Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Banxico sube tasa de nuevo Contexto Financiero

Guillermo Calles
09/02/2018 | 04:00 AM
gcalles@itesm.mx
 
 
 
Terminamos una semana con importantes altibajos en los mercados financieros. Después de que el viernes pasado se diera a conocer el dato de Situación de Empleo en la unión americana, ligeramente mejor a lo esperado, y que este lunes se estrenara Jerome Powell como nuevo titular de la Reserva Federal, los participantes del mercado encontraron justificación para una repentina toma de utilidades en las bolsas de valores. La premisa fue clara: el temor por alzas más agresivas en la tasa de interés estadounidense.
En los mercados internacionales, si bien el ajuste del lunes fue sucedido por dos jornadas marginalmente positivas, las bolsas de valores volvieron a caer ayer de forma sustancial. En México el lunes fue feriado y, hasta ayer, el mercado accionario local presentaba su tercera jornada consecutiva con pérdidas. En lo general, los mercados accionarios de todo el mundo siguen nerviosos por la repentina liquidación del lunes, generando niveles de volatilidad no vistos en más de 30 meses.
En mercado de energéticos no fue la excepción. Ayer los precios del petróleo presentaron su quinto día al hilo con pérdidas, debido a que persisten las presiones por el aumento de la producción de Estados Unidos, así como por la oleada de ventas masivas en los mercados accionarios del mundo. Ayer, el precio del petróleo estadounidense, West Texas Intermediate, perdió 64 centavos para cotizar en 61.15 dólares por barril, su nivel más bajo desde enero, mientras que el crudo europeo, Brent del Mar del Norte, ajustó 80 centavos para picarse hasta los 65.61 dólares por barril.
El nerviosismo en el mercado ha provocado de los inversionistas huyan de los activos de riesgo dado que anticipan un entorno de tasas más altas en el corto plazo. Además, las preocupaciones por el aumento de la producción de crudo estadounidense se unieron a la reapertura del oleoducto del Mar del Norte que alimenta el suministro del Brent.
Por su parte las cotizaciones de divisas también sufrieron estragos en los últimos días. El peso mexicano terminó el día de ayer con pérdidas, debido al pesimismo que se tuvo a nivel mundial por los activos de mayor riesgo, ante la idea de que no solo el banco central de Estados Unidos pudiera acelerar su ciclo de endurecimiento monetario, sino también algunos otros bancos de las principales economías del mundo. De acuerdo a los registros de Banco de México, en el mercado interbancario el peso mexicano finalizó en 18.86 enteros por dólar, lo que se tradujo en retroceso de casi 17 centavos respecto al cierre previo.
Es así que la moneda nacional hiló cuatro jornadas consecutivas en terreno negativo, marcando su peor racha desde el pasado 26 de diciembre, cuando concluyó una racha bajista de cinco días consecutivos. Además, el nivel al cual cerró la moneda nacional es el más débil desde el 12 de diciembre de 2017. Cabe mencionar que el tipo de cambio interbancario llegó a tocar niveles de hasta 18.96 pesos por dólar, pero alcanzó a recuperar terreno tras al anuncio de alza en tasas de interés por parte de Banco de México.
La menor demanda generalizada que se vio a nivel global por los activos de riesgo mermó el apetito por la moneda mexicana durante la primera mitad de la jornada de ayer, luego de que el Banco de Inglaterra dijera que podría subir pronto su tasa de interés, alimentando la idea de que los principales bancos del mundo reducirán sus medidas de relajación antes de lo que se esperaba. De hecho el mismo William Dudley, Vicepresidente comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal, dijo que sí la economía norteamericana sigue creciendo se podrían tener más de tres incrementos en la tasa de interés estadounidense.
Finalmente, es importante ahondar en la decisión monetaria de Banco de México en su Junta de Política Monetaria de ayer, donde decidió incrementar su tasa de interés de referencia en 25 puntos base a un nivel de 7.50 por ciento. Ayer mismo, antes del comunicado monetario, se había dado a conocer que la inflación general en México se desaceleró a 5.55 por ciento anualizado en enero, su menor nivel en diez meses por efectos de comparación, aunque con alzas en las gasolinas y el gas contrarrestadas por bajas en las frutas y verduras.

 

El anuncio se da luego que la semana pasada la Reserva Federal de Estados Unidos mantuviera sin cambios su tasa de interés, aunque ante un escenario en donde se esperan al menos tres alzas para lo que resta del año. El Banco de México prevé que la inflación general alcanzará el objetivo de 3.00 por ciento más menos un punto porcentual hasta el primer trimestre de 2019 y no hacia el final de 2018, como había previsto, de acuerdo con su anuncio de política monetaria, situación que lo llevó a endurecer nuevamente las condiciones monetarias domésticas. Que tenga un excelente fin de semana; nos vemos el martes.
También de este autor..
07-08-2018
31-07-2018

Oportunidades