Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Imagina Editorial

Editorial
06/12/2018 | 04:00 AM
Imagina a toda la gente viviendo su vida en paz. Un ideal fácil de expresar pero difícil de hacer realidad, por lo menos por lo que hoy en día se ve.
 
John Lennon fue asesinado en Nueva York el 8 de diciembre de 1980. Este sábado se cumplirán 38 años de que David Chapman le quitó la vida con cinco disparos por la espalda, ¿qué tanto hemos avanzado para alcanzar la paz? ¿Ya imaginamos la vida en ella?
 
Sólo para hablar del caso mexicano. En este país nos matamos más. El 2018 cerrará como el año más violento del que haya registro. De acuerdo con un análisis de Animal Político sobre la estadística de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en este año que está por terminar al menos 95 mujeres y hombres son asesinados cada día, es decir, un promedio de casi cuatro víctimas por hora. Sin hablar de las desapariciones y desplazamiento forzado, secuestro o robos violentos.
 
Ahora bien, si nos vamos al otro extremo, a un terreno más próximo, ¿qué tan bien hemos aprendido a dirimir nuestros conflictos entre vecinos? ¿Qué tanto hemos avanzado en eso que se llama justicia cotidiana, es decir, conflictos familiares, civiles o mercantiles que suelen derivar en problemas por una ineficiente mediación de las instituciones de justicia?
 
¿Qué tanto hemos tomado conciencia del respeto al otro, al que piensa distinto, al que viene conduciendo, al peatón, a los espacios para personas con capacidades diferentes?
 
¿Qué tanto hemos aprendido a comunicarnos, a abrirnos, a decir lo que sentimos a nuestros seres queridos?
 
¿Qué tanto dialogamos para llegar a un acuerdo, o qué tanto peleamos para imponernos?
 
Imaginar que podemos vivir en paz es un buen comienzo. La violencia macro o próxima no son opción. Nadie gana.
 
Imaginemos.
También de este autor..
12-12-2018
10-12-2018
07-12-2018

Oportunidades