Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Cuentos chinos...en el Congreso Malecón de Mazatlán

El Centinela
24/04/2019 | 04:05 AM
Todo apunta a que el anunciado espionaje en el Congreso del Estado resultó... un “cuento chino”.
 
Para no darle las “contras” al petista Mario Rafael González Sánchez, el cuerpo administrativo de la cámara, que encabeza José Antonio Ríos Rojo, ordenó una revisión de cada una de las 40 oficinas donde despachan las y los legisladores.
 
Bueno, 39, porque sólo faltó de auscultar la del priista Faustino Hernández Álvarez, a quien hasta chistoretes se le escucharon cuando el tema saltó a la palestra, con más dosis de invención que de realidad.
 
Resulta que alguien le metió al “Capi”, como se le conoce al ex policía, la idea de que en su oficina había interrupción de señales, y que sus conversaciones eran monitoreadas.
 
Incluso González Sánchez llegó a sostener que, en los muros del Congreso, de tabla roca, había “dispositivos espías”, ocultos.
 
Y para ponerle más “emoción” al cuento conjeturó que estos aparatos metiches habían estado desactivados, y que en esta Legislatura se pusieron a funcionar de vuelta.
 
Ayer, José Antonio Ríos Rojo, Secretario General, dijo una decena de veces que por más que buscaron y buscaron, no encontraron nada. Ni pruebas, menos indicio alguno de espionaje en los cubículos de los representantes populares.
 
No fueron pocos los legisladores que se carcajearon de este relato, incluso hasta bromas se lanzaban.
 
Para nadie es un secreto que el espionaje es una práctica vieja en el sistema político, la cual se viene realizando de una manera sofisticada, y para ahí está el software Pegasus, que se instaló en políticos de oposición, periodistas y activistas, lo cual se detectó en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.
 
Pero lo que expuso el “Capi” fue tan, tan inverosímil, que desde el 9 de abril la historia ya sonaba como terminó: un cuento chino.
 
 
Que no habrá 
‘chingazos’
 
“Como veo doy”, dicen en el popular juego de cartas, pues así fue la respuesta de los morenistas a los tantos señalamientos del PRI sobre la agenda de la mayoría en la 63 Legislatura.
 
Recordemos que los priistas han criticado fuertemente a los morenos por su propuesta de agenda que incluye acotar el poder de maniobras que tiene actualmente el  Ejecutivo estatal, que está en manos de Quirino Ordaz Coppel.
 
Sergio Jacobo Gutiérrez, líder de la fracción, aseguró que hay una “obsesión enfermiza” de los morenistas contra el Gobernador.
 
Incluso, su compañero de fracción, Faustino Hernández Álvarez, advirtió que habría “chingazos” otra vez, en referencia a la confrontación suscitada por el tema de las cuotas ejidales que hizo tronar la sesión un par de veces.
 
Fue el Diputado de Morena, José Rosario Romero López, quien les respondió en el mismo tono, o sea fuerte.
 
Dijo que no es ninguna obsesión enfermiza, simple y llanamente es una división de poderes.
Aseguró que buscan que el Gobernador no tenga al Congreso como una “oficialía de partes”, como ya no lo tiene desde el primero de octubre del año pasado, lo que seguramente explica la nostalgia del poder perdido.
 
Y a Faustino le respondió que no se rebajarán a los pleitos callejeros. 
 
“Tampoco, Diputado Faustino, vamos a llegar otra vez a los chingazos como usted lo dice, no sólo porque no hubo una primera y porque creemos que no va a ser necesario que nos rebajemos al pleito callejero, al que personalmente usted nos ha querido llevar”, le respondió.
 
Faustino ni tardo ni perezoso se concretó a decirle que el pleito lo empezó el morenista, y que él se va a defender cuando sea necesario, como si fueran alumnos de alguna secundaria.
Así que ni se emocione, no va a presenciar una sesión de lucha libre en el Congreso local.
 
 
‘Estrellita’ para Sinaloa
 
Y el que debe andar feliz y con una sonrisota es el Gobernador Quirino Ordaz Coppel con el “espaldarazo” que le dan las cifras del Semáforo Delictivo en materia de seguridad, sobre todo en el delito de los homicidios.
 
Y es que considerado el trimestre más violento en la historia a nivel nacional, en los primeros tres meses de este año los homicidios suman 7 mil 242 casos con, 8 mil 493 víctimas, lo cual representa un incremento del 10 por ciento comparado contra los mismos meses del año pasado, sin embargo, Sinaloa presenta una baja del 18 por ciento en los asesinatos.
 
No es chiste de Pascua, lector, no, así lo dice el informe del organismo que mide la inseguridad en todos los estados del país.
 
Aunque la tendencia a nivel nacional es el aumento en los homicidios, que de acuerdo a Santiago Roel, titular del Semáforo, indica que este 2019 puede llegar a ser el más violento de toda la historia, sí se mencionó a Sinaloa como un estado donde la estrategia está funcionando.
 
“Sinaloa ha dado un gran ejemplo al organizarse e involucrar a las autoridades en el trabajo de inteligencia preventiva; ambos, comunidad y autoridad, han logrado meter a su estado a los verdes (colores del semáforo). El homicidio, incluso, ha bajado un 18 por ciento”, comentó Roel.
 
Y no solo eso, cuando se habla en el informe del costo de la violencia por cada mexicano, que ahorita alcanza los 41 mil pesos anuales, Roel invitó a los estados, a las cámaras empresariales, organizaciones civiles y a las autoridades a utilizar la metodología del Semáforo Delictivo, con la cual se han podido reducir radicalmente los índices delictivos en algunos estados como Sinaloa, Sonora y Nuevo León.
 
¿Qué tal?... que se tenga la percepción de mucha violencia es otro boleto.
 
 
Reunión con 
los militares
 
Este miércoles se realizará en la Tercera Región Militar, en Mazatlán, una reunión en materia de seguridad de carácter privado.
 
El motivo es simple: de enero a marzo, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el primer trimestre del año ha sido el más violento de la historia reciente en el País.
 

 

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, fiel a su costumbre, responsabiliza a los gobiernos pasados, pero ya comenzó a jalar las riendas en busca de reducir la violencia.
También de este autor..

Oportunidades