Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Con el freno puesto Malecón de Mazatlán

El Centinela
11/06/2019 | 04:06 AM

El Gobernador Quirino Ordaz Coppel anunció que el Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió en apoyar las obras prioritarias para Sinaloa, como las presas en el sur, proyectos carreteros a Chihuahua y Durango, además de la ampliación del puerto de Mazatlán y la construcción de una terminal para el arribo de cruceros. 

Todo esto ya se ha dicho en los últimos meses, la pregunta es ¿cuándo comenzarán a llegar esos recursos federales al estado? 
Lo que se ha cuestionado en estos meses de la Cuarta Transformación es que no ha liberado la inversión pública más que para los proyectos del Presidente, como la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía, hoy detenido por una orden judicial. 
La falta de inversión pública, más allá de la entrega de las Tarjetas del Bienestar, ha sido el argumento base de los detractores del gobierno de AMLO para criticarlo. 
La semana pasada, que ha sido la más criticada de lo que va su administración, sólo pudo salvarse por la cancelación de los aranceles de Estados Unidos a los productos mexicanos. El tiempo corre y no se ve que vayan a liberarse los recursos para hacer realidad las obras que se ha vendido por sexenios como los detonantes agrícolas y turísticos para el norte, centro y sur del estado. Mientras no se liberen los recursos, no hay mucho de qué presumir.

La lucha anticorrupción

Ya son varias voces las que cuestionan el aparato que se formó para la lucha anticorrupción en el Estado, porque se ven nulos resultados en el combate a las corruptelas.
Primero fue Edna Fong, presidenta de la Coparmex, quien criticó que los integrantes del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción no den la cara a la sociedad, exigiendo a los integrantes del órgano colegiado “dar resultados”.
En respuesta, no muy afortunada por cierto, el presidente del Comité de Participación Ciudadana y a la vez coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción, Francisco Mojica López, declaró que la Coparmex no representa a la sociedad civil organizada, sólo muestra el interés de los agremiados.
La respuesta de Mojica López a Coparmex propició un desplegado de 12 cámaras, colectivos y asociaciones civiles, apoyando la denuncia del Centro Empresarial por la falta de resultados concretos de este sistema, a un año de la conformación de su órgano rector.
Y ayer fue la presidenta del Frente Cívico Sinaloense, Mercedes Murillo Monge, quien de plano dijo que en Sinaloa la lucha anticorrupción se hizo teórica, de papel
Y subrayó que observa una desconexión de los órganos que se han creado para enfrentar la corrupción con la sociedad civil.
Algo habrá de cierto cuando tantas voces exigen hechos una verdadera lucha contra la corrupción.

Vestidos y 
alborotados

El Gobernador Quirino Ordaz Coppel todavía tiene en la lona al Instituto Sinaloense de Cultura, pero eso sí, el Julión Álvarez suene y suene en el Palacio de Gobierno el 31 de mayo, el Mandatario estatal no se quedó con la espinita que tenía clavada desde el 2017 cuando tuvo que cancelar su presentación para el Grito de Independencia.
Resulta que ahora no se trata de proveedores sino de fotoperiodistas a los que el ISIC tiene sin pagarles. El año pasado, el Instituto lanzó una convocatoria para la primera Bienal de Fotoperiodismo en Sinaloa, cuya premiación estaba programada para el 15 de noviembre al igual que la inauguración de la exposición compuesta por las 32 mejores fotografías de los participantes, además de las de los ganadores... ¡pues no!
Así, sin explicación alguna primero les cambiaron la fecha para el primer semestre del 2019, y ya casi llegando la fecha, anuncia el ISIC que siempre no, que mejor hasta el octubre porque todavía no hay dinero, aunque ese concurso ya estaba presupuestado.
Aparte de todo ni siquiera les ha pagado a los ganadores, todo por la crisis. 

El grillero que se viene

Siempre que se toma algún tópico de la UAS se suelta una verdadera granizada de grillos, aunque el tema no es nuevo despertó de nuevo ataques y dimes y diretes. 
Resulta que en el Congreso del Estado dos diputados de Morena, Pedro Villegas Lobo y Beatriz Adriana Zárate, se lanzaron a “descongelar” las iniciativas de reformas a la Ley Orgánica de la Universidad.
Los legisladores pertenecientes a la mayoría en el Congreso local denunciaron que la máxima casa de estudios “está secuestrada” por un grupo político, para sus intereses y no para los de la comunidad universitaria.
No lo hubieran hecho porque ya andan solicitando hasta juicio político contra ellos, al menos el SUNTUAS ya quiere irse contra los legisladores dizque por violar la autonomía de la Casa Rosalina.
Recordemos que la postura de los diputados es resultado de actuar como “observadores” en el proceso interno que se realiza en el sindicato de trabajadores administrativos y lo que vieron no les gustó.
Según Lobo y Zárate fueron testigos de un proceso antidemocrático, a puertas cerradas, diseñado previamente para que gane el mismo grupo político.
O sea para que no cambien nada las cosas en la UAS.
Para los uaseños, reformar la Ley Orgánica, si es que se quiere hacer, le compete al Consejo Universitario y no al Poder Legislativo, por lo que sería una intromisión y por lo tanto atentaría contra la autonomía universitaria.
Cuando se trata del poder y del cheque nadie quiere aflojar.

Tecnología contra 
el Ayuntamiento

El Alcalde de Culiacán Jesús Estrada Ferreiro, reveló que detectaron un software especial para aumentar sueldos y cubrir y borrar automáticamente la información, dice que hay muchos que están ganando hasta 60 mil pesos, sí, de buenas a primeras ganaban unos 20 mil y de pronto, !zaz¡ para el siguiente mes ya ganaban más de 50 mil, sin ninguna justificación, para cuando se dieron cuenta los empleados “gold” ya se habían echado varias quincenas.
La capacidad de corrupción de nuestros gobernantes no deja de sorprendernos.

También de este autor..
17-09-2019
17-09-2019
16-09-2019
16-09-2019

Oportunidades