, el acoso de los voraces depredadores humanos, ya que no han faltado manos insensibles e inmisericordes que han mutilado algunas páginas cuando solicitan consultar el archivo.

En el archivo digital también faltan muchas páginas, pero la carencia no obedece a la misma situación. No hay manos extrañas que hayan injuriado o mancillado la memoria digital de las páginas impresas de Noroeste (lo que se conoce normalmente como pdf), sino que el faltante se debe al mismo personal que no sube las páginas al espacio virtual.

Es muy común que si alguien trata de consultar el pdf de algún día se encuentre con la novedad de que no aparece la página (como ejemplo, baste citar el lunes 10 de abril, en el que ni siquiera se publicó la portada principal de ambas ediciones).

Urge que se tenga más cuidado en preservar la memoria digital de Noroeste.

 

Falta de 
concordancia

En el sumario de la nota principal de la portada de la sección de Negocios del viernes 9 de junio, en la edición de Culiacán, no se cuidó la concordancia entre sujeto y verbo: “La inversión total es de 5 millones de dólares que generarán 100 nuevos empleos especializados”.

El sujeto es la inversión, no los millones, por lo que el verbo debería haberse escrito en singular: “generará”. 

 

Vocal 
equivocada

En el pie de foto de la nota principal de la página 6B de la sección Local del viernes 9 de junio, en la edición de Culiacán, se escribió una vocal por otra: “Trabajadores del sector Salud quemaron batas para exigir mejores laborales”.

 

¿Palabra 
mal escrita?

El martes 13 de junio se comunicó un lector de Culiacán para señalar que en el cuarto párrafo de una nota de la página de Seguridad y Justicia, 7B de la sección Local, se publicó una palabra mal escrita: “El accidente fue registró por la Central de Emergencias al rededor de las 3:00 horas de la madrugada de ayer...”.

El lector se refería a la expresión “al rededor”, pues lo más común es que se escriba en una sola palabra (aunque las dos grafías son válidas), como se comenta en el Diccionario panhispánico de dudas:

“Al rededor y alrededor son dos formas válidas de escribir esta expresión. Como tal, ambas funcionan como un adverbio de lugar equivalente a ‘en torno a algo’.

“Así, tanto al rededor como alrededor pueden ser empleadas para referirnos a la situación de personas o cosas que circundan o se encuentran en torno a otras. Generalmente, van seguidas de la preposición de, que introduce un complemento.

“Por ejemplo:

Los manifestantes se reunieron al rededor del ministerio.

Todos se sentaron alrededor del fuego.

“Cuando hacen referencia a cantidades adquieren el sentido de ‘aproximadamente’, o ‘poco más o menos’.

“Por ejemplo:

Vi reunidas al rededor de 300 personas frente al edificio.

Los apartamentos en esta zona cuestan alrededor de un millón.

“Aunque ambas grafías son válidas, es más frecuente hoy en día escribirla en una sola palabra: alrededor.

“Por otra parte, cuando alrededor es usada como sustantivo, con el significado de ‘contorno’ o ‘lugar situado en torno a algo’, no es admisible escribir al rededor, en dos palabras.

Por ejemplo:

No vivía en la ciudad propiamente, sino en sus alrededores.

Miró a su alrededor y solo vio una enorme jungla de concreto”.

https://www.diccionariodedudas.com/al-rededor-o-alrededor/

Además, no se cuidó la redacción al escribir: “fue registró”. Otro error es “3:00 horas de la madrugada”, pues de acuerdo a la página 124 del Manual de Estilo de Noroeste, basta escribir 3:00 de la madrugada: “El asesinato ocurrió alrededor de la 1:00 de la madrugada”, cita como ejemplo.

 

Números
ordinales

En otra nota publicada en la misma página se detectaron dos errores en los dos primeros párrafos: “Con la donación de un fusil AK-47 dio inicio la Décimo Sexta campaña de registro y donación de armas de fuego...”. De acuerdo a la página 145 del manual se escribe Décima Sexta: “Aunque se considera correcto escribir juntos o separados los componentes de los ordinales del 13 al 19, el criterio del periódico es presentarlos siempre separados: ‘Décimo octavo’, ‘décimo séptimo’, etc. Esta escritura permite marcar sin dificultad el femenino en los dos elementos cuando así lo exija la palabra que lo acompañe”.

Por otra parte, bastaría escribir “inició” y no “dio inicio”, sobre todo porque el reportero vuelve a repetir el verbo dio en el siguiente párrafo.

En el segundo párrafo se repitió una expresión: “Será del 12 al 30 de junio, así lo dio a conocer dio a conocer Jesús Ramón Soto Vega...”.

 

Expresión
ambigua

El viernes 23 de junio se comunicó un lector culiacanense para señalar que en la página 8B de la sección Local se publicó un pie de foto con una expresión ambigua o mal construida, en la que un ciudadano organizó una campaña para pedir que no se fume en la Central Camionera Millenium: “Roberto Hernández Arellano pide no fumar con pancartas”.

Se podría haber escrito al revés el pie de foto: “Con pancartas, Roberto Hernández Arellano pide no fumar”.

También de este autor..
04-12-2019
03-12-2019

Oportunidades