Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Gerardo Vargas toca puertas en el PAN. Buscó un encuentro con Marko Cortés Observatorio

Alejandro Sicairos
14/08/2019 | 04:00 AM

alexsicairos@hotmail.com

 

Sin pretender que se hiciera del conocimiento público, Gerardo Vargas Landeros intentó entrevistarse en la Ciudad de México con Marko Antonio Cortés Mendoza, dirigente del Partido Acción Nacional, para plantearse como quien posee el mayor capital político en Sinaloa y adjudicándose el apoyo de Elba Esther Gordillo, del Partido Sinaloense, de la mitad del panismo estatal, del Movimiento Ciudadano y de otras corrientes electorales locales. Con él como candidato, les dijo, sería fácil ganar la Gubernatura el 4 de julio de 2021.

La solicitud para que lo recibiera el líder nacional panista la planteó una vez que Juan Carlos Estrada Vega ganó la elección interna que lo convirtió en el nuevo presidente del Comité Directivo Estatal del PAN. Tras ser derrotado Adolfo Rojo Montoya, el candidato que apoyó Gerardo Vargas, el ex secretario de Gobierno buscó abrirse otras puertas en la cúpula del partido albiazul.

No lo recibió Marko Cortés pero sí otro integrante del Comité Ejecutivo Nacional. Vargas expuso a sus anchas el proyecto político que encabeza y grosso modo lo vislumbró así: el fracaso de los alcaldes del Movimiento Regeneración Nacional en los tres municipios de Sinaloa que más votos generan (Culiacán, Mazatlán y Ahome) hace inviable que Morena gane la próxima elección de Gobernador y el Partido Revolucionario Institucional está disperso, golpeado, desprestigiado y sin candidato viable.

Entonces, calculó, el PAN se fortalecería como fuerza comicial emergente, igual que en 2010 halló las condiciones para acceder al gobierno estatal con Mario López Valdez, si él como candidato encabeza la oferta política con los priistas adheridos al trébol de cuatro hojas, los pasistas que se sumarían en alianza, el empuje de Redes Sociales Progresistas y la chiquillada política que quedó desparramada aquí tras la elección de julio de 2018.

En efecto, el ex funcionario malovista busca repetir la hazaña electoral que hace nueve años se fraguó con base a la traición al PRI. Sin evidencia de que haya renunciado al partido tricolor o que fuera expulsado de estas siglas, se mantendrá como priista hasta el momento de la definición, pero construyendo la ruta de evacuación ante el muy posible escenario en el que tenga que irse formalmente porque no lo tomen en cuenta para la sucesión 2021.

Cuando a Gerardo Vargas le notificaron en 2016 que él no sería el candidato del PRI a Gobernador, pues un poderoso bloque empresarial decidió a favor de Quirino Ordaz Coppel, le aconsejaron que se esperara al 2021 porque habría mejores condiciones para cristalizar la aspiración. Juan Millán, a quien le correspondió darle la mala noticia, le dijo que la paciencia es el principal atributo de la política pues los tiempos llegan por sí solos, no se violentan.

¿Se acerca el tiempo de Gerardo Vargas? Dígase lo que se diga es el único malovista sobre el que no existe carpeta de investigación abierta por delitos cometidos en el pasado. Es el propietario en Sinaloa del espantapájaros político llamado Elba Esther Gordillo, la lideresa magisterial a la cual muchos personajes o grupos de poder se le cuadran, más por miedo a enfrentársele que por el respeto que le pudieran tener. Lo de la adhesión del Partido Sinaloense, Movimiento Ciudadano y los residuos del perredismo habrá que demostrarlo, así como analizar si tales actores y factores, cuyo apoyo da por hecho, le pudiesen jugar en contra.

Sin embargo, hay que ver que las circunstancias son diametralmente opuestas a las que regían en 2010. En aquel tiempo Malova le llevó a Felipe Calderón Hinojosa un expediente de guerra sucia contra Jesús Vizcarra Calderón, el priista que le disputó la Gubernatura, y en dicha carpeta el entonces Presidente vio la oportunidad de que el PAN ocupara la titularidad del Poder Ejecutivo Estatal.

¿Y qué ofrece hoy Gerardo Vargas? Solo le llevó a Marko Cortés la volátil posibilidad de que RSP, PAS, el movimiento naranja y la corriente del trébol se unan para que junto al PAN ser postulado en aquello que el mochitense presenta como una fuerza electoral invencible, casi equivalente a aquellas épocas en que el PRI sabía ganadas las votaciones mucho antes de decidir a quién postulaba a cargos de elección popular.

El dirigente nacional panista ya tiene en sus manos la propuesta de Gerardo Vargas, aunque la recibiera a través de terceros. Sabe bien Marko Cortés que quien fuera el hombre más fuerte de Malova vio caer a Adolfo Rojo como su operador en Sinaloa y que construye sin intermediarios los mecanismos para seducir a Acción Nacional, como en aquella efímera luna de miel donde López Valdez se acostó unas horas con el PAN y al día siguiente regresó al lecho priista.

 

Reverso
Marco conoció muy cortés,
La quimera transexenal de Vargas,
Y para no darle penas amargas,
Ofreció llamarle después.

 

Vacaciones conciliadoras
En receso, la vida legislativa es menos complicada. Se está tejiendo un acuerdo entre la bancada de Morena en el Congreso del Estado y el gobierno de Quirino Ordaz Coppel para que la primera cuenta pública de la administración quirinista llegue a una solución intermedia donde se reconozca gran parte del dictamen aprobatorio que realizó la Auditoría Superior del Estado y en aquello que de plano existan criterios irreconciliables se proceda a solventar de manera inmediata. Y sí, en esto trabajan sin estar peleados el equipo del Gobernador y el grupo parlamentario morenista, con miras a que sea aprobado el balance contable administrativo correspondiente a 2017. A los diputados les faltaba descanso, parece ser.

También de este autor..

Oportunidades